Flujo de migrantes a fronteriza Ciudad Juárez baja por más control migratorio de México

ESPECIAL de Xinhua: Integrantes de la Guardia Nacional vigilan cerca de la frontera con Estados Unidos, en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México, el 12 de septiembre de 2019. La llegada de migrantes a la fronteriza Ciudad Juárez en busca de entrar a Estados Unidos bajó a medida que México estableció un mayor control migratorio, expresó el coordinador del Consejo Estatal de Población de Chihuahua, Enrique Valenzuela. Ubicada en el desierto del norte mexicano, la ciudad perteneciente al estado de Chihuahua y colindante con El Paso, Texas, se convirtió en 2019 en un destino para migrantes en su mayoría centroamericanos y caribeños que atraviesan el país rumbo a la frontera común con Estados Unidos. (Xinhua/Francisco Cañedo)

0
69

Nota de la redacción: A decir del controvertido diputado federal, Porfirio Muñoz Ledo, “la migración beneficia a las naciones”, porque, afirma que las personas deben ir a donde tengan mejores oportunidades, según lo publicado por El Barlovento, el pasado 19 de agosto. Por su parte, la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena Ibarra, el 20 de mayo del presente año ante el presidente Andrés Manuel López Obrador, en Palacio Nacional, afirmó: las remesas enviadas por los migrantes, son el 10% de lo que ganan. Si los migrantes mexicanos enviaron en 2018 más de 33 mil millones de dólares, esto representa un beneficio a la nación norteamericana de 330 mil millones de dólares. Luego entonces, recibir migrantes en México no es tan malo como muchos opositores a la medida de López Obrador, suponen. De ahí la importancia del trabajo periodístico que difunde la agencia Xinhua.

Por Luis Brito

Ciudad Juárez, Chihuahua, México a 13 de septiembre del 2019.- La llegada de migrantes a la fronteriza Ciudad Juárez en busca de entrar a Estados Unidos bajó a medida que México estableció un mayor control migratorio, expresó el coordinador del Consejo Estatal de Población (Coespo) de Chihuahua (norte), Enrique Valenzuela.

Ubicada en el desierto del norte mexicano, la ciudad perteneciente al estado de Chihuahua y colindante con El Paso, Texas (EE.UU), se convirtió este año en un destino para migrantes en su mayoría centroamericanos y caribeños que atraviesan el país rumbo a la frontera común con Estados Unidos.

Valenzuela dijo que durante mayo, cuando el flujo tuvo su pico más alto, llegaron a anotarse hasta 300 personas por día en la lista de espera para solicitar asilo en Estados Unidos.

Expuso que la cantidad ha ido bajando y ejemplificó que el martes pasado sólo 11 migrantes se anotaron en esa lista.

México aplicó más medidas de control en sus fronteras y en rutas migrantes a partir del acuerdo al que llegó con Estados Unidos el 7 de junio pasado, negociado luego de que el flujo se disparó y el presidente estadounidense Donald Trump amenazó con cobrar aranceles a los productos mexicanos.

“Esto es lo que disminuyó el ingreso tan elevado que había”, señaló el funcionario del gobierno de Chihuahua encargado de atender la situación migratoria en la ciudad.

Valenzuela despacha en un edificio contiguo al puente internacional Paso del Norte que conecta las dos ciudades por encima del río Bravo, cuya ribera mexicana ahora es vigilada por guardias nacionales para disuadir a los migrantes de cruzar por el cauce.

Los efectivos apostados a lo largo de la orilla, quienes no realizan detenciones, forman parte de los 25.000 elementos que el gobierno mexicano desplegó tras el acuerdo en las fronteras sur y norte del país para apoyar a la agencia migratoria a aplicar la ley.

Esta semana, la cancillería mexicana dijo que el despliegue de la Guardia Nacional y las operaciones contra traficantes han sido medidas significativas para que el flujo de migrantes que llega a la larga frontera con Estados Unidos disminuyera 56 por ciento desde mayo.

Aunque la cantidad de migrantes que arriba a Ciudad Juárez ha bajado en comparación con el primer semestre del año, en la urbe de 1,4 millones de habitantes hay aún miles que siguen esperando su turno para pedir asilo o que Estados Unidos devolvió tras su solicitud.

El coordinador de Coespo estimó que unos 3.000 migrantes anotados en la lista todavía aguardan el llamado de la autoridad migratoria estadounidense, algo que puede tardar por lo menos dos meses.

Por otra parte, Estados Unidos ha devuelto a la ciudad a 14.140 migrantes centroamericanos y de otros países desde finales de marzo para que esperen allí su proceso de asilo ante las cortes estadounidenses, detalló.

Valenzuela explicó que existe información para creer que el 30 por ciento de los migrantes devueltos bajo el llamado Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, en inglés) ha dejado Ciudad Juárez, tras desistir de sus intenciones de seguir con el proceso.

La administración de Trump comenzó en enero la aplicación del protocolo para que migrantes de terceros países esperen su proceso de asilo en México, una medida sin precedente y con la que busca desalentar la migración de centroamericanos a su país.

El funcionario precisó que también saben que muchos migrantes llegan a Ciudad Juárez para cruzar la frontera como indocumentados, un flujo del cual no existe claridad en cuanto al número.

No obstante, explicó que esos migrantes son una población flotante que permanece sólo unos días en la ciudad.

A la par, varias decenas de familias mexicanas han llegado también los últimos días a Ciudad Juárez en busca de pedir asilo en Estados Unidos, haciendo una fila afuera del puente para esperar a que autoridades estadounidenses les permitan ingresar.

Valenzuela dijo que el fenómeno migratorio de este año ha presionado a la ciudad pero aseguró que no se ha convertido en una crisis porque las autoridades se han coordinado, además de que la sociedad ha apoyado.

Alrededor de 2,100 migrantes están alojados en albergues de iglesias y en un refugio abierto por el gobierno mexicano el pasado agosto, mientras que organizaciones civiles y habitantes han estado donando insumos.

“Gracias a todo eso esto no se ha convertido en una crisis y qué bueno que no se ha convertido en una crisis, porque es nuestro trabajo que no se convierta”, agregó el funcionario.

 

Un integrante de la Guardia Nacional vigilan cerca de la frontera con Estados Unidos, en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México, el 12 de septiembre de 2019. La llegada de migrantes a la fronteriza Ciudad Juárez en busca de entrar a Estados Unidos bajó a medida que México estableció un mayor control migratorio, expresó el coordinador del Consejo Estatal de Población de Chihuahua, Enrique Valenzuela. Ubicada en el desierto del norte mexicano, la ciudad perteneciente al estado de Chihuahua y colindante con El Paso, Texas, se convirtió en 2019 en un destino para migrantes en su mayoría centroamericanos y caribeños que atraviesan el país rumbo a la frontera común con Estados Unidos. (Xinhua/Francisco Cañedo)

Imagen tomada con un dron del muro fronterizo entre México y Estados Unidos, en Ciudad Juárez, estado de Chihuahua, México, el 12 de septiembre de 2019. La llegada de migrantes a la fronteriza Ciudad Juárez en busca de entrar a Estados Unidos bajó a medida que México estableció un mayor control migratorio, expresó el coordinador del Consejo Estatal de Población de Chihuahua, Enrique Valenzuela. Ubicada en el desierto del norte mexicano, la ciudad perteneciente al estado de Chihuahua y colindante con El Paso, Texas, se convirtió en 2019 en un destino para migrantes en su mayoría centroamericanos y caribeños que atraviesan el país rumbo a la frontera común con Estados Unidos.

Artículo anteriorMexicanos en EU celebrarán las fiestas patrias con 117 eventos el 15 de septiembre
Artículo siguienteNingún indígena firmó el acta de Independencia de México
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí