EU elimina arancel de 17.5% al jitomate mexicano

A partir del 19 de septiembre quedará eliminada la cuota compensatoria de 17.56% Exportadores recuperarán el dinero que pagaron por el arancel Celebran productores acuerdo con EU sobre el jitomate

0
359

Ciudad de México, a 21 de agosto del 2019.- En los últimos minutos de ayer, organizaciones de productores y exportadores mexicanos de jitomate lograron un acuerdo con el Departamento de Comercio de Estados Unidos con el que a partir del 19 de septiembre quedará eliminada la cuota compensatoria de 17.56 por ciento que pagan desde hace más de tres meses, informó Mario Robles, director de la Confederación de Asociaciones Agrícolas de Sinaloa (CAADES).

A cambio, los tomateros mexicanos terminaron por aceptar que las autoridades estadunidenses revisen en la frontera 92 por ciento de los camiones donde trasladen los jitomates, con el fin de verificar su calidad.

Ambas partes acordaron también incrementar los precios de los llamados tomates de especialidad y los tomates orgánicos. En este último caso se venderán 40 por ciento por arriba del precio del jitomate convencional.

De la parte nacional, participaron en el acuerdo la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

José Antonio Cruz, productor de tomate de Sinaloa, el cual estuvo presente en las negociaciones, señaló a La Jornada, desde Washington que aunque “no todos quedan conformes” con el referido acuerdo, la industria mexicana del tomate podrá estar en el mercado de Estados Unidos, el cual hemos construido con mucho esfuerzo en los más de 20 años que lleva este acuerdo que se renueva cada cinco años”.

Los productores de tomate habían advertido que de continuar el arancel de 17.56 que comenzó a aplicar Estados Unidos al producto mexicano desde el 7 de mayo pasado, muchos exportadores, especialmente los más pequeños no podrían soportan la carga impositiva. Señalaron que las exportaciones a Estados Unidos ya habían decrecido en 30 por ciento.

El subsecretario y negociador comercial para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Jesús Seade felicitó por Twitter a los productores mexicanos y reconoció su “tesón infinito”  para lograr un acuerdo “tan importante”.

Exportadores recuperarán el dinero que pagaron por el arancel

Los exportadores mexicanos de tomate podrán reclamar al gobierno estadunidense  que les devuelva todos los depósitos en efectivo que hicieron desde el 7 de mayo y hasta el día en que el nuevo acuerdo se publique en el Federal Register de ese país.

El acuerdo  tendrá una vigencia quinquenal  ya que será revisado hasta septiembre del 2024, detalló Robles, quien también es vocero de las organizaciones que encabezaron las negociaciones con el Departamento de Comercio. Entre ellas la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema  Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

La Confederación Nacional de Propietarios Rurales (CNPR) celebró el acuerdo que termina con el arancel de 17.56 por ciento impuesto por el Departamento de Comercio de Estados Unidos al jitomate mexicano de exportación.

Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la CNPR, señaló que “el resultado de las negociaciones bilaterales abre oportunidades de comercialización y termina con la preocupación de daños económicos para el país y los propios productores, estimados en 350 millones de dólares anuales”.

El nuevo acuerdo en materia comercial establecieron las autoridades de los gobiernos de México y Estados Unidos –de manera conjunta con los productores mexicanos de jitomate permitirá la suspensión de investigación de dumping y la cancelación del referido arancel.

El dirigente reconoció “la buena disposición y apoyo” del gobierno federal y de los titulares de las secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores (a través de la Embajada de México en Estados Unidos) y de Hacienda, quienes acompañaron a las distintas organizaciones de productores de los estados de Sinaloa, Baja California y Sonora en las sesiones de negociación, así como del presidente del Sistema Producto Jitomate, José Antonio Beltrán.

Afirmó el dirigente de la CNPR que, una vez que el nuevo acuerdo entre en vigor, los exportadores mexicanos de jitomate podrán realizar sus operaciones sin el pago del arancel, además de tener el derecho de recibir todos los depósitos en efectivo realizados desde el 7 de mayo pasado, hasta el día en que este acuerdo se publique en el equivalente al Diario Oficial mexicano, que es el Federal Register de Estados Unidos.

Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la CNPR, señaló que “el resultado de las negociaciones bilaterales abre oportunidades de comercialización y termina con la preocupación de daños económicos para el país y los propios productores, estimados en 350 millones de dólares anuales”.

El nuevo acuerdo en materia comercial establecieron las autoridades de los gobiernos de México y Estados Unidos –de manera conjunta con los productores mexicanos de jitomate permitirá la suspensión de investigación de dumping y la cancelación del referido arancel.

El dirigente reconoció “la buena disposición y apoyo” del gobierno federal y de los titulares de las secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores (a través de la Embajada de México en Estados Unidos) y de Hacienda, quienes acompañaron a las distintas organizaciones de productores de los estados de Sinaloa, Baja California y Sonora en las sesiones de negociación, así como del presidente del Sistema Producto Jitomate, José Antonio Beltrán.

Afirmó el dirigente de la CNPR que, una vez que el nuevo acuerdo entre en vigor, los exportadores mexicanos de jitomate podrán realizar sus operaciones sin el pago del arancel, además de tener el derecho de recibir todos los depósitos en efectivo realizados desde el 7 de mayo pasado, hasta el día en que este acuerdo se publique en el equivalente al Diario Oficial mexicano, que es el Federal Register de Estados Unidos.

El presidente de la CNPR en Durango, Luis Roberto Caballero, señaló que la última jornada de negociaciones se prolongó hasta cerca de la medianoche de ayer, antes de vencer el plazo legal de 90 días, a partir de la fecha de reactivación de esa medida arancelaria. Finalmente, dijo, se pudo llegar a un acuerdo que favorece el esquema de exportaciones de jitomate a Estados Unidos.

Precisó que de acuerdo con las reglas del Departamento de Comercio, la firma de un nuevo acuerdo que suspenda su determinación final, requiere de 30 días previos para comentarios.

Orihuela aclaró que otros puntos señalados en el referido acuerdo sobre el jitomate, se refieren a la inspección en frontera del 92 por ciento de los camiones de transporte para revisar la calidad del producto.

Esto implica determinados aumentos del costo del transporte, pero hay que considerar que se prevé en el referido convenio, sobreprecio para variedades de jitomate de especialidad y, muy importante, un incremento en el precio del jitomate orgánico, hasta del 40 por ciento, comparado con el producto convencional.

El acuerdo de referencia, será analizado de manera obligatoria en el siguiente Sunset Review (próxima revisión), que se realizará en septiembre de 2024.

“El sistema productivo del jitomate tiene una importancia vital para la economía mexicana. En lo interno, se da empleo directo a más de 1.4 millones de trabajadores de 17 entidades federativas, de los cuales más de un millón corresponden a la planta industrial y a empresas alimentadoras de insumos y servicios, y alrededor de 400 mil se refieren a jornaleros agrícolas. De la misma forma, México exporta a Estados Unidos entre 1.5 a 2 millones de toneladas anuales, con el consecuente ingreso de divisas al país”.

Las organizaciones de productores que encabezaron las negociaciones, algunas filiales de la CNPR, son la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), el Consejo Agrícola de Baja California (CABC), el Sistema Producto Tomate Nacional (SPTN) y la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui-Mayo (APHYM).

Revisión de 92 y no 100% de camiones

Originalmente el gobierno de Estados Unidos pretendía la revisión del 100 por ciento de los 120 mil camiones que lo exportadores mexicanos  usan al año para trasladar el tomate hacia  ese país, lo cual consideraban inaceptable.

Eduardo Orihuela Estefan, presidente de la CNPR, señaló que “el resultado de las negociaciones bilaterales abre oportunidades de comercialización y termina con la preocupación de daños económicos para el país y los propios productores, estimados en 350 millones de dólares anuales”.

El nuevo acuerdo en materia comercial establecieron las autoridades de los gobiernos de México y Estados Unidos –de manera conjunta con los productores mexicanos de jitomate permitirá la suspensión de investigación de dumping y la cancelación del referido arancel.

El dirigente reconoció “la buena disposición y apoyo” del gobierno federal y de los titulares de las secretarías de Economía, de Relaciones Exteriores (a través de la Embajada de México en Estados Unidos) y de Hacienda, quienes acompañaron a las distintas organizaciones de productores de los estados de Sinaloa, Baja California y Sonora en las sesiones de negociación, así como del presidente del Sistema Producto Jitomate, José Antonio Beltrán.

Afirmó el dirigente de la CNPR que, una vez que el nuevo acuerdo entre en vigor, los exportadores mexicanos de jitomate podrán realizar sus operaciones sin el pago del arancel, además de tener el derecho de recibir todos los depósitos en efectivo realizados desde el 7 de mayo pasado, hasta el día en que este acuerdo se publique en el equivalente al Diario Oficial mexicano, que es el Federal Register de Estados Unido

Tal revisión, argumentaron todavía hace unas semanas, no se lleva a cabo en ninguna parte del mundo y causaría en la frontera entre México y Estados Unidos “un caos logístico”  para todas las exportaciones del país, no solamente del tomate, como autopartes, refacciones electrónicas, productos de maquila y otros alimentos.

Incluso al reprochar que las autoridades estadunidenses no cedían en tal postura y los quería obligar a aceptarla, los tomateros demandaron al gobierno mexicano aplicar “medidas espejo” para revisar la calidad del maíz, trigo, soya, sorgo, lácteos, fructosas, manzanas, peras, uvas, carne de res, puerco y aves que son importadas desde el vecino país.

No obstante, este martes los tomateros aceptaron la revisión de 92 por ciento de lis camiones donde trasladan el tomate, es decir unos 110 mil 400 vehículos por año, pero ya no me mencionaron nada sobre las medidas espejo.

Investigación antidumping suspendida

A la medianoche de este martes y antes de vencer el plazo legal, ponderó Mario Robles, “los productores de tomate mexicanos y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos llegamos a un nuevo acuerdo que suspende la investigación de dumpings en curso” , referida a la venta de productos por debajo de sus costos de producción.

La investigación antidumping estaba suspendida desde hace 23 años por un acuerdo que Estados Unidos tenía desde entonces con los tomateros mexicanos y que se renovaba quinquenalmente.

Sin embargo, el acuerdo fue anulado de manera unilateral por el gobierno del presidente Donald Trump desde el 7 de mayo y se reabrió la investigación antidumping.

Estaba previsto que la indagatoria concluyera el 19 de septiembre. El 23 de julio el Departamento de Comercio calculó en 23.28 por ciento y no ya en 17.56 por ciento el supuesto dumping cometido por tomateros mexicanos, por lo que estos temían que su determinación final aplicará este nuevo porcentaje de cuota compensatoria a sus productos, obtenido por una metodología qué fue criticada por las organizaciones mexicanas.

Cuando el nuevo acuerdo alcanzado, las exportaciones de jitomate mexicano se podrán realizar sin el pago de la cuota compensatoria, puntualizó Robles.

“La industria del tomate de México agradece a todos los actores nacionales e internacionales que apoyaron durante casi dos años este proceso de negociación, así como al gobierno de México; nuestra embajada en Washington y a los miembros del Senado y del Congreso que se unieron a esta causa en ambos países”, agradeció Robles.

Artículo anteriorDesaceleración económica interna es mayor a lo anticipado: Banxico
Artículo siguienteDenuncia males del capitalismo domina contra-cumbre del G-7
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí