Francia modifica reglas del desempleo parcial frente a la Covid-19

0
400

París, Francia, a 1 de junio del 2020.- Las empresas francesas del sector privado deberán a partir de hoy asumir un 15 por ciento del pago a sus trabajadores acogidos al desempleo parcial, mecanismo activado para enfrentar la crisis de la Covid-19.

La decisión gubernamental busca estimular el regreso a la actividad económica del país, que entró hoy en la cuarta semana del desconfinamiento, el cual sigue a 55 días de cuarentena para frenar la pandemia, una etapa que condujo a la recesión y a una caída del Producto Interno Bruto sin precedentes.

Hasta ahora, el Estado asumía la totalidad del monto cobrado, al menos el 70 por ciento del salario bruto, por los más de 12 millones de franceses incorporados al desempleo parcial, iniciativa destinada a evitar la pérdida masiva de puestos.

Los cambios incluyen también a los padres obligados a acogerse al mecanismo para cuidar a sus hijos ante el cierre de las escuelas por la pandemia, y desde mañana tendrán que demostrar mediante un certificado que los centros docentes no pueden recibirlos.

Otra novedad relacionada con la desocupación parcial es la posibilidad del empleador de reducir las horas de trabajo y la remuneración de los asalariados, sujeto a un acuerdo entre la gerencia y los actores sociales y al mantenimiento total del empleo con ayuda financiera del Estado.

Este dispositivo permitirá ajustar la capacidad de producción a la demanda, sobre todo, en sectores muy golpeados por la crisis derivada de la Covid-19, como la aeronáutica y el automotor.

Por su parte, las áreas de la economía que sigan sin regresar a su actividad a partir de ahora, entre ellas el turismo, la cultura y la restauración, continuarán beneficiadas por las reglas previas del desempleo parcial.

También este lunes, entraron en vigor los bonos anunciados la semana pasada por el presidente Emmanuel Macron para rescatar el sector automotor, en particular primas dirigidas a estimular la compra de vehículos eléctricos e híbridos, tanto por personas como por empresas.

El plan del gobierno encontró un rápido rechazo en sindicatos y fuerzas progresistas de la sociedad, que advirtieron que los automóviles eléctricos son más caros y necesitan menos trabajadores para su fabricación.

Fuente: Prensa Latina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí