Levanta EU aranceles a 437 productos chinos; “hay progreso”: Trump

Refiere que busca acuerdo comercial completo con China; Descarta acuerdo comercial en corto plazo La cancelación de la visita de funcionarios chinos a las granjas se conoció luego que este viernes se anunció que EU levantó aranceles a más de 400 productos provenientes de Beijing

0
370

Washington, Estados Unidos, a 20 de septiembre del 2019.- El presidente Donald Trump dijo este viernes que su gobierno está “progresando mucho” con China, en el segundo día de conversaciones comerciales entre las partes y después de que se levantaran aranceles sobre más de 437 productos provenientes de Pekín, publica La Jornada en su portal.

Las exenciones anunciadas este viernes se aplicarán a una gran variedad de productos que van desde pajitas de plástico y filtros de café hasta radiadores de automóviles y correas para perros, según documentos publicados por la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos.

Dicha decisión, explicó el presidente en su cuenta personal de la red social Twitter, se produjo a pedido del viceprimer ministro de China, Liu He, al frente de su país en las negociaciones bilaterales.

Además, apuntó, el 1 de octubre el gigante asiático celebrará el aniversario 70 del surgimiento (proclamación) de la República Popular.

Trump sostuvo que Estados Unidos está cobrando miles de millones de dólares de los aranceles impuestos a los productos chinos, y agregó que el total pronto alcanzaría los 100 mil millones. “Diré esto: estamos progresando mucho con China”, destacó el mandatario republicano.

El presidente Donald Trump consideró poco probable que Estados Unidos concrete un acuerdo comercial con China antes de los comicios de 2020, al manifestar que quiere un convenio completo y “no uno parcial”.

“Estamos buscando un acuerdo completo con China en medio de su guerra comercial de hace más de un año contra el país asiático. (…) No estoy buscando un trato parcial”, manifestó en rueda de prensa el mandatario, quien insistió en que no estaba bajo ninguna presión para establecer un pacto comercial con China antes de las elecciones de noviembre de 2020.

‘Podría darse rápido, pero no sería el pacto correcto. Hay que hacer las cosas bien’, expresó el mandatario en una conferencia de prensa junto al primer ministro australiano, Scott Morrison, a quien recibió en la Casa Blanca.

A juicio del gobernante estadounidense, el posible convenio para terminar el referido conflicto resulta complicado, especialmente en la protección de la propiedad intelectual.

Para expertos y medios de prensa, la mayor diferencia de la última ronda de gravámenes con relación a las anteriores es que los nuevos impuestos deben tener un impacto mucho mayor sobre los consumidores estadounidenses, algo que Trump se niega a reconocer.

Como respuesta a la acción de Washington, China comenzó también el 1 de septiembre a aplicar aranceles adicionales de cinco y 10 por ciento a mercancías estadounidenses valoradas en 75 mil millones de dólares al año.

Ayer y hoy, delegados de ambos países dialogaron en esta capital como parte de las negociaciones hacia el acuerdo bilateral y para sentar las bases de un encuentro de mayor nivel a celebrarse también en Washington D.C. el próximo mes.

Según reportes de prensa, el grupo de unos 30 visitantes estuvo encabezado por el viceministro de Finanzas, Liao Min, y la parte anfitriona se desempeñó bajo la guía de Jeffrey Gerrish, director adjunto de la Oficina del Representante Comercial norteamericano.

Por su parte, funcionarios chinos cancelaron este viernes las visitas que realizarían la próxima semana a granjas de Montana y Nebraska, lo que también alejaría la posibilidad de un acuerdo comercial entre ambos países, de acuerdo con el servicio público de radio y televisión Voz de América.

Los funcionarios anunciaron su decisión durante el segundo día de conversaciones comerciales con sus similares estadunidenses en esta capital, las cuales retomarán la próxima semana, a fin de preparar conversaciones al más alto nivel en octubre.

La cancelación de la visita de los funcionarios chinos a las granjas se conoció luego que este viernes se anunció que Estados Unidos levantó los aranceles a más de 400 productos provenientes de Beijing.

La oficina del Representante Comercial de Estados Unidos emitió tres avisos eximiendo de aranceles a una amplia gama de productos en respuesta a solicitudes de empresas locales que argumentaron que los gravámenes causarían dificultades económicas.

Los 437 productos exentos incluyen placas de circuito impreso para procesadores de gráficos por computadora, collares para perros, pisos de madera laminada y luces navideñas en miniatura.

Las negociaciones buscan sentar las bases para conversaciones de más alto nivel a principios de octubre, las que determinarán si los países están camino a una solución o a la imposición recíproca de aranceles más altos.

Una delegación de unos 30 representantes chinos, encabezada por el viceministro de Finanzas, Liao Min, se reunió en Washington con los funcionarios locales, liderados por Jeffrey Gerrish, director adjunto de la Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR, por su siglas en inglés).

Las discusiones se centrarían en gran medida en la agricultura, incluyendo las demandas de Estados Unidos de que China aumente sustancialmente las compras de soja estadunidense y otros productos agrícolas, dijo a Reuters una fuente.

Sin embargo, las partes siguen enfrentadas en cuestiones que son la base de su disputa comercial, incluyendo que Estados Unidos declare a algunas empresas estatales chinas como un riesgo para la seguridad nacional y la negativa de Pekín a modernizar su modelo económico al eliminar los subsidios para las empresas estatales.

Artículo anteriorConstructivos diálogos comerciales con EU, dice China
Artículo siguienteJóvenes de todo el mundo llegan a ONU para exigir acción climática
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí