La Eficiencia del Puerto de Veracruz

0
609

Columna publicada en el periódico Excélsior el 16 de julio del 2001

Raúl Hernández Rivera

La naturaleza humana, epónimo lector, implica error. Pero gracias a estos, descubre uno con agrado que hay uno que otro lector que se toma la molestia de corregirlo a uno. Hasta me gustaría seguir equivocándome o demostrar mi ignorancia sólo para ir descubriendo más lectores, pero corro el riesgo de dejar de tenerlos.

Gracias a la atinada intervención del señor         , inclito lector, que nos hizo saber sobre los tratados de Bucareli….

Y preguntábamos la semana pasada, pasado lector, que ¿Qué es lo que determina la naturaleza y volumen de los bienes que un país compra y vende en el comercio internacional? y ¿cuál es el impacto del comercio exterior sobre la vida económica nacional?

Decíamos que muchos, cuantioso lector, aunque podríamos basarnos solamente en dos opiniones, la de Simón Kuznets (six Lectures on Economic Growth 1959) “Las corrientes del comercio exterior y demás movimientos a través de las fronteras nacionales se ven afectados por numerosos y complejos factores, en los que intervienen cambios tecnológicos, invenciones sociales, ventajas económicas, revoluciones políticas y diferencias de estructura y de recursos de los países”; y W. Arthur Lewis (The Theory of Economic Growth 1955): “el grado en que un país participa en el comercio internacional depende, en parte, de sus recursos, en parte de las barreras que levanta al comercio, y en parte de la fase de desarrollo en que se encuentra”.

Ambas opiniones merecen leerse por separado, secesionista lector, pues contestar la primera pregunta entraña la dificultad de tener que incluir todos los factores importantes, mientras que contestar la segunda, entraña la de eliminar todas aquellas consideraciones relativas a la vida económica nacional ajenas al comercio exterior. Así mismo, al estudiar situaciones históricas debemos tener en cuenta el efecto de las influencias ajenas al comercio.

Uno de estos factores son los cambios de gobierno, complicado lector, pues en el caso de las comunicaciones y transportes, específicamente en los puertos marítimos, cuya eficiencia repercute directamente en el costo de la mercancía

Pero eso de que ya no hay robos en el puerto de Veracruz, engañado lector, es falso de toda falsedad, pues la semana pasada la vigilancia del puerto impidió que los amigos de lo ajeno sacaran cinco de nueve contenedores con electrodomésticos y papel moneda que salía sobre plataformas transportados por Maersk Line. Nos dice el “Duque de Alba” que los cacos prefieren los chocolates Ferrero Rocher pues frecuentemente desaparecen contenedores con ese producto.

Nos cuenta nuestro bien informado contacto, desvalijado lector, que hace no más de un mes se publicó un desplegado en el periódico Notiver informado por varios agentes aduanales demandando acción legal en contra de los que roban partes de los automóviles a las exportaciones de Volks Wagen de cuyas maniobras se encarga la Operadora Portuaria del Golfo.

Y qué decir de Internacional de Contenedores Asociados de Veracruz (ICAVE, encargada de la zona 2 del puerto), caro lector, la cual pese a su mayor eficiencia que va de 15 a 25 contenedores por hora y que cobra tres veces más que Corporación Integral de Comercio Exterior (CICE, encargada de la zona 1), registra robos mayores, en tanto CICE aún no elimina el robo hormiga y sólo mueve de 9 a 12 contenedores por hora.

Pero la bondad del tema no para aquí, homobono lector, pues existen empresas concesionarias que ya no utilizan su espacio. Tal es el caso de Aluminio y Derivados de Veracruz, que desde hace dos años utiliza los servicios de CICE, según esto, debido a que ya se acabaron las ineficiencias y robos en el puerto. Sin embargo nos enteramos de que los concesionarios tienen que cambiar equipo y no quieren invertir por lo que prefieren conseguir prórroga de la Autoridad Portuaria Integral, la que a su vez instaló un muelle de espigón frente al de Aluminio con lo que entorpece el atraque de barcos.

Pero de que Veracruz es el primer puerto del país, primogénito lector, nadie lo duda. Los pilotos de puerto nos dicen que nuevamente se registra un repunte al inicio del presente mes, pues ya se manejan de 10 a 12 barcos diarios, mientras que el mes pasado se manejaron de 8 a 10. De todas maneras, dicen los pilotos, el número de barcos y el tonelaje se han incrementado.

Podemos sostener, hipóstilo lector, que pese al enorme costo que pagamos los contribuyentes en el aprendizaje de los funcionarios encargados de tal o cual puesto, son removidos sin mayor consideración que la de pertenecer a otras confianzas. Hoy los encargados del sistema portuario nacional tendrán que aprender echando a perder, mientras los productores estarán esperando una devaluación para lograr competitividad en los mercados internacionales y exportar, en lugar de buscar la eficiencia. Simplemente no se nos da, no se nos dá.

Y todo ello, democrático lector, fue legislado. Ésta es una de las razones por las que llevaremos a cabo el 3er diplomado, EL CONCEPTO INTEGRAL DEL COMERCIO EXTERIOR con la Cámara de Diputados. Si desea inscribirse, llame al 5512-8771 o escriba a rhernandez83@hotmail.com

Cambiando de tema, le comunico que la próxima semana, anticipado lector, tendremos una entrevista con el licenciado Hugo Cruz Valdez, director de puertos y marina mercante, quien por cierto nos dicen que le quedan pocos días en el cargo. Nos comenta nuestro famoso contacto, el “Duque de Alba” que en el escritorio del secretario Pedro Cerisola hay tres carpetas con el curriculum de candidatos. Encontramos difícil la sustitución del licenciado Cruz Valdez y no vemos en el horizonte actual a un mejor conocedor y experimentado funcionario. Los navieros más corruptos hablan de corrupción en el Sistema Portuario Nacional, pero cuando les convino y buscaban concesiones de prestación de servicios, los mismos navieros afirmaban que “las únicas ratas en los puertos, son los estibadores”

Finalmente le informo que el próximo 19 de julio, saldrá a la luz pública, alumbrado lector, el suplemento de comercio exterior de Excelsior con un reportaje sobre el puerto de Veracruz. En la edición del 26 la nota central será sobre el Istmo de Tehuantepec primera parte, específicamente sobre el puerto de Coatzacoalcos. La segunda vendrá en el suplemento del 2 de agosto con un reportaje sobre el puerto de Salina Cruz, Oaxaca.

Hasta la próxima semana, con más del concepto integral del comercio exterior.

Artículo anteriorDevuelve a la Jucopo acuerdo sobre integración de la Mesa Directiva
Artículo siguienteComercialización, la gran ausente
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí