Cae consumo nacional de bienes, repuntan importados

0
425

Ciudad de México, a 7 de octubre del 2019.- El consumo se detuvo en julio. Respecto a un mes atrás no varió en términos generales, pero por componentes: se redujo 0.8 por ciento en los bienes de origen nacional y 0.4 por ciento en el rubro de servicios. Simultáneamente, incrementaron en 6.2 por ciento el consumo de bienes importados, exhibió el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Respecto a julio de 2018, el consumo creció 1 por ciento, 0.3 por ciento en el rubro nacional y 6.9 en los importados, contiene el Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI), que muestra una tendencia al alza en su comparación anual.

Ese indicador mide el comportamiento del gasto realizado por los hogares en bienes y servicios de consumo, tanto de origen nacional como importado, permitiendo con ello dar seguimiento de forma mensual al componente más significativo del PIB por el lado de la demanda, explica Inegi.

Entre enero y julio, las compras de bienes duraderos son los que muestran el mayor grado de debilidad en el consumo. Todos estos insumos que tienen “una vida útil que normalmente es mayor a un año y un precio relativamente alto en comparación con otros bienes”, como automóviles, refrigeradores, lavadoras, televisores, computadoras, reflejaron una menor compra tanto en los que son de origen nacional, como importado.

Una caída de 10.9 en cifras originales, que no contemplan la eliminación de los efectos estacionales, acompañaron la adquisición de bienes duraderos de origen nacional; y una más de 1.5 por ciento lo hizo con los importados.

El resto de los rubros, bienes no duraderos importados y nacionales; así como servicios, han tenido crecimientos durante el último año, pero que van del 0.7 al 5.6 por ciento. En general, el acumulado de los primeros siete meses del año implicaron un crecimiento de 1 por ciento en cifras originales, respecto al año pasado el consumo.

Artículo anteriorBolivia encabeza reducción de pobreza extrema en Sudamérica
Artículo siguienteConfirman próximo diálogo entre EU y China sobre comercio
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí