“Basta de tratar a la naturaleza como un retrete: Guterres al inaugurar COP26

Pacta COP26 bajar emisión de metano; se abstienen China, Rusia e India Puede contarse con China contra cambio climático: Xi Jinping Bolivia es uno de los países con menores emisores de carbono Argentina insta ante COP26 a canjear deuda por acción climática Cortizo subraya que Panamá es uno de solo tres países con "carbono negativo"

0
286

Glasgow, Escocia, 2 de noviembre del 2021.-

“Estamos cavando nuestra propia tumba”, dijo António Guterres, en referencia a la adicción a los combustibles fósiles que amenaza con llevar a la humanidad y al planeta hacia un precipicio, debido al calentamiento global insostenible, en la apertura de la cumbre de líderes mundiales sobre el clima.

En un duro mensaje al mundo, Guterres, secretario general de la ONU enfatizó: “Basta de tratar a la naturaleza como un retrete. Basta de maltratar la biodiversidad. Basta de matarnos a nosotros mismos con el carbono. Basta de quemas, perforaciones y minas cada vez más profundas” y añadió: “nuestro planeta está mutando ante nuestra mirada, desde el deshielo de los glaciares hasta los incesantes fenómenos meteorológicos extremos”.

Recordó que “el aumento del nivel del mar es el doble que hace 30 años, que los océanos están más calientes que nunca y que partes de la selva amazónica emiten ahora más carbono del que absorben..”.

El primero en intervenir en la ceremonia de apertura, que empezó a las 12:30 horas, hora local, fue el británico Boris Johnson, que esbozó una comparación entre la crisis climática y un dispositivo del día del juicio final que aparecía en una de las películas de James Bond, que se rodó en Glasgow.

Reducción de metano, compromiso COP26

“Tenemos que hacer de esta COP26 el momento en que nos pongamos en serio con el cambio climático. Podemos ser realistas”, dijo, abogando por la eliminación del dióxido de carbono y por un transporte ecológico.

“La COP26 no será, ni puede ser, el final de la historia del cambio climático”, añadió, haciendo hincapié en que el trabajo no se acaba con la conferencia, incluso aunque esta concluya con los compromisos necesarios.

“Puede que no nos sintamos como James Bond, ni nos parezcamos a él, pero la COP26 debe ser el comienzo de la desactivación de esa bomba. Sí, va a ser difícil, pero sí, podemos hacerlo”, concluyó.

Tras Boris Johnson, intervinieron dos jóvenes activistas que pidieron a los líderes mundiales que adopten medidas enérgicas.

“Todos juntos tenéis el poder de ser mejores, de recordar que en vuestras palabras tenéis las armas que pueden salvarnos o vendernos. No necesitáis mi dolor ni mis lágrimas para acabar con la crisis. No somos sólo víctimas de esta crisis, somos agentes resilientes de la esperanza. No nos estamos ahogando, estamos luchando”, dijeron.

En la Cumbre Climática de Glasgow (COP26) se anunciaron los dos primeros compromisos de calado: un plan global para reforestar los bosques del mundo, que podría alcanzar hasta el 85 por ciento de las reservas naturales y como fecha límite el 2030, y la reducción de hasta un 30 por ciento de las emisiones de metano, el gas al que se señala como uno de los principales responsables del calentamiento globlal. Todavía son planes incipientes, pero el compromiso, con firma de más de 100 países en cada uno de ellos, se celebró como una buena noticia.

Los principales impulsores de los acuerdos fueron Estados Unidos, con su presidente, Joe Biden, esforzándose por dejar atrás la imagen que dejo su predecesor, Donald Trump, en este tipo de encuentros y que incluso decidió sacar a su país del Acuerdo de París; también el Reino Unido, anfitrión de la COP26 y que desplegado toda su maquinaria diplomática para que sea un éxito, y la Unión Europea (UE), una región que a pesar de que sólo representa el 6,7 por ciento de la contaminación global es una de las más comprometidas por consolidar y extender en el mundo lo que llaman la “economía verde”.

Cuidar y reparar los bosques es una de las tareas más apremiantes para reducir la temperatura del planeta, eso busca el acuerdo de 100 países para la reforestación mundial y revertir la deforestación para el año 2030. Entre los países que se han sumado al pacto, además de los impulsores, destacan China, la Unión Europea (UE), Brasil, Rusia, Colombia, Congo e Indonesia. Los 100 países que rubricaron el acuerdo de reforestación representan alrededor del 85 por ciento de los bosques en el mundo.

De momento se trata de una declaración, que ya firmaron Joe Biden, Boris Johnson, Xi Jinping, Jair Bolsonaro, Vladimir Putin e Iván Duque, con la mirada puesta en proteger vastas áreas forestales, que van desde la taiga del este de Siberia hasta la cuenca del Congo, hogar de la segunda selva tropical más grande del mundo. Precisamente por eso es tan importante la presencia y el apoyo del gobierno del Congo. A partir de ahora empieza lo más difícil, que es llegar a un de acuerdo para sumar cerca de 20 mil millones de dólares para ayudar a los países en desarrollo a reducir la deforestación, restaurar tierras degradadas y hacer frente a los incendios forestales. Más de 30 inversores del sector privado proporcionarán al menos 7 mil millones de dólares y los gobiernos de los países más ricos, 12 mil, pero los plazos también son amplíos: entre el 2022 y el 2025.

El premier británico Johnson explicó que “con las promesas sin precedentes de hoy, tendremos la oportunidad de poner fin a la larga historia de la humanidad como conquistadora de la naturaleza y, en cambio, convertirnos en su custodio”.

Detener la deforestación para 2030, prometen

Más de 100 países se han unido al Compromiso Global por el Metano, una iniciativa liderada por Estados Unidos y la Unión Europea, para reducir las emisiones del potente gas de efecto invernadero en por lo menos 30 por ciento para la próxima década. Infografía Graphic News.

Los científicos han explicado que los bosques son ecosistemas fundamentales para absorber, neutralizar y fijar dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero de la atmósfera. Sin embargo, el valor de la madera como producto básico y la creciente demanda de tierras agrícolas y de pastoreo están dando lugar a una tala generalizada y, a menudo, ilegal de bosques, especialmente en los países más pobres.

La organización Global Forest Watch señaló además que los bosques proporcionan alimentos y medios de vida, ayudan a limpiar el aire y el agua, benefician la salud humana, son un hábitat esencial para la vida silvestre, regulan las lluvias y ofrecen protección contra inundaciones.

Por eso mismo advierten los movimientos ecologistas del inminente fracaso del plan si no se dotan de fondos lo antes posible, “no podemos esperar hasta el 2025”, advierte Jo Blackman, jefe de política forestal y defensa en Global Witness, que dio una rueda de prensa, en la que explicó que “si bien la Declaración de Glasgow tiene una impresionante variedad de signatarios de países ricos en bosques, grandes mercados de consumidores y centros financieros, corre el riesgo de ser una reiteración de compromisos fallidos anteriores si carece de fuerza.

Mientras que al acuerdo para reducir el metano en un 30 por ciento para el año 2030 se han sumado ya 103 países, que suponen, según calculos del gobierno de EU, el 70 por ciento de la economía mundial y son responsables de casi la mitad de las emisiones antropogénicas de metano. Además, de EU y la UE, también están dentro Brasil, Indonesia, Canadá, Arabia Saudí y el Reino Unido, si bien entre las ausencias destacan tres de los grandes emisores: China, Rusia y la India.

Biden presentó él mismo el plan, pero llegó con retraso, al igual que ocurrió en la sesión inaugural -en la que le tuvieron que esperar más de media hora- y le tuvo que sustituir los primeros minutos John Kerry, que es el principal abanderado de esta causa de la administración estadunidense. Biden, además de los retrasos, también ha sido noticia por quedarse dormido en los discursos más encendidos por la defensa de la tierra.

Además, en la segunda sesión de los líderes, Australia se comprometió a llegar a las cero emisiones en el año 2050 “sin renunciar al carbón”, ya que este país, además de ser uno de los países más contaminantes también es uno de los mayores exportadores de carbón en el mundo.

Mientras que el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que “la joya de la biodiversidad de su país y un auténtico laboratorio viviente”, las Islas Galápagos, serán zonas protegidas y de las reservas marinas para garantizar su pervivencia.

Fuente: La Jornada

Puede contarse con China para “acción concreta” contra cambio climático: Xi Jinping

Beijing, China, a 1 de noviembre del 2021.- En medio de un fuerte llamado a salvar el planeta, China ha establecido objetivos ambiciosos y ha tomado acciones concretas para responder al cambio climático, con lo que ha inyectado certeza a la lucha global contra la preocupante cuestión.

“Sólo con tomar acciones, podremos convertir las visiones en realidad”, dijo hoy lunes el presidente chino, Xi Jinping, en una declaración por escrito para la 26ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP26) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.

“Las diversas partes deben honrar sus compromisos, establecer metas y visiones realmente viables y hacer lo que puedan según las condiciones nacionales para promover la implementación de sus medidas de respuesta al cambio climático”, dijo Xi.

China tiene como objetivo alcanzar la cima de sus emisiones de CO2 antes de 2030 y lograr la neutralidad de carbono antes de 2060. Para cumplir estos objetivos, el país ha formulado y promulgado una guía de trabajo de alto nivel para alcanzar la cima de emisiones de dióxido de carbono y lograr la neutralidad de carbono, y un plan de acción para alcanzar la cima de emisiones de dióxido de carbono antes de 2030.

Xi dijo que “el país va a publicar sucesivamente los planes de implementación tanto en las áreas prioritarias como energía, industria, construcción y transporte, como para los sectores clave como carbón, electricidad, hierro y acero y cemento, junto con medidas de garantía en materia científica y tecnológica, de sumideros de carbono, fiscal y tributaria, y financiera”.

“Con todo esto, se formará el marco de políticas ‘1+N’ para la cima de emisiones de dióxido de carbono y la neutralidad de carbono, con el cronograma, la hoja de ruta y el plano de construcción bien definidos”, añadió.

“Cualquiera que conozca bien a China está seguro de que mi país se toma en serio la reducción de las emisiones de carbono y la búsqueda del desarrollo ecológico, y que hablamos en serio”, dijo el embajador chino en Reino Unido, Zheng Zeguang, en un artículo publicado el miércoles en el diario británico The Guardian, al tiempo que hizo caso omiso a las preocupaciones sobre si China honrará sus compromisos de reducir las emisiones.

“Cualquiera que esté familiarizado con el sistema político de China sabe que una vez que el Comité Central del Partido Comunista de China y el máximo líder determinan las decisiones y objetivos, éstos son incorporados al programa nacional de desarrollo general, para convertirse en planes de acción viables y ser cumplidos fielmente por las autoridades locales y los departamentos competentes”, dijo Zheng.

Durante largo tiempo, China ha sido elogiada por pensar estratégicamente y jugar una larga partida. El diseño de alto nivel científico y la enérgica implementación de planes son clave para el progreso del país frente al cambio climático.

En términos de acción relacionada con el clima, China cumplió su objetivo de 2020 antes de lo programado. Para finales del año pasado, la intensidad de las emisiones de carbono había disminuido un 48 por ciento en comparación con 2005, y los combustibles no fósiles representaron el 16 por ciento del consumo de energía primaria. China redujo gradualmente 120 millones de kilovatios de capacidad instalada de generación de energía a partir del carbón en la última década.

“La contribución más crucialmente importante de China fue su fuerte compromiso en la lucha contra el cambio climático”, dijo el ex secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon en una entrevista reciente con Xinhua.

Ban mencionó que China desempeñó “un papel decisivo” en el proceso de negociación del Acuerdo de París en diciembre de 2015, y añadió que sin los esfuerzos de China, “ni siquiera ahora tendríamos el Acuerdo de París sobre cambio climático”.

Como un país responsable, China está dispuesta a compartir su experiencia y enfoques con el resto de la comunidad internacional. Desde apoyar a África en el monitoreo del sistema climático con tecnología de satélite y la construcción de zonas piloto de baja emisión de carbono en el Sudeste Asiático, hasta introducir bombillas ahorradoras de energía en países insulares pequeños, la cooperación de China con las regiones menos desarrolladas del mundo ha producido resultados tangibles.

China ha lanzado iniciativas de acción ecológica que promueven la infraestructura, energía, transporte y finanzas verdes en el marco de la Iniciativa de la Franja y la Ruta. En 2020, el 57 por ciento de la inversión de China en los países socios de la Iniciativa de la Franja y la Ruta se dirigió a proyectos de energía renovable, por encima del 38 por ciento de 2019.

“Los países desarrollados no sólo deben hacer más esfuerzos por sí mismos, sino que también deben brindar apoyo a los países en desarrollo para ayudarles a hacer un mejor trabajo”, dijo Xi.

“Los antiguos chinos creen que ‘la buena gobernanza depende de acciones concretas’. Estoy a la expectativa de que todas las partes puedan reforzar las acciones para afrontar de la mano los desafíos climáticos y proteger conjuntamente la Tierra, el hogar compartido para todos”, afirmó Xi.

Fuente: Xinhua

Bolivia es uno de los países con menores emisores de carbono

La Paz, Bolivia, a 2 de noviembre del 2021.- Bolivia es uno de los menores emisores de carbono hacia la atmósfera, aseguró el presidente Luis Arce en la Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático de Glasgow, Escocia, destacó hoy un medio local.

Por eso no tenemos mucha responsabilidad en la contaminación, pero asumimos el rol que nos ocupa, añadió el mandatario en declaraciones desde la urbe europea, citadas por la Agencia Boliviana de Información.

El país andino desarrolla hoy día un plan nacional que incluye el cambio de la matriz energética para mejorar la emisión de ese gas contaminante, subrayó el gobernante, tras intervenir en esa Convención Marco del organismo mundial sobre el tema (COP26).

La autoridad destacó el compromiso boliviano “con el cuidado del medioambiente y la Madre Tierra», y pidió a los países desarrollados asumir acciones directas para evitar la emisión de esos productos que afectan el clima y perjudican a la humanidad.

El líder de la nación andina criticó los mecanismos de mercado propuestos por los Estados avanzados, porque “esos planteamientos dejarán muchos años con el problema a los países subdesarrollados”.

Manifestamos al presidente de la COP26 –informó- que si en esta reunión, no se llega a algo positivo en la solución de los problemas que aquejan al mundo, los países desarrollados perderán toda la credibilidad y ello tendrá implicaciones muy serias.

La Conferencia de la ONU sobre Cambio Climático de 2021, inaugurada la víspera, sesionará hasta el 12 de noviembre en la ciudad escocesa de Glasgow.

Fuente: Prensa Latina

Argentina insta ante COP26 a canjear deuda por acción climática

Buenos Aires, Argentina, a 2 de noviembre del 2021.- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, instó hoy martes en la 26ª sesión de la Conferencia de las Partes (COP26) de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático a avanzar con una agenda que permita crear mecanismos de pagos por servicios ecosistémicos y el canje de deuda por acción climática.

El mandatario argentino subrayó además la necesidad de aplicar los Derechos Especiales de Giro (DEG) del Fondo Monetario Internacional (FMI) para “un gran pacto de solidaridad ambiental” y ratificó el compromiso del país sudamericano de “adoptar a la acción ambiental como política de Estado”, indicó la Presidencia de Argentina en un comunicado.

Fernández dijo en la COP26 que se desarrolla en la ciudad escocesa de Glasgow, que es necesario “comprometer aportes concretos, en el marco del principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, que estén acompañados por medios para su implementación”.

“La crisis sanitaria de la pandemia de COVID-19 no hizo sino desnudar una crisis mucho mayor y multidimensional de insostenibilidad y desequilibrio que afecta al ambiente, la sociedad y la economía”, afirmó el mandatario argentino en su intervención.

Fernández enfatizó que para “avanzar con la agenda de transformaciones necesarias debemos crear mecanismos de pagos por servicios ecosistémicos, canje de deuda por acción climática e instalar el concepto de deuda ambiental”.

El sistema de canje de la deuda por actividades de protección ambiental es un mecanismo para fomentar las iniciativas ambientales en los países y regiones en desarrollo, al mismo tiempo que reducen el monto de su deuda externa.

Fernández subrayó además la necesidad de aplicar la emisión de los DEG del FMI para “un gran pacto de solidaridad ambiental, que incluya a los países de bajos ingresos y renta media y que sirva para extender los plazos de las deudas y la aplicación de menores tasas”.

El mandatario resaltó la importancia de “fortalecer el multilateralismo ambiental” y propuso crear un “comité político y técnico sobre financiamiento climático, con representación equitativa de países desarrollados y países en desarrollo, que trabaje en la definición de una hoja de ruta sobre cómo movilizar los fondos necesarios”.

Fernández llamó a “cumplir los compromisos y obligaciones asumidas por las economías desarrolladas y garantizar el acceso a los 100,000 millones de dólares destinados a impulsar la acción climática” y mencionó el compromiso de Argentina en materia ambiental.

“Asumimos el compromiso de favorecer la inversión y el desarrollo de encadenamientos productivos nacionales para avanzar con una matriz energética inclusiva, estable, soberana, sostenible y federal; e impulsamos un complejo productor y exportador de hidrógeno como nuevo vector energético”, señaló el mandatario.

Fuente: Xinhua

Cortizo subraya que Panamá es uno de solo tres países con “carbono negativo”

Glasgow, Reino Unido, a 1 de noviembre del 2021.- El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo, subrayó este lunes que Panamá es uno de solo tres países en el mundo cuyas emisiones son “carbono negativo”, junto a Bután y Surinam, en un discurso en la jornada inaugural de la cumbre del clima COP26 en Glasgow (Escocia).

De 193 países miembros de Naciones Unidas, solo estos tres “han presentado sus emisiones como carbono negativo”, lo que les sitúa como pioneros en la lucha contra el cambio climático, indicó.

“En esta cumbre, algunos países han compartido sus planes para ser carbono neutrales para 2030, otros para 2050. Nosotros en Panamá ya logramos ser carbono negativo”, incidió.

Esto significa que “los bosques de Panamá absorben más carbono” del que emite el país, lo que refleja que el Gobierno panameño entendió “que lo que es bueno para Panamá también es bueno para el planeta”, manifestó.

“Comenzamos por respetar a los pueblos originarios y nuestros bosques, con lo cual protegimos el 33 % de la superficie de nuestro país”, afirmó.

Cortizo añadió que Panamá, que “está entre dos mares”, también “cuida de los océanos”, y ha logrado proteger un 30 % de sus áreas marítimas, “nueve años antes” que la meta global.

“Esto nos convierte en líder mundial azul”, mantuvo.

El presidente recordó que Panamá es el país de América Latina con “mejor conectividad aérea y marítima”, pues el canal panameño conecta 170 países y 1,920 puertos.

“Panamá ha logrado ser carbono negativo con acciones concretas y esto es lo que la Madre Tierra necesita de los países desarrollados, la ejecución de acciones concretas”, declaró.

Cortizo dijo que “resulta irónico” que pese a sus esfuerzos con el medioambiente su país “no haya recibido nada” de los 100,000 millones de dólares comprometidos por los países ricos para ayudar a los Estados en vías de desarrollo a combatir el cambio climático.

“Hoy estamos aquí una vez más hablando de fondos que deben ser destinados a incentivar a los países que lo hacen bien. Me pregunto: ¿qué respuesta concreta le va a dar esta cumbre a países como el nuestro, que no se quedan en discursos sino que toman acciones concretas?”, cuestionó.

Cortizo opinó que de la COP26 debe salir una hoja de ruta para que países como Panamá reciban fondos que contribuyan a la sostenibilidad de sus iniciativas.

Fuente: Swissinfo.ch

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí