Primera reunión del consejo mexicano para el desarrollo sostenible

Yunus insta a desarrollar ideas y negocios que solucionen problemas sociales. Gremeen, un banco para los pobres

0
416

Ciudad de México, a 18 de junio del 2019.- La primera sesión ordinaria de 2019 del Consejo Nacional de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de México se realizó hoy dirigida por el canciller Marcelo Ebrard, en representación del presidente Andrés Manuel López Obrador.

La reunión fue dirigida por el jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo Garza, secretario ejecutivo del Consejo Nacional, y asistieron gobernadores de los estados, ejecutivos de empresas privadas, diplomáticos acreditados en México, y como invitado de honor, el Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus.

En su mensaje de bienvenida, el canciller Ebrard agradeció la presencia de los miembros del Consejo, así como de los asistentes al evento, en particular del Premio Nobel de la Paz, Muhammad Yunus, cuya participación refuerza el compromiso que todos los actores de México y el mundo tenemos con los objetivos de desarrollo sostenible.

El secretario Marcelo Ebrard destacó la necesidad de incorporar las tres dimensiones del desarrollo sostenible y contenidos de la Agenda 2030 a los Programas Sectoriales que las diversas instancias de la Administración Pública Federal, con objeto de anclarla en las políticas gubernamentales. Asimismo, aseguró que el Gobierno de México cree en los valores que animan la Agenda 2030: “el respeto a los demás, la fraternidad, la solidaridad, el poder crear y estar en un mundo con instituciones multilaterales, el desterrar para siempre el racismo, el que se respete la dignidad humana.”

Aunque en el comunicado oficial no se dan detalles de los objetivos de desarrollo sostenible hasta el año 2030, Ebrard destacó la necesidad de incorporar sus tres dimensiones a los programas sectoriales que las diversas instancias de la Administración Pública Federal ejecutan.

Por su parte, Alfonso Romo, dio a conocer a los representantes del gabinete, gobiernos locales y miembros del poder legislativo, la sociedad civil, y el cuerpo diplomático, el plan de trabajo 2019 – 2020 para avanzar en la instrumentación de la Agenda 2030 en México.

Destacó que este acuerdo internacional es un marco transformador, plenamente alineado a las prioridades de este Gobierno, en particular con el borrador del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024, el cual es nuestra guía hacia la transformación del país, en favor de una mayor prosperidad e inclusión, a lo largo de las dimensiones social, económica y ambiental.

Muhammad Yunus invitó a los diversos sectores a realizar acciones en favor del emprendimiento social, mismo que contribuye efectivamente a cerrar las brechas de desigualdad, a través de la creación de oportunidades para todas las personas.

Asimismo, hizo un llamado a México para que todas las personas, particularmente los jóvenes, conozcan y se apropien de la Agenda 2030 para asegurar que los objetivos y metas ahí planteadas sean una realidad.

Roberto Baeza, de la Fundación Arcoíris participó como representante de la sociedad civil. En su intervención refrendó el interés y el compromiso de las organizaciones de la sociedad civil en trabajar en favor la Agenda 2030. También destacó la necesidad que el Consejo Nacional incorpore, como miembros permanentes, a representantes de la sociedad, con el fin de atender las necesidades particulares de las y los mexicanos.

David Garza Salazar, rector del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, destacó la reciente instalación de la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible, misma que desde el sector educativo público y privado ofrecerá insumos técnico-científicos a los diversos actores involucrados en la implementación de la Agenda 2030.

Por su parte Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, compartió que las empresas mexicanas se encuentran cada vez más interesadas en incorporar a la sustentabilidad en sus modelos de negocio, buscando abonar a los esfuerzos en favor del cumplimiento a los objetivos de desarrollo sostenible y atrayendo inversión hacia proyectos orientados a mejorar las condiciones de vida de las personas.

De igual manera, destacó la presencia al Consejo del presidente de la Cámara de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo y de los miembros del Gabinete,  María Luisa Albores González, secretaria de Bienestar; Víctor Toledo Manzur, secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales; Javier Jiménez Espriú, secretario de Comunicaciones y Transportes; Román Meyer Falcón, secretario de Desarrollo Territorial y Urbano; Miguel Torruco Marqués, secretario de Turismo; Martha Delgado Peralta, subsecretaria de Asuntos Multilaterales de la Secretaría de Relaciones Exteriores;Tania de la Paz Pérez Farca, subsecretaria de Responsabilidades Administrativas y Contrataciones Públicas de la Secretaría de la Función Pública y el representante permanente de México ante la ONU, Juan Ramón de la Fuente; así como de los gobernadores constitucionales de Aguascalientes, Martín Orozco Sandoval; Durango, José Rosas Aispuro; Hidalgo, Omar Fayad Meneses; Nayarit, Antonio Echevarría García; y Tlaxcala, Marco Antonio Mena Rodríguez.

La Agenda 2030 representa una oportunidad para generar un crecimiento económico incluyente, fomentar el cuidado del medio ambiente y combatir la pobreza y la corrupción, posicionando a México como un referente por sus modelos de transformación social. Entre sus principios destaca el “No dejar a nadie atrás”, es decir, garantizar las mismas oportunidades para todas las personas.

La Agenda 2030 representa una oportunidad para generar un crecimiento económico incluyente, fomentar el cuidado del medio ambiente y combatir la pobreza y la corrupción, posicionando a México como un referente por sus modelos de transformación social, señala el comunicado de la cancillería.

El Premio Nobel de la Paz 2006, Muhammad Yunus, visitó la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). En esta oportunidad, llamó a los jóvenes a desarrollar negocios que tengan como meta resolver problemas reales y no sólo generar ganancias económicas. “Estoy encantado de estar aquí, hablando a los estudiantes. Estoy emocionado de regresar al campus donde fue mi punto inicial”. dijo.

Con la conferencia magistral “Un mundo de tres ceros y la importancia de la juventud”, Yunus buscó dejar en los jóvenes el mensaje de la necesidad de que los emprendedores sociales generen nuevas ideas para afrontar asuntos emergentes del mundo y lograr que haya cero pobreza, cero desempleo y cero emisiones de carbono.

La experiencia de un maestro joven dando clase de economía

Muhammad Yunus compartió su experiencia al fundar el banco al que llamó Grameen (banco del pueblo), el cual se convirtió en un modelo inédito de banco nacional y popular, con microcréditos y retorno de capital que ayuda a los que menos tienen y que le valió el Premio Nobel en el 2006.

“Todo comenzó en 1970 cuando yo era un maestro joven dando clases de economía. Ahí todo está bien, pero fuera de las aulas la gente se moría, no de enfermedad o de epidemia en particular, pero no había suficiente comida, había hambre”.

Yunus aseguró que esta experiencia fue demasiado retadora y shockeante para un profesor joven. “Me di cuenta de que el mundo del aula era distinto al de afuera y que los estudiantes no estaban familiarizados con ello. Sentí que no estaba enseñando algo relevante para la gente y me daba la sensación de enseñar algo vacío. Después me di cuenta de que era inútil aprender todo esto y sólo transmitirlo”, comentó.

Su posición cambió, no enseñaría algo en lo que no creía, dijo el banquero de los pobres ante un auditorio en su mayoría joven. “Para hacerme útil y buscando una opción, decidí pasar más tiempo con la comunidad en Bangladesh, en los poblados, y pensando en cómo poder ser útil al menos para una persona”, refirió.

Aseguró que poco a poco logró un sentimiento en el que el poblado era su nueva universidad y sus profesores (el pueblo) le iban instruyendo de qué se trataba la vida.

Un banco para los pobres

Viendo la necesidad, la primera idea fue casi visceral y guiada por el corazón. Decidió prestar dinero, siempre considerando el retorno del capital. Así surgió el microcrédito. “Al principio la gente no me creía, pero me probó, con poquito dinero (…) Yo me sentía muy feliz de que la gente pudiera utilizar mi dinero y protegerlo de los tiburones”.

Pronto se corrió la voz de que prestaba dinero en condiciones accesibles para los pobres, a quienes alejó de préstamos tradicionales que sólo los empobrecían más. El modelo se comenzó a enriquecer, pues había un retorno del dinero, la solución del problema inicial y el capital para prestar más a otras personas. El siguiente cuestionamiento era: “¿Cómo continuar esto si mi dinero tenía un límite?”

Crear un banco fue la idea. Cuando su modelo demostró tener éxito, formó con sus alumnos el Grameen. “Al buscar bancarios no entendían el concepto de banco para los pobres, pero en 1983 lo logramos”, narró.

En su visita a México, el empresario social, que ha otorgado más de 50 millones de microcréditos, aseguró que “esto es un negocio, pero hay negocios egoístas y éste es altruista, donde el centro está en la resolución de problemas y no en las ganancias económicas para el que presta”.

Dijo que estas propuestas son necesarias en países como México, y el trabajo de los jóvenes será fundamental para lograr el cometido. Por eso reiteró sentirse muy complacido de hablar frente a este auditorio.

En su mensaje agregó: “¿Por qué buscar un trabajo? Eso es algo pequeño. ¿Por qué mejor no crear los trabajos? (…)Si ustedes se deciden y enfrentan a lo que es imposible, lo convertirán en posible. Ése es el destino de la humanidad, a eso nos dedicamos como humanidad. Ustedes tienen el poder para hacerlo. No esperen a los demás (…) Los imposibles hoy son el medio ambiente. Estamos enfrentando la extinción, el calentamiento global. Nos quedan pocos años para reaccionar”.

La UNAM y el emprendedurismo

En su oportunidad, el director de la Facultad de Contaduría y Administración, Tomás Humberto Rubio Pérez, aprovechó para señalar que en el 2012 se creó una escuela de emprendedores sociales, para formar dentro de sus instalaciones emprendedores, asesores o directivos de empresas sociales capaces de generar iniciativas empresariales innovadoras y sustentables.

Desde entonces han pasado por la FCA nueve generaciones con 279 alumnos inscritos, y en el 2018 se creó una incubadora de proyectos sociales para brindar asesoría, capacitación y acompañamiento a los estudiantes de toda la Universidad.

Artículo anteriorExhorta Secretaría de Economía a elevar la competitividad de la minería de México
Artículo siguienteMéxico y EU planean nuevo cruce fronterizo San Diego-Tijuana, el Otay mesa II: Escalante Sauri
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí