El 80% del comercio exterior mexicano, depende de comercializadoras de EU

El caso de la comercialización del tomate rojo mexicano, es una muestra palpable Uno de cada 2 tomates que se consumen en ese país, son de origen mexicano En 2018, las exportaciones de tomate a EU fueron cercanas a 2 mmdd. Mercado de EU absorbió casi 95% de las exportaciones totales de tomate de México 70 % del ingreso se queda en EU, a través de insumos, semillas, cartón y agencias aduanales "Es una injusticia", no nos han demostrado una infracción para suspender el acuerdo

0
246

Ciudad de México, 13 de mayo del 2019. Nota de la redacción de El Barlovento.- Respecto al arancel del 17.5% que el gobierno de EU aplicará al tomate mexicano, el vicepresidente del Sistema Producto Tomate Nacional, Manuel Cázares, fue enfático: “estas situaciones no deberían darse, ya que del 100 por ciento del negocio de esa industria, el 70 por ciento se regresa a Estados Unidos, a través de insumos, semillas, cartón y agencias aduanales que nos cobran los comercializadores del vecino país del norte. El otro 30 por ciento, en parte, se paga la nómina de los trabajadores, el Seguro Social y los insumos que se compran en México… Por eso, ellos no tienen dónde perder, porque primero se cobran todo lo de ellos y después nos mandan lo que sobra a nosotros para seguir trabajando”.

En entrevista telefónica con la periodista Carmen Aristegui, el pasado 8 de mayo, Cázares explicó que debido a que los bancos en México no dan créditos para hortalizas, pues es un producto de mucho riesgo, los productores mexicanos buscan a las comercializadoras en Estados Unidos y firman un contrato, en el que a cambio de semillas, fertilizantes, cartón, fletes y gastos aduanales ofrecen una parte de su ganancia, equivalente al 70 por ciento.

El vicepresidente del Sistema Producto Tomate Nacional, consideró que lo que está haciendo Estado Unidos “es una injusticia”, ya que no ha demostrado que se cometió una infracción para suspender el acuerdo vigente desde 2013, lo cual implicaría un arancel para las exportaciones mexicanas.

Agregó que los productores del estado de Florida, en Estados Unidos, acusan a sus homólogos mexicanos de vender por abajo del precio del costo.

“Eso no es cierto. Nosotros no producimos para vender barato y perder dinero, y se los hemos documentado, lo que pasa es que los productores de Florida se quedaron donde están y nosotros avanzamos con más variedad, con nuevas tecnologías, tenemos una calidad mucho mejor que la de ellos y la preferencia del consumidor de Estados Unidos, ese es el delito que cometimos, que dicen ellos. Estamos dentro de un Tratado de Libre Comercio, o sea, no hay razón para que apliquen un arancel”, explicó.

Nosotros, los productores mexicanos tuvimos la habilidad y visión de cultivar diferentes variedades de tomate rojo, como el bola, el uva o el cherry, así como de no venderlo a granel sino darle un valor agregado. Mientras que el tomate de Florida es forzado a que madure a base de cuestiones químicas, en México esto se logra de manera natural, lo que genera una diferencia en el sabor y la pulpa. Además, destacó, los productores de Florida no tienen la calidad ni el volumen para arriesgarse a carecer de este producto.

Explicó que mientras que el tomate de Florida es forzado a que madure a base de cuestiones químicas, en México esto se logra de manera natural, lo que genera una diferencia en el sabor y la pulpa. Agregó que los productores de Florida no tienen la calidad ni el volumen para arriesgarse a carecer de este producto.

De acuerdo con el agricultor, la aplicación del arancel al tomate provocará un aumento de precio al consumidor y llevará a los productores mexicanos a buscar nuevos mercados en otros países. “Ya estamos viendo salir de nuestra zona de confort y buscar nuevos mercados porque nos están obligando. El mercado asiático o europeo, incluso países árabes en donde habremos de ofertar junto con la Secretaría de Economía junto con todos los productores para no tener toda nuestra producción con el mercado de Estados Unidos. Tendremos que trabajar muy duro, pero ya l estamos contemplando”, aclaró Cázares.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos envío el pasado martes 7 por la tarde, una notificación a los productores de tomate mexicano sobre la conclusión del acuerdo de suspensión vigente desde 2013, lo cual implicaría un arancel para las exportaciones mexicanas, dijo Manuel Cázares.

En la mañana del mismo martes, el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) señaló en un comunicado que aún no recibían una notificación formal por parte del Departamento de Comercio, y por lo tanto, los productores no pagarían la cuota compensatoria (arancel) de 17.5 por ciento.

Cázares comentó que en Florida hay cinco familias que dominan el mercado de tomate en Estados Unidos que presionan mucho al gobierno estadunidense; dos de ellas tienen inversiones muy fuertes en México con empacadoras y otros servicios, y lo increíble es que todas “nos están echando leña. Por eso, nosotros estamos viendo que esto tiene otro fondo. Al que menos le conviene que nosotros nos vayamos a otros mercados es al propio Estados Unidos, porque los productores de Florida no tienen ni la calidad, ni la cantidad para cubrir el mercado norteamericano, en menos de dos meses los productores de Florida van a tronar como ejotes. No es tan fácil armar todo esto que nos llevó más de 20 años”, finalizó.

Comunicado de prensa sobre el Acuerdo de Suspensión del tomate mexicano en Estados Unidos

Por su parte, la Secretaria de Economía (SE) el pasado 7 de mayo, expresó su decepción y preocupación por la decisión del Departamento de Comercio de Estados Unidos (DoC) de eliminar la aplicación del Acuerdo de Suspensión a la Investigación Antidumping a las Exportaciones Mexicanas de Tomate.

En el comunicado se dijo que a partir del 7 de mayo de 2019 los exportadores de tomate mexicano se enfrentan al pago de derechos compensatorios provisionales de 17.5% el cual debe cubrirse como garantía para poder realizar sus exportaciones hacia Estados Unidos. Este implicará un costo anual superior a 350 millones de dólares para el exportador mexicanos de tomate y se espera que muchos pequeños y medianos exportadores se vean imposibilitados de hacer frente a esta pesada carga financiera.

La eliminación del Acuerdo de Suspensión implicará a partir de hoy, entre otras cosas, que el DoC reactivará la investigación antidumping suspendida desde 1996. Su determinación final la deberá emitir a más tardar el 19 de septiembre de 2019.

Conforme a la determinación del DoC, la Comisión de Comercio Internacional de los Estados Unidos emitirá 45 días después su determinación final de daño a la industria, lo que podría suceder alrededor del 1 de noviembre de 2019. Con ello se definirá ya sea la aplicación definitiva de impuestos antidumping a la exportación de tomates a los Estados Unidos o bien o se volverá al libre comercio en el comercio México-Estados Unidos en este producto.

El Acuerdo de Suspensión, que funcionó desde 1996, reguló por 23 años de manera exitosa las exportaciones mexicanas de tomate al mercado estadounidense, a la vez que permitió a los productores mexicanos aprovechar las ventajas comparativas que tiene nuestro país para la producción de tomate.

Aun cuando el Gobierno de México no es parte de este Acuerdo ni puede participar de su negociación, la Secretaría de Economía, con el apoyo de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y la Embajada de México en Estados Unidos, ha acompañado y apoyado en todo momento a los productores mexicanos durante sus negociaciones con el DoC y los productores estadounidenses. Si bien la terminación del Acuerdo surte efecto a partir de hoy, debe destacarse que las partes han mostrado su disposición para continuar negociando con el objetivo de lograr una conclusión exitosa en las siguientes semanas.

La Secretaría de Economía continuará brindando su decidido apoyo a los productores de tomate mexicano durante este proceso de negociación, a la vez que hace un atento llamado al DoC y a los productores de ambos países para que alcancen un nuevo Acuerdo de Suspensión que beneficie tanto a productores como a consumidores de los dos países y dé certeza a estos intercambios comerciales.

Más sobre el tomate o jitomate

El tomate es el tercer producto agrícola de exportación de México después de la cerveza y el aguacate; 1 de cada 2 tomates que se consumen en ese país, son de origen mexicano.

La industria de tomate ha realizado inversiones significativas desde la implementación del TLCAN para convertirse en un sector altamente competitivo; en 2018, sus exportaciones a Estados Unidos estuvieron cerca de 2 mil millones de dólares, donde el mercado estadounidense absorbió cerca de 95% de las exportaciones totales de tomate de México en ese año.

La imposición de este arancel preliminar de 17.5% podría resultar también en la desviación de comercio de México hacia otros países que cuenta con acceso preferencial en su acceso a los Estados Unidos.

Asimismo, de acuerdo con datos de la Universidad de Arizona, los consumidores de tomate de los Estados Unidos resultarán afectados, pues tendrán que enfrentar un incremento de precios de entre 38 y 70% como resultado de la terminación del Acuerdo y de la aplicación de derechos compensatorios provisionales.

La producción y exportación de tomate apoya el empleo directo de más de 400 mil trabajadores agrícolas, que en su mayoría son migrantes quienes van acompañados de sus familias. En las zonas de cultivo de tomate se ofrecen oportunidades de educación para los hijos de los jornaleros y también acceso a la salud para sus familias.

Asimismo, la producción de tomate también genera, en al menos 17 Entidades Federativas, un millón de empleos adicionales en industrias relacionadas con la cadena de soporte, logística, servicios, entre otras.

CONSUMO DE TOMATE EN ESTADOS UNIDOS

El consumo per cápita en el mercado estadounidense ha pasado de 12 libras a principios de los años 1980, a un promedio de casi 21 libras entre 2010-2017.

El Acuerdo de Suspensión, durante más de dos décadas, permitió regular el acceso del tomate mexicano, en un mercado con una creciente demanda y ofreció a los consumidores estadounidenses y a las industrias que utilizan al tomate como insumo, allegarse a una mayor variedad de tomates, de mejor calidad y a menores precios.

Artículo anteriorXXI Reunión del Consejo de Ministros de la Alianza del Pacífico
Artículo siguienteMéxico se mantiene en Top-25 de países atractivos para IED
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí