General Motors reanuda operaciones bajo estrictos protocolos para proteger a sus empleados

0
39

Ciudad de México, a 21 de mayo del 2020.- Hoy por la tarde reanudaron operaciones las plantas de motores y transmisiones de los complejos de Ramos Arizpe, Coahuila; y Silao, Guanajuato de General Motors de México (GM), adoptando un enfoque gradual y robustos protocolos de salud y seguridad para salvaguardar la integridad de todos sus empleados.

En cuanto a las plantas de ensamble, ubicadas dentro de los complejos de Ramos Arizpe y Silao, tentativamente podría reiniciar actividades a partir este viernes 22 de mayo, dependiendo del estatus de sus proveedores. Los complejos de manufactura de GM en Toluca, Estado de México y San Luis Potosí, por su parte, aún está por determinarse la fecha de reinicio de operaciones.

En entrevista telefónica con Teresa Cid, directora de comunicación y relaciones públicas de General Motors de México, explicó que en apego a las disposiciones gubernamentales recientemente publicadas por el Gobierno Federal (donde se contempla la fabricación de equipo de transporte como actividad esencial), y habiendo completado la Autoevaluación de Seguridad Sanitaria con resultado de cumplimiento aprobatorio por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) emitido el día de hoy, las plantas de motores y transmisiones reiniciaron este día operaciones de forma paulatina, programada y segura.

“Todos los empleados de GM de México estamos muy entusiasmados por el reinicio de operaciones, y desde hace tiempo nos hemos preparado para este momento, manteniendo siempre como principio fundamental la seguridad y bienestar de todos nuestros colaboradores, proveedores y clientes”, comentó la directora.

De acuerdo Teresa Cid, desde que comenzó la pandemia del COVID-19, GM ha venido desarrollando guías de entrenamiento, nuevos y robustos protocolos de seguridad, incluso desde mucho antes de que el IMSS diera a conocer sus lineamientos, con el claro objetivo de que al reanudar sus actividades productivas se ofrezca la máximo cuidado en la salud y seguridad de sus trabajadores.

Para poder tener un regreso a operaciones seguro, GM de México ha implementado un robusto protocolo de seguridad sanitaria, de acuerdo a las acciones que la empresa ha tomando a nivel global y alineados con las recomendaciones de organismos y autoridades como: la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Secretaria de Salud, el IMSS y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

“Para General Motors la seguridad la máxima prioridad, esa es la piedra angular de nuestra filosofía; al grado que el 16 de marzo se decidió que las oficinas centrales, el Centro de Ingeniería y todo el personal no relacionado con la manufactura suspendieran actividades y realizaran home office. Una semana más tarde, fueron los complejos de manufactura, y para el 30 de marzo ya teníamos totalmente suspendidas todas nuestras operaciones, esto antes de que el gobierno diera la instrucción oficialmente.

Desde ese momento comenzamos a tomar en cuenta todas las acciones que estaba llevando a cabo General Motors a nivel mundial, y aprendiendo de las experiencias que la empresa ya había vivido primero en China y después en Estados Unidos, donde se desarrollaron una serie de acciones y protocolos muy robustos para crear una guía cómo debemos actuar, donde se analiza punto por punto, todos los aspectos fundamentales a cuidar y tomar en cuenta para un regreso seguro a las actividades laborales” destacó la directiva.

Tras casi dos meses de haber suspendido operaciones, la firma estadunidense ha creado guías especiales para sus empleados sobre los protocolos que deberán seguir, además de la impartición de capacitaciones diversas para garantizar que todos cuenten con el mismo nivel de información y asegurar un regreso a las actividades de manera ordenada y segura.

Esta información será compartida con los proveedores y las visitas que lleguen a los complejos de manufactura. La empresa cuenta con un Comité Interno de Verificación y Vigilancia, encargado de garantizar el cumplimiento y revisar periódicamente el protocolo mencionado.

Algunas medidas contempladas en los nuevos lineamientos de GM son: protocolos de salud aplicados, como el flujo de personas controlado en los accesos, monitoreo de temperatura, un cuestionario profundo sobre COVID-19, uso y suministro de equipo de protección personal (cubrebocas y lentes de seguridad), difusión constante de medidas de prevención de contagios, sanitización permanente de estaciones de trabajo y áreas comunes, abastecimiento de suministros de sanitización e higiene (gel antibacterial, toallas desinfectantes, etc.), aplicación de medidas de distanciamiento físico, gestión adecuada de sistemas de ventilación, procedimientos para manejo de posibles casos, protocolos de prevención en el transporte de personal, entre otras acciones.

Asimismo, en la medida de lo posible se han dividido los espacios para respetar la sana distancia de 2 metros en la entrada, en las filas de los bancos en el interior de las instalaciones de la empresa, mientras que en los comedores, se han adaptado acrílicos entre comensal y comensal, además de la reducción el número de personas simultáneas al interior.

En el transporte para el personal se tomará la temperatura antes de abordar la unidad, será obligatorio el uso de gogles y cubrebocas; se pedirá que conforme aborden el vehículo se llenen primero los asientos de las ventanas, y luego los pasillos. El transporte será desinfectado con líquidos profesionales por el proveedor que ofrece el servicio, entre otras muchas medidas.

Fuente: La Jornada

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here