África: la última frontera en TLC para Chile

0
45

Hace algunos días, se dio inicio al Tratado de libre comercio Continental Africano, conocido como AfCFTA, en donde 23 países eliminarán los aranceles al 90 % de los productos, lo que busca incrementar el comercio en esa zona geográfica. Este acuerdo abarca un mercado de 1.200 millones de consumidores y a un PIB agregado equivalente a lo producido por Argentina, Brasil, Chile y México.

Chile no tienen ningún acuerdo de libre comercio con algún país africano y nuestro comercio con esa zona del planeta es ínfimo. En el 2018, exportamos US$353 millones, equivalentes al 0,5%, en donde nuestro principal destino es Sudáfrica con US$ 136 millones, principalmente nitrato y cloruro de sodio, sin que existan envíos de frutas, vinos u otros productos estrella chilenos. Las importaciones desde África fueron US$ 323 millones, donde también se destaca Sudáfrica, con productos como sulfato de cobalto. En suma, nuestro comercio con ellos es mínimo y concentrado en muy pocos productos.

Más sobre Correos de los lectores

Sudáfrica tiene acuerdos de libre comercio con EFTA, Unión Europea y Mercosur, lo que nos deja en clara desventaja ya que el vino chileno debe pagar un arancel de 25% para entrar, mientras que el vino español o francés lo hace en condiciones mucho más ventajosas, por lo cual debemos considerar avanzar en el desarrollo de un TLC con la AfCFTA o a lo menos con ese país. Chile tiene TLC con las Américas, gran parte de Europa, Asia y Oceanía, por lo cual África es nuestra última frontera, existiendo a partir del AfCFTA una oportunidad que no podemos dejar pasar.

Tomás Flores

Director Centro de Investigaciones Institucionales

Universidad Bernardo O´Higgins y

Ex subsecretario de Economía

Artículo anteriorAgrupación de Mujeres de Oposición rechaza aprobación de TPP-11
Artículo siguienteWall Street cae por tensión geopolítica
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí