Bolivia encabeza reducción de pobreza extrema en Sudamérica

0
403

La Paz, Bolivia, 7 de octubre del 2019.- Bolivia exhibe hoy el mejor resultado en la reducción de la pobreza extrema entre los países de Sudamérica, con un descenso desde el 38,2 por ciento al 15,2 en los últimos 13 años.

La nación andino amazónica entre 2005 y 2018 redujo la problemática un 23 por ciento, por delante de Perú con un 12, Chile 10, 3 y de Argentina y Ecuador, ambos con 8, 3, según el Ministerio de Economía local.

‘La pobreza moderada bajó de 60,6 por ciento a 34,6, un 26, el indicador más bajo desde su registro, lo cual posiciona a Bolivia además como la economía con la mayor reducción de pobreza extrema en América del Sur’, añade una nota de prensa de ese Ministerio.

Un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), divulgado por la propia cartera y enmarcado de 2007 a 2017, ubica el descenso de la pobreza extrema boliviana en 14,8 por ciento, con Colombia (9,8) y Paraguay (8,2) por detrás.

Las medidas aplicadas resultaron en avances importantes en la calidad y condiciones de vida de las y los bolivianos, principalmente de los sectores más vulnerables, cuyas necesidades son mayores, precisa la cartera encargada de la economía y las finanzas públicas.

Con la llegada de Evo Morales a la presidencia del Estado el 22 de enero de 2006 acciones ejecutadas como las transferencias condicionadas en efectivo: Bono Juancito Pinto, Renta Dignidad y Bono Juana Azurduy; entre otras, contribuyeron a satisfacer necesidades básicas de personas en estado de indigencia.

En el primer spot de la campaña electoral nacional, lanzado el pasado 20 de septiembre, el mandatario aseguró en sus cuentas de redes sociales que el país ‘va bien’, pero que requiere de otros cinco años para consolidar el modelo económico, la industrialización y el Sistema Único de Salud (SUS).

Artículo anteriorLunes 7 de octubre del 2019, edición vespertina
Artículo siguienteCae consumo nacional de bienes, repuntan importados
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí