Importación de medicamentos debe ser excepción: Concamin

La importación de medicamentos sólo deben ser "compras de excepción" por parte del gobierno federal, advirtió Francisco Cervantes, dirigente de la Concamin. “El Gobierno de EPN compró a tres empresas 60.7% de medicamentos en 2018: les dio 35 mil 500 millones, de un presupuesto de 40 mil millones Breve historia del gasto de medicamentos en México

0
497

Ciudad de México, a 23 de septiembre del 2019.-  Frente a las declaraciones de Francisco Cervantes, dirigente de la Confederación  de Cámaras Industriales (CONCAMIN), en el portal de La Jornada, reproducimos la “Breve historia del gasto de medicamentos en México” de Francisco J. Sepúlveda donde se explica cómo la compra del 60.7% de medicamentos en 2018 en la administración de Enrique Peña Nieto se realizó a tres empresas utilizando el 88% del presupuesto asignado para ese rubro.

Mientras el dirigente empresarial afirma que la reciente importación del Metrotrexato debe ser “compra de excepción” por parte del gobierno federal, Sepúlveda hace un recorrido hemerográfico de las curiosas inversiones en medicamentos en años anteriores.

El dirigente de CONCAMIN expone: “Aunque se consigan medicinas a bajo precio en el extranjero, su costo se eleva por el traslado, la logística y el pago de aranceles, además que se afecta a la industria nacional, a propósito de la compra del medicamento contra el cáncer, llamado Metrotrexato, que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se realizó en Francia.

Además, continua Cervantes, se debe de tomar en cuenta que la caducidad de algunos medicamentos es muy corta y, por lo mismo, los laboratorios farmacéuticos no cuentan con un stock o reserva, abundó Francisco Cervantes, entrevistado en el Foro Nacional de Normalización 2019.

Por eso dijo que desde hace meses la industria ha insistido en que todas las licitaciones deben ser planeadas, claras y con tiempo.

La importación de medicamentos también afecta el contenido nacional. Destacó que eso se demuestra por el hecho de que la industria nacional registra una caída de 2.8 por ciento en su producción pero México obtuvo un superávit en la balanza comercial con Estados Unidos, superior incluso al que tienen China o Canadá, lo que significa que “estamos exportando importaciones”.

Sin embargo, lo que no cuenta Francisco Cervantes es justamente la historia expuesta en Regeneración por Sepúlveda Cañamar, reproducido a continuación.

“Empecemos con una nota de 2012:

“Casi una tercera parte del gasto en salud que realiza México se destina a medicamentos, con lo que el país se ubica en el segundo entre los integrantes de la OCDE que más invierte en este rubro, sólo detrás de Hungría.

«Un análisis de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) advierte sobre la causa: «compramos en condiciones distintas con respecto a otros países».

«En 2010 se destina 63 por ciento del presupuesto del sector a la compra de fármacos”. (La Jornada).

“Así es que llega un nuevo régimen, y logra lo siguiente… sólo que es el nuevo régimen a partir de 2012, o sea, el de Peña:

“Comunicado conjunto: Los ahorros por la disminución de precios acumulados se integran por los obtenidos en 2014 por 3 mil 700 millones, sumados a los 4 mil 600 millones de pesos de 2015.

«La compra consolidada para 2015 permitirá contar con el abasto oportuno y suficiente de medicamentos en beneficio de más de 90 millones de derechohabientes de las instituciones participante.” (Gobierno Federal).

El «desabasto»

Curiosamente nadie hizo aspavientos por estos ahorros. Y, sin embargo, hubo carencia de medicamentos:

18 de julio de 2018:

Fin de sexenio y el desabasto de medicinas e insumos comienza a ser más latente en muchas clínicas y hospitales del país, incluso en la Ciudad de México.

Uno se preguntaría ¿por qué?, ¿no se supone qué hay recursos asignados cada año precisamente para evitar estos problemas?

Se calculan más de 40 mil millones de pesos para este rubro.

Al respecto, autoridades de salud, encargadas del manejo de los recursos, argumentan que este problema se presenta porque en los estados «no hay una planeación correcta en el uso de recursos para la adquisición de medicamentos”. (Excélsior).

Así que, como quiera, se ve que se sigue gastando mucho en medicamento, y se decide lo siguiente:

“Para evitar fraudes, malos manejos y desabasto en el país, el gobierno federal centralizará la adquisición de medicamentos, informaron subsecretarios de Salud de la actual administración federal.” (La Silla Rota).

Algunos, tuvieron esta opinión:

“Las modificaciones que está llevando a cabo esta administración en la adquisición de medicamentos y productos de salud para los hospitales públicos, representan un acto similar a cambiar la rueda de un automóvil mientras este se encuentra en movimiento.” (Forbes).

Tres empresas beneficiadas

Pero el resultado fue este:

“Gobierno ahorra mil 032 millones de pesos en productos adjudicados.”

De lo cual, lo más rescatable es lo siguiente:

“Según el documento, el número de claves desiertas en material de curación es similar al observado en los procedimientos de consolidación realizados en años anteriores, precisaron al dar a conocer los resultados del procedimiento de licitación para la Contratación Consolidada de Bienes Terapéuticos para el segundo semestre del ejercicio fiscal 2019.

«En cuanto a las claves desiertas en medicamentos (39 por ciento), no presentan un riesgo debido a que la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público prevé la posibilidad de llevar a cabo adjudicaciones directas de manera inmediata, y se cuenta con el contrato consolidado suscrito en la administración anterior, el cual concluye hasta el 31 de diciembre de 2019.» (Info7).

Pero se halló algo muy interesante:

“El Gobierno de EPN compró a tres empresas 60.7% de medicamentos en 2018: les dio 35 mil 500 millones” (Sin Embargo).

Interesante: 35 mil millones ¡de un presupuesto de 40 mil millones!

Y también se halló lo siguiente al investigar está relación de “negocios”:

El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la investigación federal contra las farmacéuticas acaparadoras de la venta de medicamentos en el sexenio de Peña Nieto alcanza a sus protectores políticos.

Las compañías involucradas son Grupo Fármacos Especializados (Fanasa), de la familia Pérez Fayad; Farmacéuticos ­Maypo, de la familia Arenas ­Wiedfeldt, y Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipos Médicos (Dimesa), del industrial jalisciense Carlos Álvarez Bermejillo.”

Juicio contra farmacéuticas

Sin embargo, detrás de la etiqueta empresarial han circulado nombres como el de Manio Fabio Beltrones, Emilio Gamboa Patrón y Roberto Madrazo Pintado. (Crónica).

Por lo tanto, y ante la sospecha de posibles prácticas corruptas, ocurrió lo siguiente:

“La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) llevará a juicio a múltiples farmacéuticas y particulares por su probable responsabilidad en la realización de prácticas monopólicas absolutas en el mercado de la producción, distribución y comercialización de medicamentos en el territorio nacional.” (Reporte Índigo).

Y no solo quedó en eso. También ocurrió esto:

“Tres empresas que vendieron el año pasado más de 60 por ciento de toda las medicinas y materiales de curación al gobierno, (se determinó) que no pudiesen, en el marco de la ley, participar en nuevas licitaciones hasta que no se aclarara si no hubo influyentismo y corrupción en la venta de medicamentos el año pasado”, declaró el Presidente, en conferencia.” (Aristegui Noticias).

Casualmente, poco después se empezó a hablar de “carencia” de medicamentos. (Agosto 2019).

“Ni en Pediatría ni en Cancerología tienen el fármaco Metotrexato: Hospital Infantil de México.” (El Financiero).

AMLO les recordó lo que había pronunciado poco antes: (julio 2019)

“Si es necesario compraremos medicinas en todo el mundo, advierte AMLO.” (La Jornada).

En el inter, los institutos de salud y la Cofepris se aventaron la pelota de la responsabilidad sobre la carencia de medicamentos, y se lanzó una fake news sobre la muerte de una paciente pediátrica por falta de medicamento.

No reproduzco lo anterior porque es de conocimiento general.

Amparo obstaculiza a Cofece

Pero se restableció la falta de dicho medicamento, como se aprecia en la siguiente nota de Publimetro.

Pero mientras, la lucha judicial continuaba, hasta llegar a lo último ocurrido estas últimas semanas:

“La autoridad antimonopolios de México sufre revés en caso Nadro.

Un amparo otorgado por la SCJN complica la investigación de la Cofece por una posible concentración indebida en el sector de la distribución de medicamentos en México.” (Expansión).

Ya había escrito algo similar sobre lo que ocurre con las vacunas, y ahora también están mencionando a los insecticidas usados en la lucha contra el dengue.

Sepúlveda termina diciendo:

“Dejo esto aquí para su información.

Gracias”.

Artículo anteriorMéxico busca elevar a 75% capacidad de producción de refinerías en 2020
Artículo siguienteGeneral Motor inicia segunda semana de huelga
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí