Demanda mundial de crudo en cuesta descendente por tensión comercial

Culpa otra vez Pompeo a Irán de ataques contra dos buques petroleros Oleadas de petróleo después de ataques contra petroleros en el Golfo de Omán El ataque a dos buques cisterna dispara la tensión en el Golfo

0
480

Ciudad de México, a 16 de junio del 2019.- La reducción de la demanda mundial de crudo, producto de las tensiones comerciales vigentes entre Estados Unidos con varios países del orbe, es un hecho que certifican hoy varios organismos especializados, difundió la agencia noticiosa Prensa Latina en un reporte firmado por Ivette Fernández Sosa.

Hace pocas horas y por segundo mes consecutivo, dice PL, la Agencia Internacional de la Energía (AIE) revisó a la baja su estimación de crecimiento en las solicitudes de petróleo debido a la intensificación de las preocupaciones en torno al intercambio global de bienes y en medio de los temores a una recesión mundial.

En tanto, en Washington, el secretario norteamericano de Estado, Mike Pompeo, volvió a culpar hoy a Irán de ataques a dos buques petroleros en el golfo de Omán el pasado jueves.

Culpa otra vez Pompeo a Irán

Pompeo afirmó ese día en una comparecencia ante periodistas, sin aceptar preguntas, que el país persa, que rechazó las acusaciones de Washington, era responsable de tales hechos.

Las embarcaciones, Kokuka Courageous y Frente Altair, operada por una empresa japonesa y propiedad de una naviera noruega, respectivamente, y ahora en puertos de Emiratos Árabes Unidos, sufrieron impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz, a unos 50 kilómetros de la costa iraní.

En una entrevista este domingo con la televisora Fox, Pompeo puntualizó que Estados Unidos garantizará la libre circulación de los barcos por esa zona.

Lo que deben asumir es que vamos a garantizar la libertad de navegación a través del estrecho, expuso el jefe de la diplomacia norteamericana en línea con los comentarios emitidos por el presidente Donald Trump.

A juicio de Pompeo, este es un desafío internacional, importante para todo el mundo, y su país, insistió, se asegurará de tomar todas las acciones necesarias, diplomáticas o de otro tipo, que permitan conseguir dicho resultado.

Como parte de la hostilidad de Washington hacia Teherán, Trump también culpó a Irán hace dos días de los referidos ataques al expresar igualmente a la cadena Fox que ‘los iraníes lo hicieron’.

Ustedes lo vieron, ellos no saben que tenemos las técnicas que nos permiten observar en la oscuridad, acotó el mandatario después de la divulgación por el Comando Central de un video que se refiere a fuerzas iraníes retirando una mina del Kokuka Courageous.

Tal material muestra un pequeño bote al costado del navío, mientras un individuo alcanza al casco y retira un objeto, y según Estados Unidos probablemente era una mina que no llegó a explotar.

Además en el diálogo, Trump expuso que Irán no puede tener armas nucleares, consideradas por el jefe de la Casa Blanca, sin mencionar el arsenal estadounidense, entre ‘las grandes dificultades del mundo’.

Oleadas de petróleo después de ataques

El jueves 13, la agencia Reuters reportó desde Londres que los petróleo habían subido más del 4% el jueves luego de un presunto ataque a dos petroleros en el Golfo de Omán, cerca de Irán y el Estrecho de Hormuz, a través del cual pasa una quinta parte del consumo mundial de petróleo.

El Frente Altair con bandera de las Islas Marshall cargando nafta y el Kokuka Valiente con metanol que lleva bandera de Panamá han sido evacuados y las tripulaciones están a salvo.

El fletador del primero dijo que el barco era “sospechoso de haber sido golpeado por un torpedo”. Su propietario dijo que estaba en llamas. El gerente de este último dijo que había sido dañado como resultado de un “presunto ataque”, pero que su carga estaba intacta.

El incidente se produjo después de los ataques de sabotaje del mes pasado en embarcaciones frente al emirato de Fujairah, uno de los centros de abastecimiento de combustible más grandes del mundo.

Los futuros del crudo Brent subían $ 2.19, o 3.65%, a $ 62.16 por barril a 1341 GMT, habiendo aumentado tanto como 4.45% a $ 62.64.

Los futuros del crudo Intermedio Oeste de Texas en Estados Unidos subieron $ 1.79, o 3.5%, a $ 52.93 por barril. WTI anterior aumentó tanto como 4.5% a $ 53.45.

“Este es un aumento bastante pequeño dada la incertidumbre y los posibles efectos en cadena de ataques como estos. Esto refleja en parte el hecho de que el mercado petrolero ya tiene un precio en el suministro y los riesgos geopolíticos que emanan de Irán ”, dijo Cailin Birch, economista de The Economist Intelligence Unit.

“Sin embargo, también refleja la preocupación del mercado de que la continua guerra comercial entre Estados Unidos y China pesará sobre la actividad económica y, por lo tanto, el crecimiento de la demanda de petróleo en las dos economías más grandes del mundo”.

Ambos puntos de referencia crudos están establecidos para sus mayores incrementos diarios desde principios de enero, pero sin embargo se dirigen a una pérdida semanal.

Los precios del petróleo se habían desplomado en la sesión anterior debido a un aumento inesperado en las reservas de crudo de los EU. Y una perspectiva más baja para la demanda mundial de petróleo.

La Quinta Flota de la Marina de los EE. UU. Con sede en Bahrein dijo que estaba ayudando a los petroleros luego de recibir llamadas de socorro después de los “ataques denunciados”. Las Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido, parte de la Marina Real, dijeron que estaba investigando.

Los equipos de búsqueda y rescate iraníes han recogido a 44 marineros de dos petroleros dañados en el Golfo de Omán, informó la Agencia de Noticias de la República Islámica.

El asesor de seguridad nacional de los Estados Unidos, John Bolton, dijo el 29 de mayo que las minas navales “casi con seguridad de Irán” se usaron para atacar a los petroleros de los Emiratos Árabes Unidos el mes pasado, y advirtió a Teherán contra la realización de nuevas operaciones.

Las tensiones en el Medio Oriente se han intensificado desde que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, se retiró de un pacto nuclear multinacional de 2015 con Irán y volvió a imponer sanciones, especialmente contra las exportaciones de petróleo de Teherán.

Irán, que se ha distanciado de los ataques anteriores, ha dicho que no se sentiría intimidado por lo que llamó la guerra psicológica.

También el apoyo a los toros petroleros fue una señal de que los miembros de la OPEP estaban cerca de acordar los continuos recortes de producción.

El ataque a los dos buques cisterna dispara la tensión en el Golfo

Un mes después del supuesto sabotaje de cuatro barcos en la misma zona, ha vuelto a aumentar la temperatura en una región que vive en tensión desde hace semanas mientras los precios del petróleo experimentaban fuertes alzas, reportó la agencia EFE.

Los dos barcos, uno propiedad de un armador noruego y otro japonés, sufrieron ayer impactos y explosiones mientras salían del estrecho de Ormuz, a unas 30 millas de la costa iraní. A primera hora del día, el comando la V Flota de Estados Unidos, con base en Baréin, confirmaba que estaba prestando “asistencia” a dos buques “atacados”, tras recibir dos llamadas de socorro.

El Pentágono informó posteriormente de que envió a la zona al USS Bainbridge, un destructor de la clase Arleigh Burke con misiles guiados. Sin embargo, un buque iraní salvó a los 23 tripulantes de una nave y a los 21 de la otra, y los condujo al puerto de Jask, en la provincia iraní meridional de Hormozgan.

El director general de los puertos de esa región, Alahmorad Afifipur, explicó que el primer carguero, de nombre Front Altair, se incendió a 25 millas del puerto de Jask.

De acuerdo con la información facilitada por la autoridad marítima de Noruega, se registraron tres detonaciones en el Front Altair, un buque que pertenece al armador noruego Frontline y que navega con bandera de las Islas Marshall.

Orden de abandonar el barco

El capitán del barco, que había partido de Catar con destino a Taiwán, ordenó a la tripulación que abandonara el barco debido al fuego, según Afifipur, citado por la agencia oficial IRNA. Las 23 personas fueron rescatadas del agua con pequeñas lanchas y luego trasladadas a un barco mayor, que se dirigió con ellas al puerto de Jask.

El segundo carguero, el Kokuka Courageous, un buque cisterna que navegaba con rumbo a Tailandia y posteriormente a Singapur bajo bandera panameña, y que pertenece a la empresa japonesa Kokuka Sangyo, sufrió el incidente a unas 30 millas de Jask.

Directivos de la firma nipona dijeron en Japón que la embarcación, que transportaba 25.000 toneladas de metanol, recibió un primer impacto a babor y los tripulantes intentaron apagar un fuego que se había declarado en la sala de máquinas. Tras un segundo impacto, también a babor, el capitán dio orden de abandonar el buque y sus 21 tripulantes, de nacionalidad filipina, fueron rescatados por la embarcación iraní. Las autoridades de Japón no han precisado quién puede estar detrás de este ataque ni se ha confirmado que haya víctimas.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, calificó los dos incidentes de “sospechosos”. “Los ataques denunciados contra los petroleros relacionados con Japón ocurrieron mientras el primer ministro japonés, Shinzo Abe, se reunía con el ayatolá Ali Jameneí”, líder supremo iraní, “para mantener conversaciones extensas y amistosas”, escribió Zarif en su cuenta oficial de Twitter. Por ello, y teniendo en cuenta que algunos países acusaron a Irán de un incidente similar ocurrido el mes pasado, Zarif agregó que el término sospechoso se queda corto para “describir lo que ocurrió esta mañana” en el mar de Omán. Abe llegó ayer a Teherán para tratar de lograr una distensión en la zona. El miércoles se reunió con el presidente iraní, Hasan Rohaní, y ayer lo hizo con el líder supremo iraní, Alí Jameneí. Rohaní aseguró el miércoles que su país no va a iniciar una guerra con Estados Unidos, pero Abe le pidió además que tenga “un papel constructivo” y le instó a evitar cualquier “choque accidental” en Oriente Medio.

Hace exactamente un mes, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudí denunciaron el sabotaje de cuatro buques en el Golfo Pérsico, señalando de manera más o menos explícita que Irán podía estar detrás de los incidentes.

El asunto llevó a una escalada de tensión en la zona ya que el incidente fue motivo para que el Gobierno estadounidense tomara la decisión de desplazar hasta allí el buque de asalto anfibio USS Arlington y el portaaviones USS Abraham Lincoln.

Finalmente, tras varias semanas y una cumbre regional organizada por Arabia Saudí para denunciar las supuestas maniobras de Irán en la región, Washington dio por conjurado el riesgo de nuevos ataques en la zona. Sin embargo, los incidentes de ayer amenazan con volver a calentar los ánimos, además de generar turbulencias en los mercados mundiales de crudo. El petróleo se disparó a primera hora del día. El barril de Brent subió un 3,22% frente al precio de apertura, situándose en 60,62 dólares, y el barril de Texas escalaba un 3,03% (1,55 dólares) cotizando a las 09.05 hora local (13.05 GMT) en 52,69 dólares. El Consejo de Seguridad de la ONU abordaba horas después del incidente la situación en el golfo Pérsico tras el ataque, según fuentes diplomáticas. La reunión, que se celebró a puerta cerrada tras otra ya prevista sobre Siria, fue solicitada por Estados Unidos, según esas mismas fuentes.

Actualización sobre Front Altair: Frontline

La mañana del 13 de junio, aproximadamente a las 5:00 hs., Se produjo una explosión en el Frente Altair poco después de que la embarcación atravesara el Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico.

Lo más importante es que los 23 miembros de la tripulación a bordo del Frente Altair están ilesos luego de ser rescatados por el buque de carga Hyundai Dubai (abanderado en Marshall Islands https://www.vesselfinder.com/vessels/HYUNDAI-DUBAI-IMO-9469900-MMSI-538004415)  y posteriormente transportados por un buque naval iraní a la ciudad portuaria de Jask.

“Felicitamos a nuestro equipo altamente capacitado, al capitán de la embarcación y a los administradores de buques, por seguir el protocolo y operar de acuerdo con el estándar más alto durante este incidente angustioso y muy grave. Frontline está profundamente agradecido a todas las partes que han contribuido a garantizar la seguridad de nuestros colegas “.

Frontline pudo desplegar a los servicios de emergencia de manera oportuna, que extinguieron el fuego en el barco a las pocas horas del incidente y aseguraron que no se produjera contaminación. Contrariamente a los informes de los medios de comunicación, el buque permanece a flote y está siendo atendido por un buque de salvamento. Las embarcaciones modernas de la Compañía están diseñadas para soportar eventos catastróficos con el fin de garantizar la seguridad de la tripulación y la carga. Un remolcador de rescate equipado con capacidad de remolque llegó al Frente Altair al mediodía del 14 de junio y dos buques de apoyo adicionales llegarán a la escena el 15 de junio con un equipo especializado para inspeccionar el petrolero y hacer recomendaciones.

“La causa de la explosión sigue siendo desconocida para la Compañía, aunque hemos descartado la posibilidad de que fuera causada por un error humano o mecánico. El incidente será investigado exhaustivamente por la Compañía junto con terceros, incluidos funcionarios gubernamentales, para determinar la causa “.

El Estrecho de Hormuz es una de las rutas marítimas más densamente traficadas del mundo y sirve como pasaje para más del 25% del petróleo crudo marítimo. A medida que aumentan las tensiones geopolíticas en el Golfo Pérsico, la Compañía se enfoca intensamente en la seguridad de nuestros colegas en esta región.

“Hasta que se reciba más información sobre la causa de la explosión y la seguridad de esta importante vía de navegación esté asegurada, Frontline ejercerá extrema precaución al considerar nuevos contratos en la región y la Compañía considerará todas las medidas posibles para garantizar la seguridad de nuestros buques. Actualmente operando en la zona. La Compañía está consultando con expertos en seguridad regional para garantizar la seguridad de nuestra tripulación, nuestros buques y nuestra carga”.

Ese mismo jueves 13 de junio, la agencia de noticias France Press, reportaba que el petróleo se había disparado tras ataques contra buques cisterna en el Golfo. Los precios del petróleo rebotaban este jueves tras los ataques contra dos buques cisterna en el Golfo, una situación que reaviva los temores de un conflicto en esta región crucial para el mercado del oro negro.

Hacia las 13H30 GMT, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en agosto subía 2,28 dólares (+3,84%), a 62,25 USD. El barril de WTI para entrega en julio ganaba de su lado 1,86 dólares (+3,68%), a 53 USD.

Este jueves, la Quinta Flota estadounidense basada en Baréin indicó haber recibido dos pedidos de auxilio temprano en la mañana de buques cisterna en el mar de Omán, afirmando que habrían sido objeto de un “ataque”.

Por su parte la autoridad marítima de Noruega informó que tuvieron lugar tres explosiones a bordo del petrolero noruego “Front Altair”, que fue atacado junto al “Kokuka Courageous”, propiedad de Singapur.

Este incidente constituye una nueva escalada en las tensiones regionales, a un mes casi exacto de los ataques contra cuatro buques, entre ellos tres petroleros, frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos, acto del cual Washington acusó a Irán.

Las tensiones entre Arabia Saudita, primer exportador mundial, e Irán, otro peso pesado del petróleo, siempre tienen nervioso al mercado, que teme una posible perturbación de la oferta.

“Es necesario recordar que es la región del estrecho de Ormuz”, bulevar del tráfico petrolero mundial frente a Irán, esencial para las exportaciones sauditas, señala Tamas Varga, analista en PVM.

– Tendencia a la baja –

El incidente provocó entonces un alza de los precios del petróleo, luego de que el Brent terminara la sesión del miércoles debajo de los 60 dólares (69,97 USD) por primera vez desde fines de enero.

El WTI también terminó también en su precio más bajo en cinco meses, a 51,14 dólares.

“La tendencia era más bien a la baja, ya que los inversores se concentraban más en la debilidad de la demanda que en las tensiones geopolíticas”, explicó a la AFP Geordie Wilkes, analista de Sucden, mencionando por ejemplo el alza de las reservas estadounidenses estas últimas semanas.

Wilkes recordó sin embargo que “las tensiones entre Irán y Estados Unidos habían empujado los precios al alza en los últimos doce meses”.

Tras haber anunciado en 2018 que los importadores de petróleo iraní serían sancionados, Washington anuló a fines de abril de 2019 las exenciones acordadas a algunos países con el objetivo explícito de ejercer una “presión máxima” sobre Teherán.

El resultado es que la producción de petróleo iraní cayó con fuerza en mayo, según publicó este jueves la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La producción de la República islámica cedió en 227.000 barriles por día (b/j) entre abril y mayo, para alcanzar 2,370 millones de b/j, según fuentes secundarias (indirectas) citadas por la OPEP en su informe mensual.

Irán mira con enojo a su rival geopolítico Arabia Saudita aprovechar la situación para robarle partes del mercado, si bien la producción del reino tiene por el momento una tendencia más bien bajista a raíz del debilitamiento de la demanda.

Pero si Teherán amenaza cerrar el estrecho de Ormuz para paralizar el mercado, “la realidad es que no puede permitirse hacerlo” porque “una acción de este tipo provocaría el uso de la fuerza y una escalada”, estimó John Hall, analista de Alfa Energy.

Según estimó la Agencia Internacional de la Energía (AIE) consultada el viernes por la tarde, la demanda mundial de petróleo crecerá este año en 1,2 millones de barriles diarios (mb/d), 100 mil barriles al día menos que su anterior estimación.

La AIE certificó en su último boletín mensual que en los tres primeros meses de 2019 la demanda de crudo se incrementó en 300 mil barriles diarios, su menor aumento desde 2011.

El organismo señaló además que habrá un abundante suministro por parte de los países ajenos a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Así, se prevé un crecimiento de 1,9 mb/d en la oferta de crudo de países no asociados al cartel productor en 2019 y destacó que 90 por ciento de este suministro procederá de Estados Unidos.

Igualmente, para 2020, el incremento será de 2,3 mb/d debido a un mayor aporte de Brasil, Canadá y Noruega.

En un contexto matizado por la contracción de la demanda, la OPEP ha hecho pública asimismo su intención de estabilizar el mercado.

Ambicionamos poder equilibrar el mercado antes del año que viene. Estamos trabajando en ello, enfatizó el ministro de Energía de Arabia Saudita, Khalid Al Falih.

En declaraciones realizadas recientemente, el ministro indicó que la asociación productora está avanzando en la confección de un acuerdo para determinar, en su próxima reunión, si se extiende el pacto de recorte a la producción durante lo que resta de 2019.

Se prevé que el cartel efectúe su encuentro el venidero el 25 de junio al que asistirán los miembros del organismo y otros socios entre los que se halla Rusia.

En horas pasadas, la OPEP divulgó en su informe mensual que la demanda mundial de crudo se verá afectada por las crecientes disputas comerciales.

En medio de este contexto, reportes de menores actividades fabriles dan cuenta de que los dos más grandes consumidores de petróleo empiezan a dar muestras de agotamiento.

Aunque reportó un ligero incremento de 0,2 por ciento en mayo frente al mes anterior en la producción industrial, Estados Unidos experimentó con un retroceso del 1,9 por ciento interanual en el conjunto del primer trimestre en este ámbito, según datos del Sistema de la Reserva Federal.

La producción industrial de China, por su parte, registró durante mayo un crecimiento del cinco por ciento, su menor incremento desde febrero de 2002, notificó la Oficina Nacional de Estadística del gigante asiático.

Debido a esta coyuntura, según el reporte la OPEP, la demanda global de petróleo crecerá en 1,14 millones de barriles por día (bpd) este año, 70 mil bpd por debajo de lo vaticinado previamente.

Asimismo, la asociación revisó a la baja su estimación con respecto a su propia demanda en 2019 y la situó en 30,5 millones de bpd.

‘Siguen existiendo importantes riesgos a la baja por la escalada de las disputas comerciales que se extienden al crecimiento de la demanda global’, remarcó el análisis en referencia al pugilato que en materia arancelaria mantienen Estados Unidos y China.

Según datos suministrados por fuentes secundarias y divulgados por el cartel, los países que forman parte del club de exportadores de crudo bombearon un total de 29 mil 876 millones de barriles al día en el quinto mes del año, frente a los 30 mil 111 millones de abril.

Por temores a un exceso de la oferta, la OPEP junto a Rusia y otros productores aliados, acordaron recortar el bombeo en 1,2 millones de barriles diarios desde enero pasado y hasta este mes de junio.

No obstante, analistas advierten sobre la posibilidad de que el mercado petrolero actué de manera errática ante los conflictos suscitados recientemente en el Medio Oriente con los enfrentamientos en Libia y las explosiones sufridas por buques petroleros en aguas del Golfo de Omán.

Artículo anteriorMéxico prepara lista de productos de EU para responder si Trump impone aranceles: G. Márquez
Artículo siguienteParlatino declara inaceptables amenazas de represalias económicas para afrontar la migración: Lucía Meza
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí