Con Simulación de Inversión Externa Neutra, se llevan 80% de flujos de capital

Los mexicanos sólo se quedan con 10 o a veces 20 por ciento de las ganancias La SE permite al capital extranjero hasta un 99.9% del capital social Abanderamiento de embarcaciones bajo el arrendamiento financiero

0
121

Por Raúl Hernández Rivera

Ciudad de México, a 10 de septiembre del 2020 (elbarlovento.com.mx).- Lejos de los medios de comunicación y oculta en la Ley de Inversión Extranjera, se encuentra la inversión neutra, un mecanismo que permite la participación de capital extranjero en sociedades mexicanas o fideicomisos dedicados a actividades estratégicas tales como la operación y navegación de embarcaciones en cabotaje, o empresas de radio comunicación pública.

Curiosamente, la inversión neutra no se registra como extranjera o mexicana, lo que la convierte en “una inversión sin nacionalidad”. Esto ha propiciado un abuso en el uso de esta figura, especialmente en sectores como el de la navegación.

Hay muchas facilidades para la contratación de embarcaciones de empresas extranjeras y que operan con bandera nacional de manera simulada. Una práctica descapitalizadora de las empresas navieras locales por su competencia desleal.

Es una práctica común con la que han convertido al país en un auténtico paraíso fiscal; no hay reciprocidad porque ningún mexicano puede ir al país de origen de ese capital, tampoco pagan impuestos como si lo hacen los empresarios mexicanos, y pagan menos pues combinan el arrendamiento financiero y los primeros años son intereses que son deducibles, pero esos intereses si los incorporan a sus utilidades, pues aparentemente la arrendadora es parte de ellos para reportarla a su país en donde pagan 21% de impuestos sobre la renta, contra 35% en nuestro país.

Es decir, las empresas mexicanas contratan un crédito con extranjeros, dueños de embarcaciones, quienes se llevan el 80% de los flujos de capital, mientras los mexicanos sólo se quedan con 10 o a veces 20 por ciento de las ganancias.

Aunado a ello, 50 por ciento de las embarcaciones de bandera y matrícula mexicanas prestadoras de servicios a la industria petrolera, se encuentran amarradas, fondeadas o sin operaciones comerciales, provocando la pérdida de 125 mil empleos.

Muchos navieros mexicanos incumplen sus obligaciones con los financiamientos de las embarcaciones y plataformas petroleras. Esto disminuye ingresos fiscales e incremento de las tasas de interés, con altos riesgos potenciales para la industria naviera mexicana, por supuesto.

Pero nadie hace nada por atender el reclamo de los navieros mexicanos afectados fuertemente por los inversionistas extranjeros.

Como tampoco se hace algo en el conflicto entre Grupo Coral, de Miguel Alemán Magnani, contra Grupo Prisa, que a nivel global lleva Javier Monzón, existen dos asuntos que anticipan que será largo el litigio.

En este caso, Radiópolis tiene dos tipos de acciones. Las de serie N, que son neutras y que solamente pueden participar, de acuerdo a la Ley de Inversión Extranjera, en ciertas y determinadas decisiones y actividades económicas los socios extranjeros.

La peculiaridad de esas acciones es que sus titulares no tienen derecho a voto o es limitado. Por otro lado, están las acciones clase 1, que tienen voto pleno y participan en absoluto en todas y cada una de las decisiones.

Bueno, el 50 por ciento de las acciones de Radiópolis en manos de Grupo Prisa son serie N. Es por eso que algunos abogados interpretan que la asamblea de accionistas que llevó a cabo el grupo de Alemán Magnani tenía la facultad de nombrar a la mayoría del consejo de administración, incluido al director general y presidente del mismo.

Pero el contrato de accionistas que presenta Prisa y está firmado por Alemán Magnani contempla que los socios españoles nombren al director general y a la mayoría de los miembros del consejo.

Es por ello que Grupo Coral está pidiendo la nulidad de esa cláusula en un panel arbitral, porque alega que va en contra de la Ley de inversión Extranjera. Asunto igual de complicado.

Volviendo al asunto de las embarcaciones con bandera mexicana dentro de la inversión neutra, es importante aclarar que en ningún país se permite a las naves en cabotaje se adquieran en arrendamiento financiero, como tampoco existe la inversión neutra; los miembros y dueños del consejo tienen que ser ciudadanos estadounidenses. En México, está documentado, toda la dirección y miembros del consejo, son extranjeros, violando la Ley de Inversión Extranjera y la Ley de Navegación y Comercio Marítimo.

Ante este panorama, los senadores avalaron este dictamen que reforma el artículo 20 de la Ley de Inversión Extranjera, con objeto de hacer uso eficiente de esta herramienta sin que se vulnere la prohibición a los extranjeros para participar en los sectores estratégicos.

Varios navieros afectados, quienes pidieron el anonimato, acusan: la Dirección General de Inversión Extranjera, de la Secretaría de Economía, sin elementos reales y objetivos, y sin escuchar opinión, otorga autorización de inversión neutra, sin establecer un límite porcentual. Permite, eso sí, capital extranjero hasta en un 99.9% del capital social.

Una vez obtenida la autorización de la SE, la sociedad celebra una asamblea para reformar estatutos, emitir inversión neutra, el extranjero suscribe la totalidad de la “inversión neutra”, (llegando a ser hasta 99.9% del capital social; ratifican la integración del consejo de administración cuyos miembros extranjeros ejercen el control total del mismo, de la sociedad y de sus decisiones; el control de la sociedad no recae en nacionales mexicanos; ningún asunto puede ser adoptado por los mexicanos, sin el consentimiento de los extranjeros.

Obviamente, emiten un comunicado a la SE. Pero si la SE no da respuesta a la petición de autorización en un plazo máximo de 35 días hábiles, se entenderá por aprobada gracias a la afirmativa ficta.

Se aclara que la no respuesta no puede dar lugar a una autorización que puede ser perjudicial para la economía de nuestro país, ciertamente.

Los navieros afectados, acudieron a la Comisión de Marina de Cámara de Diputados el 12 de diciembre del 2018 en donde la diputada presidenta, Mónica Almeida del PRD prometió más reuniones para resolver todos los asuntos ahí tratados, pero no hubo más reuniones ni llamadas.

En el Senado de la República sucedió lo mismo. El jueves 7 de marzo del 2019. Por unanimidad, con 107 votos a favor, los senadores aprobaron un dictamen que “pretende fortalecer y regular de mejor manera la figura de inversión neutra, adaptarla a las nuevas condiciones económicas del país y evitar se propicie el abuso en algunos sectores estratégicos para la economía de México”

El dictamen fue enviado a la Cámara de Diputados para sus efectos constitucionales, según reza el comunicado. Los navieros siguen esperando respuesta.

Es evidente la existencia de fraude a la ley.

Primera parte

Artículo anteriorTecnología busca combatir la corrupción y la defraudación fiscal: SHCP
Artículo siguienteDOF viernes 11 de septiembre del 2020
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí