Trabajadores de Italia realizan huelga nacional de 24 horas

0
413

Roma, Italia, a 25 de octubre del 2019.- Trabajadores italianos de diferentes sectores realizan hoy una huelga nacional centrada en demandas salariales, mejores condiciones de vida y trabajo y el respeto a derechos sindicales.

El paro convocado por la Confederación Sindical de Base y el Sindicato General de Base, incluye el transporte público e instituciones docentes y sanitarias, entre otros.

Aumentos de salarios y pensiones, reducción del horario semanal de trabajo e igualdad salarial, abolición del sistema laboral regulado por la Jobs Act y de los contratos precarios, derecho a pensiones a los 60 años con 35 de contribución y representación sindical con elecciones libres, forman parte de las demandas.

Por el derecho a la salud, educación, seguridad en el puesto de trabajo y un plan nacional de defensa del medio ambiente y el territorio, así como para abolir las desigualdades salariales, sociales, económicas, de género y la discriminación de los inmigrantes, son otros aspectos incluidos en las reivindicaciones.

Aunque la movilización se extiende a todo el territorio nacional, las principales manifestaciones serán en Roma, Milán, Turín, Florencia, Nápoles, Palermo y Catania, según sus organizadores.

Al paro nacional se suman otros dos, de cuatro y 24 horas, convocado por la Confederación General Italiana del Trabajo (Cgil), Confederación Italiana de Sindicatos Trabajadores (Cisl), Unión Italiana del Trabajo (Uil) y Unión General del Trabajo (Ugl).

La huelga capitalina, la cual afectará sectores sensibles como el transporte público y la recogida de desechos, se realiza en protesta por los problemas que afectan la vida cotidiana en la ciudad y la decisión de liquidar la sociedad Roma Metropolitana, empresa propiedad del gobierno municipal.

Fuente: Prensa Latina

Artículo anteriorChina se convierte en el principal productor de cempasúchil y destrona a México
Artículo siguienteCuba: Expertos mexicanos con interés en desarrollo acuícola
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí