Cofece es una ‘superautoridad’ a la que no conviene enfrentar: Anade

0
441

Ciudad de México, a 27 de noviembre del 2019.- La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) se ha convertido en “una superautoridad” en los últimos años por “los dientes” que ha obtenido con las recientes reformas constitucionales a la Ley Federal de Competencia Económica (LFCE), aseguró Gerardo Calderón Mejía, vicecoordinador de competencia económica de la Asociación Nacional de Abogados de Empresa (Anade) y asociado de la firma Baker Mackenzie en el tema.

Así que frente a ello, dijo que a las empresas les conviene más invertir en medidas preventivas para evitar incurrir en violaciones a la ley porque las multas económicos y daños reputacionales son muy altos. Además, ya no les conviene pelear en tribunales para echar abajo las resoluciones de la Cofece porque ésta “ha incrementado sustancialmente el número de casos que gana”.

El especialista previó que en los siguientes años la Cofece emitirá fallos importantes contra grandes empresas de diversos sectores que actualmente investiga por probables prácticas monopólicas y consideró que el cumplimiento de la ley de competencia irá de la mano del combate a la corrupción.

“Muchos de las investigaciones de la Cofece que todavía no se resuelven se iniciaron con la nueva LFCE y empezaremos a ver sanciones más robustas en mercados que la comisión ha identificado como importantes, como los sectores farmacéutico, energético, financiero o agroalimentario”, consideró el especialista, entrevistado en la sede de la comisión tras impartir un taller para abogados empresariales sobre el cumplimiento de la ley de competencia

“Lo mejor es no pelear contra la Cofece”, recomienda a abogados empresariales

“Todos los riesgos de violar la ley de competencia son muy altos y se han incrementado con las facultades que se le han otorgado a la Cofece desde 1992. La comisión que tenemos hoy en día es una superautoridad muy poderosa, con muchos dientes, y para no vivir en una constante angustia la mayoría de las empresas deben estar siempre preparadas para prevenirse. Las sanciones son más severas y por una práctica monopólica absoluta la multa es de hasta el 10 por ciento de los activos más sanciones penales”, advirtió en su ponencia.

Eso, dijo, hace pensar a las empresas dos veces en el costo-beneficio de violar la ley porque antes algunas se arriesgaban ya que las multas eran menores frente “a las ganancias estratosféricas” que podrían obtener por hacerlo.

Además, el abogado destacó que aunque las empresas tienen el derecho de interponer un amparo indirecto ante el Poder Judicial contra las resoluciones de la Cofece, ésta ya tiene un “récord de bateo” porque gana el 80 por ciento de los casos. Eso no ocurría antes, dijo, por lo que recomendó a los abogados empresariales que “lo mejor es no pelear”.

Refirió que la reforma que se hizo a la LFCE en 2014 fue un parteaguas para la Cofece porque la dotó de más atribuciones e se incrementó el monto de las multas que puede imponer. Se eliminaron, por ejemplo, “todos los recursos intraprocesales que había antes y ahora la comisión puede desahogar todo un procedimiento y no hay nada que las empresas puedan hacer hasta el amparo. Eso la hace una autoridad mucho más eficiente y eficaz”, además de que cuando la Cofece anuncia en el diario oficial que inició una investigación, ya realizó visitas sorpresa y requerimientos de información, a diferencia de lo que ocurría antes.

Así, dijo, ha aumentado el número de procedimientos ante la comisión. Sobre todo porque antes de la reforma mencionada un 70 por ciento de los casos que llevaba eran de telecomunicaciones pero cuando le quitan dicho sector que ahora atiende el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), la Cofece se dedica a otros mercados y tiene áreas específicas, como la de inteligencia de mercados, para investigar que sucede en diferentes sectores y determinar qué acciones emprender.

Calculó la Cofece lleva a cabo entre 25 y 30 investigaciones por año y por cada uno puede hacer entre 10 o 15 requerimientos de información, en promedio, a las empresas y sus empleados, que en caso de negarse pueden ser objeto de multas y hasta ser encarcelados.

-Recomiendan acercarse a la Cofece-

Tanto Gerardo Calderón como Andrea Marván Saltiel, directora ejecutiva del staff de la Autoridad Investigadora de la Cofece, quien también impartió el taller, sostuvieron que siempre es recomendable acercarse a la Cofece porque además cuenta con un programa de inmunidad que implica reducción de sanciones si empresas y particulares coadyuvan con la autoridad.

El vicecoordinador de la Anade aseguró que los grandes corporativos ya cuentan con programas de “bastante robustos” para el cumplimiento tanto de la ley de competencia como de otra índole, pero también las pequeñas y medianas empresas están tomando pasos preventivos al respecto, aunque no de manera tan sofisticada sobre el comportamiento deben tener con sus competidores o la información que pueden compartir entre sí por el riesgo de que puedan cometer alguna práctica monopólica.

A las empresas les conviene invertir en capacitación o programas de prevención y cumplimiento de la las leyes, como la de competencia, que enfrentar riesgos y multas por no hacerlo, puntualizó. Hay una frase, dijo, que reza “si piensas que el compliance es caro, trata con el no compliance”. El compliance se refiere, a grosso modo, al conjunto de procedimientos o mecanismos que adoptan preventivamente las empresas sobre los riesgos operativos y legales que pueden enfrentar.

Fuente: La Jornada

Artículo anteriorEU busca volver a intervenir en México declarando terroristas a cárteles: PT
Artículo siguienteTecnología 5G, el motor para mejorar las condiciones sociales en AL
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí