La salida de Urzúa no cambiará la política fiscal, asegura Herrera

Descarta recesión de la economía mexicana y promete un superávit primario del 1.0%

0
405

Ciudad de México, 9 de julio del 2019.- La salida de Carlos Urzúa no cambia la política fiscal en los términos en los que se ha dado, no se ve cerca una recesión y en ese sentido aún se apunta a que este año se termine con un superávit primario de uno por ciento, resumió Arturo Herrera, nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público.

“Carlos Urzúa fue mi mentor, fue mi jefe y es mi amigo”, dijo el nuevo secretario de Hacienda sobre su antecesor. “No veo una recesión en puerta”, aseguró Arturo Herrera, quien será el nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público, una vez que sea ratificado en la Cámara de Diputados.

Sin embargo, no abundó en los señalamientos que hiciera su predecesor en su carta de renuncia.

“Los objetivos primarios en materia hacendaria en esta administración siguen prevaleciendo y son los mismos. El primero es garantizar la estabilidad macroeconómica del país, el segundo es un objetivo y un compromiso para tener un manejo responsable de las finanzas públicas y esto está resumido en una cifra que es probablemente la cifra ancla de la finanzas públicas que es el compromiso por tener un superávit primario de uno por ciento del producto interno bruto (PIB)”, comentó en conferencia de prensa.

Tras la renuncia de Carlos Urzúa como titular de la dependencia, Herrera dio una conferencia de prensa en la que aseguró que se mantendrán las metas fiscales que se plantearon en el Paquete Económico del 2019 como un superávit primario del 1.0% del Producto Interno Bruto (PIB).

La convocatoria a medios se dio en la misma jornada que arrancó con una carta de Carlos Urzúa Macías, por la mañana secretario de la Hacienda, en la que acusó decisiones de política pública sin el suficiente sustento, la imposición de funcionarios que no tienen conocimiento de la Hacienda Pública y el que esto fuera instigado por personajes influyentes con un patente conflicto de interés.

Por la tarde, ya como nuevo titular de la dependencia y con un semblante opuesto a lo lúgubre que se mostró durante su nombramiento, Herrera –que hasta el lunes se mantenía como subsecretario de Hacienda e ingresos llamó a medios y zanjó los comentarios sobre su nombramiento. Recalcó que hay un entendimiento con el presidente Andrés Manuel López Obrador, la relación de hace 18 años desde que el primero era jefe de gobierno en la Ciudad de México.

“Yo tengo una confianza extraordinaria en el presidente de Andrés Manuel López Obrador y quiero creer que él tiene confianza en mí (…) hay un entendimiento clarísimo entre él y yo”, recordó.

Es la segunda ocasión que se le promueve en la dependencia desde hace 18 años. “Él sabe que yo tengo una planteamiento técnico y social”, abundó.

Herrera expuso que, en todo caso, el tema que más le preocupa es la desaceleración económica a nivel mundial. Reconoció que el bajo crecimiento de las economías desarrolladas y los conflictos en materia comercial pueden representar un impacto en la economía mexicana.

No obstante, para mitigar dichos efectos, remarcó que se continuará con la ejecución del gasto público y que en el Paquete Económico del 2020 -el cual se deberá entregar a más tardar el 8 de septiembre- se cuidarán tres aspectos que blinden a la economía mexicana.

Entre los principales proyectos de infraestructura del país, el plan aeroportuario, el Tren Maya y el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec se mantendrán en las prioridades de las finanzas públicas, mencionó.

Sobre la refinería de Dos Bocas evadió una respuesta concreta, pero dijo que el apoyo fiscal a Petróleos Mexicanos se mantendrá. “Pemex es central para la economía del país y para las finanzas públicas”, subrayó.

En dicho sentido, no dio un día para que la presentación del plan de negocios al que se mantienen atentos los mercados. Pero recalcó que el énfasis desde Hacienda será en mantener el apoyo a la petrolera son los planes de exploración y producción “darle la vuelta”.

5 retos que enfrentará Arturo Herrera como secretario de Hacienda

El nuevo secretario de Hacienda y Crédito Público se enfrenta a diversos retos entre los que destaca continuar con la labor de implementar la política de austeridad planteada por López Obrador.

El primero, expuso, es mantener un marco macroeconómico sólido a través de finanzas públicas sanas; dos, se mantendrá la meta de superávit primario para seguir reduciendo la deuda como porcentaje del PIB; y como tercer punto se enfocarán en mantener estables los ingresos presupuestarios.

Con respecto al Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), Herrera se limitó al decir que se presentará en los siguientes días y que el gasto en inversión que realice la empresa seguirá enfocado a la exploración y producción. No respondió si asignará recursos a la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco para el siguiente año.

“En mi carácter de consejero, el plan de negocios de Pemex tiene un gran énfasis en la inversión de exploración y producción y esa es la ruta para que se estabilice”.

Se ampliará relación con otras dependencias

Herrera comentó que durante su cargo como subsecretario de Hacienda nunca tuvo “ningún corta piezas” en las decisiones fiscales, y que, como secretario, seguirá mejorando el diálogo con las demás dependencias de gobierno.

Indicó que por el momento no está considerando ningún tipo de ajuste o cambios en organismos que están directamente relacionadas con Hacienda, como la Oficialía Mayor, la subsecretaría de Egresos, el Servicio de Administración Tributaria y la Procuraduría Fiscal de la Federación.

“Es el equipo con el que espero seguir trabajando (…) estoy muy confiado en el equipo hacendario y espero trabajar con ellos de manera coordinada. Estamos trabajando desde el inicio del nombramiento, es gente muy profesional, muy comprometida, dedicados al trabajo y calificados técnicamente de manera muy alta”.

Pese a la insistencia de la prensa para obtener un posicionamiento sobre la carta de Carlos Urzúa y sobre lo que dijo el ex secretario, Herrera descartó saber nombres y cargos a los que se pudiera hacer referencia, pero detalló que para él la dependencia cuenta con equipo profesional, comprometido y altamente calificado.

Se ampliará relación con otras dependencias

Herrera comentó que durante su cargo como subsecretario de Hacienda nunca tuvo “ningún corta piezas” en las decisiones fiscales, y que, como secretario, seguirá mejorando el diálogo con las demás dependencias de gobierno.

Indicó que por el momento no está considerando ningún tipo de ajuste o cambios en organismos que están directamente relacionadas con Hacienda, como la Oficialía Mayor, la subsecretaría de Egresos, el Servicio de Administración Tributaria y la Procuraduría Fiscal de la Federación.

“Es el equipo con el que espero seguir trabajando (…) estoy muy confiado en el equipo hacendario y espero trabajar con ellos de manera coordinada. Estamos trabajando desde el inicio del nombramiento, es gente muy profesional, muy comprometida, dedicados al trabajo y calificados técnicamente de manera muy alta”.

“Es el tipo de equipo con el yo pienso seguir trabajando. Sirva esto para hacer una acotación adicional: yo tengo una gran confianza en el equipo hacendario”, explicó.

El lugar que ocupara en la dependencia implicó que se mantuviera una buena relación con los mercados, incluso dijo que calificó de “extremada confianza” el trato. Con ello matizó la caída que vio el peso luego de que la publicación de la carta de Urzúa y la modesta recuperación una vez que se supo que él sería el nuevo secretario. “Quiero pensar que esto significa que los mercado querían mucho al señor Urzúa, pero que también me quieren a mí”, dijo con un tono laxo.

En dicho sentido, advirtió que ya se trabaja en el Paquete Económico del próximo año y en el también se anticipa una superávit primario, pero las primeras cifras al respecto no se harán saber sino hasta el 8 de septiembre.

Con este contexto, dijo que la prioridad será acelerar el gasto y empatarlo con lo diseñado en el programa. No sin antes asegurar que preocupa la desaceleración en la economía mundial, pero en particular para México. “Yo no veo una recesión en puerta,” aseguró.

Al preguntarle sobre la carta de renuncia que presentó Urzúa y en la que expone que hay discrepancias y toma de decisiones sin sustento dentro de la dependencia, respondió:

“No sé a qué se refiere él. Tuve una conversación con él. Carlos Urzúa fue mi mentor, fue mi jefe y es mi amigo. Me dijo que no había pensado en una mejor gente para haberlo sustituido”.

Artículo anteriorIncertidumbre entre inversionistas por renuncia de Urzúa: Moody’s
Artículo siguienteRusia inicia proceso contra EU en la OMC por aranceles sobre el acero
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí