Descarta Grupo México afectación por cierre de su terminal en Guaymas

Instalaciones de la terminal de Grupo México, donde ocurrió la fuga de ácido sulfúrico

0
418

Ciudad de México, a 23 de julio del 2019.- Grupo México descartó que se registre “un impacto en sus operaciones” por la clausura “parcial y temporal” a su terminal en Guaymas, Sonora, impuesta por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) desde el 19 de julio, derivada del derrame de ácido sulfúrico en el Mar de Cortés y por carecer de autorización de impacto ambiental.

“No esperamos impacto en las operaciones debido a que esta terminal tiene programado el próximo embarque hasta finales de agosto”, indicó el corporativo de Germán Larrea en un nuevo comunicado enviado a sus inversionistas a través de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) para informarles sobre la situación de la terminal marítima donde ha asegurado que sólo se derramaron 3 metros cúbicos de ácido sulfúrico que resultaron “inofensivos” porque “se neutralizó” con el agua del mar.

Además argumentó que no requería la autorización de impacto ambiental para operar su terminal marítima de Guaymas ya que ésta comenzó operaciones antes de que existiera dicho requisito.

“Desconocemos los motivos o causas para esta clausura parcial y temporal, continuaremos aportando a la autoridad ambiental todos los elementos que sean necesarios para brindar la certeza respecto la operación en estricto apego a la normatividad ambiental. Esperamos que la autoridad ambiental levante la clausura parcial y temporal una vez satisfecho este procedimiento”, indicó en el comunicado.

Destacó que la Profepa realizó una primera visita de inspección a sus instalaciones después del incidente y concluyó que “se ejecutaron las medidas inmediatas para contener los materiales liberados y no se hizo referencia alguna a la existencia de impactos negativos al ambiente derivados del incidente”.

Sin embargo, en una segunda inspección realizada el 19 de julio, la Profeco ordenó “una clausura parcial y temporal únicamente respecto al proceso de almacenamiento y conducción de ácido sulfúrico en la terminal argumentando la falta de autorización de impacto ambiental”.

Las obras y actividades realizadas en terminal área iniciaron desde 1979, casi una década antes de que se promulgara la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente que data de 1988, por lo cual no se requería la obtención de dicha autorización para operar, refirió.

“Por lo anterior, estas licencias no son un requisito para las empresas que operaban con anterioridad. Además, se otorgó la Certificación de Industria Limpia de Profepa para esa instalación en el 2009, obteniéndose posteriormente 4 renovaciones de la certificación (de 2 años de vigencia cada una)”, abundó.

Artículo anteriorANPEC y GCMA reportan alza de productos en detrimento de salario mínimo
Artículo siguienteCon debilidad la actividad del sector de la construcción en mayo
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí