La exploración del “oro blanco”, en estado primario y rústico: SE

Las posibles reservas de litio se encuentran en arcilla, lo que dificultaría su explotación, dice la titular de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier. Foto Yazmín Ortega Cortés

0
1211

Ciudad de México. La exploración de los posibles yacimientos de litio en México se encuentra todavía en un estado “bastante primario y rústico”, y aunque ya se estudian más de 80 puntos donde podría existir dicho mineral –uno de los cuales sería de especial interés–, no será sino hasta marzo de 2022 cuando exista mayor claridad sobre este tema.

Así lo indicó la titular de la Secretaría de Economía (SE), Tatiana Clouthier, quien agregó que en México las posibles reservas de litio se encuentran en arcilla, lo que dificultaría más su explotación, por lo que la eventual participación de empresas privadas o extranjeras en este terreno todavía está por definirse, pues la ley respectiva aún no se encuentra lista.

En entrevista con La Jornada, la funcionaria explicó que el Servicio Geológico Mexicano (SGM) ya comenzó a explorar algunas tierras “donde creemos que existe litio”, como parte de un trabajo que aún se tomará varios meses para concluir.

“Se hizo un plan en donde estamos explorando los primeros indicios en 82 espacios; estaremos terminando 50 para finales de año, y el resto para marzo de 2022, y entonces tener mapeado dónde sí y dónde no (existiría el mineral).

“De lo que llevamos hasta ahorita, se ha encontrado una proporción de litio en la tierra que podría significar que conviene entrar a un trabajo mayor.”

Sobre los estudios de analistas privados, según los cuales México tendría el depósito de litio más grande del mundo, con reservas probables y probadas de 243.8 millones de toneladas –que contendrían 4.5 millones de toneladas de ese mineral en estado de carbonato–, Clouthier Carrillo señaló que no todo el contenido de un yacimiento es directamente aprovechable para su explotación.

“Voy a ponerlo en términos rústicos: en México tenemos el litio en arcilla, y si tengo un cerro de arcilla que lo contiene, no puedo decir que toda una tonelada de arcilla es litio: tengo que ver qué proporción voy a poder extraer” de material útil.

“En Bolivia lo tienen en sales, más fácil de explotar, pero nosotros lo tenemos en arcilla. Es bien distinta la proporción y es mucho más costoso (explotarlo)”, recalcó.

Luego de enfatizar que la exploración en México aún está en un momento “bastante primario y rústico”, la secretaria indicó que todavía no es posible afirmar cómo será el esquema para su eventual explotación, hasta que el Congreso lo determine.

“La reforma constitucional está en la mesa y a partir de ella se haría una ley. Si me pongo a opinar ahorita al respecto, sería faltar al respeto al Congreso. Hay una propuesta y hemos platicado con legisladores que están mortificados en cómo conservar las reservas de litio para beneficio del país, pero habrá que esperar, porque no podemos decidir por ellos”, subrayó.

Desde que llegó esta administración “no se han dado concesiones”, aclaró.

La dirección de prensa de la SE especificó que las exploraciones se están llevando a cabo en Sonora, Jalisco y Puebla, y que actualmente hay 17 concesiones en total, como parte de ocho proyectos, de los cuales ninguno produce litio aún.

Clouthier destacó que el plan del gobierno de México es generar en el país una cadena de valor para el litio, y no sólo extraerlo y venderlo, pues la primera opción “es mucho más poderosa y rica que el producto en sí mismo”.

Asimismo, anunció que se está empezando a trabajar en una cadena de proveeduría para la elaboración de baterías de este mineral, como parte de la cual se reciclaría el material de otras pilas para poder impulsar un proceso “más eficaz y menos costoso”.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí