Economía global se contraiga en tres por ciento en 2020 por COVID-19, proyecta FMI

El organismo estima desplome del 6.6% en economía mexicana La economista en jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath, habla en una conferencia de prensa virtual, en Washington D.C., Estados Unidos, el 14 de abril de 2020. (Xinhua/Liu Jie)

0
542

Washington, Estados Unidos, a 14 de abril del 2020.- La economía global se encamina hacia una considerable contracción de 3 por ciento en 2020 como resultado de la pandemia de la COVID-19, mucho peor que durante la crisis financiera de 2008-2009, de acuerdo con las Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) dadas a conocer hoy por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mundo ha cambiado dramáticamente en los últimos tres meses desde nuestra última actualización de las WEO en enero, dijo la economista en jefe del FMI, Gita Gopinath, en una conferencia de prensa virtual, e indicó que la proyección más reciente es 6.3 puntos porcentuales inferior a la estimación previa.

“Mientras los países implementan las medidas de contención necesarias para controlar la pandemia, el mundo ha sido sometido a una gran cuarentena”, dijo Gopinath. “La magnitud y velocidad de la caída en la actividad derivadas de esto no se parecen a nada que hayamos experimentado en nuestra vida”.

Además, muchos países enfrentan múltiples desafíos, incluyendo crisis de salud, crisis financieras y un desplome en el precio de los productos, todo lo cual “interactúa de forma compleja”, dijo.

Aunque señaló que los encargados de la elaboración de políticas están respondiendo de una manera “sin precedentes” ayudando a familias, empresas y mercados financieros, la economista señaló que aún existe una “considerable incertidumbre con respecto a cómo será el panorama económico cuando salgamos de este confinamiento”.

Tras calificarla como la más profunda recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930, Gopinath señaló que la pérdida de producción global acumulada a lo largo de 2020 y 2021 podría ascender a un total de nueve billones de dólares, cifra mayor que las economías de Japón y Alemania combinadas.

Si la pandemia desaparece en la segunda mitad de 2020 y las acciones de política emprendidas en todo el mundo son efectivas para evitar la quiebra generalizada de empresas y una amplia pérdida de empleos, “proyectamos un crecimiento mundial en 2021 de 5.8 por ciento”, dijo, y enfatizó que la recuperación sólo será “parcial”.

Las WEO más recientes indican que las economías avanzadas registrarán una reducción significativa de 6.1 por ciento en 2020 y que los mercados emergentes y las economías en desarrollo, que típicamente tienen niveles de crecimiento muy por arriba de las economías avanzadas, tendrán una reducción de 1,0 por ciento.

Tras señalar que este es un escenario de base, la economista dijo que en un escenario más adverso, el producto interno bruto (PIB) mundial podría caer aún más, otro tres por ciento en 2020, si la pandemia no retrocede en la segunda mitad del año.

Aplanar la curva de propagación de la COVID-19 por medio de confinamientos permite a los sistemas de salud hacer frente a la enfermedad, lo cual después permite reanudar la actividad económica, dijo, y exhortó a los países a seguir gastando generosamente en sus sistemas de salud, realizando pruebas generalizadas y absteniéndose de imponer restricciones comerciales a los suministros médicos.

En respuesta a un pregunta de Xinhua, Gopinath dijo que este no es momento de restringir el comercio de suministros médicos y equipos esenciales en el mundo, y que “es muy importante que esto no se convierta en un elemento con el que demos marcha atrás a todos los beneficios que hemos obtenido de la globalización”.

“El mundo necesita una recuperación saludable. Necesita una recuperación fuerte. Y esto no ocurrirá si el mundo se desglobaliza porque esto reduciría severamente la productividad en el mundo. Y esto es lo último que queremos en este momento”, dijo.

ENGTON-FMI-ECONOMIA GLOBAL-PERSPECTIVAS

Imagen del 13 de abril de 2020 de un hombre cruzando una calle bajo la lluvia cerca de la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI), en Washington D.C., Estados Unidos. La economía global se encamina hacia una considerable contracción de 3 por ciento en 2020 como resultado de la pandemia de la COVID-19, mucho peor que durante la crisis financiera de 2008-2009, de acuerdo con las Perspectivas de la Economía del FMI, dadas a conocer el martes. (Xinhua/Liu Jie)

FMI estima desplome de 6.6% en economía mexicana

Tres meses después de estimar que la economía de México crecería uno por ciento durante 2020, el Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó sus pronósticos a la luz del encierro masivo que ha impuesto la pandemia de Covid-19 en el mundo. Se estima una contracción de 6.6 por ciento, la más profunda de las últimas décadas.

Mientras se pronostica que el próximo año México recupere impulso, con un crecimiento de 3 por ciento, para 2020 se calcula que el desempleo pase de 3.3 por ciento de la población económicamente activa a 5.3 al cierre; que la inflación baje a 2.7 por ciento y que el saldo de la cuenta corriente del país alcance un déficit de 3.7 por ciento del producto interno bruto (PIB).

Para la economía mundial el organismo estima una contracción de 3 por ciento. Debido a que apenas en enero pasado se proyectaba un crecimiento positivo de 3.3 por ciento, el derrumbe en la estimación y en un periodo tan breve es histórico.

“Esta es una verdadera crisis mundial, ya que ningún país está a salvo”, avisó Gita Gopinath, directora del departamento de investigación del FMI, al presentar las Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por su sigla en inglés). Bajo dichos estimados, la recesión de 2020 será la peor desde la Gran Depresión de los años 30, explicó.

Para Estados Unidos, el FMI vaticina una contracción de 5.9 por ciento, para la Unión Europea de 7.5 por ciento –al interior de ésta, un derrumbe de 9.1 por ciento en Italia y de 8 por ciento en España–, mientras las dos únicas economías que no se prevé terminen en números rojos el año son China e India, con crecimientos de 1.2 y 1.9 por ciento, respectivamente.

Aún con ello, la caída de 3 por ciento en la economía mundial es el mejor escenario contemplado por el FMI. Si el contagio masivo de la enfermedad no cede luego de julio, las previsiones podrían hundirse hasta una contracción de 6 por ciento, detalla el informe.

“Asumiendo que la pandemia se desvanece en la segunda mitad de 2020 y que las acciones políticas tomadas en todo el mundo son efectivas para prevenir quiebras generalizadas de empresas, pérdidas masivas de empleo y tensiones financieras en todo el sistema, proyectamos que el crecimiento global pueda recuperar en 2021 a 5.8 por ciento”, amplió Gopinath.

La recuperación es sólo parcial. Un aproximado de 9 billones de dólares –monto mayor al valor de las economías de Japón y Alemania combinadas– es el cálculo de la pérdidas entre 2020 y 2021 para la economía mundial.

En ese sentido, y bajo la advertencia de que economías avanzadas, emergentes y en desarrollo están en recesión, el FMI detalló que los estímulos fiscales decretados en varios países apoyarán a navegar la crisis, pero también se necesita un alivio de la deuda con moratoria en pagos y reestructuración en países que lo requieran.

En conferencia de prensa, Gopinath subrayó que por el momento no se tiene contemplado que el periodo actual rebase la crisis de los 30, cuando se estima que la economía de grandes economías se redujo en 16 por ciento. En el caso de México, estudios calculan una contracción de 17.6 entre 1929 y 1933.

Por el momento, las proyecciones del FMI están lejos de ese escenario, pero “la incertidumbre es enorme (…) Esta crisis es un choque exógeno, verdaderamente exógeno, y exige que los países realicen los gastos necesarios en salud”, declaró.

Sin responder preguntas sobre México, declaró que en Estados Unidos es poco probable que al final de 2020 se recupere. “Esta es una recesión profunda y están de por medio temas de solvencia y el aumento dramático en el desempleo. Esto tiene secuelas”, subrayó.

Reconoció el acuerdo alcanzado por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y productores independientes, que el domingo acordaron reducir en 9.7 millones de barriles de crudo al día la producción mundial. No obstante, el FMI no espera una recuperación en los precios de la materia. Para este y el siguiente año se estima que promedie en 35 dólares por barril y que en 2022 alcance los 45 dólares.

Con información de Xinhua y La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí