El acoso del corso

0
905

Por Raúl Hernández Rivera

En el marco del centenario del Sindicato de Maniobristas, Carretilleros, Cargadores, Abridores y Conexos de la Zona Marítima y del Comercio de la Ciudad y Puerto de Veracruz, su secretario general, René Bustos Vilorio, anunció el compromiso hecho por el diputado federal por Veracruz, Julio Carranza Aréas, de hacer todas las gestiones necesarias a fin de devolverles el patrimonio sindical y las plazas de trabajo, así como también, ofrecerles disculpas a los trabajadores portuarios perjudicados hace casi 28 años, requisado lector.

René Bustos Vilorio y sus compañeros (AVC Noticias. Todos los derechos reservados)

La “Operación Corsario”, nombrada así por el entonces director de Puertos Mexicanos, Roberto Ríos Ferrer, fue la espada de Damocles que cayó sobre los trabajadores portuarios del puerto jarocho, y con la que se inició en todos los puertos de altura de nuestro país, la privatización de los servicios portuarios a la carga y a los buques, con lo que desbarataba la Reforma Portuaria implementada en los inicios del gobierno de Luis Echeverría con la creación de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos. Con la requisa y la privatización portuaria, se perjudicó aún más a los micro, pequeños y medianos productores del país por el encarecimiento de los servicios portuarios y que junto con la firma del TLCAN,  modificaciones a más artículos de la Constitución, creación de la Ley de Puertos  y modificaciones trascendentales a  otras como la de Navegación y Comercio Marítimo, de Vías Generales de Comunicación, Federal de Derechos, Ley de Aduanera, del Trabajo y Previsión Social , así como la de Inversión Externa, entre otras, se benefició a las grandes empresas trasnacionales que buscaron la mano de obra barata en nuestro territorio, bucanero lector.

El primero de junio de 1991, fecha en que se celebra anualmente el Día de la Marina, el gobierno de Carlos Salinas de Gortari ordenó la requisa del puerto de Veracruz, para luego intentar disolver el 20 de junio de ese año, al sindicato y despojarlo de todo su patrimonio sindical. Por eso hemos celebrado una asamblea, a fin de derogar aquella asamblea apócrifa y conseguir nos sean devueltas nuestras pertenencias, cuentas bancarias y plazas de trabajo con el apoyo del diputado federal Carranza Aréas, dijo a El Barlovento el líder sindical, despojado lector.

Trabajadores portuarios en protestas (Foto de la Jornada. Todos los derechos reservados)

El diputado veracruzano de MORENA, Julio Carranza Aréas se comprometió ante los socios del Sindicato de Maniobristas, a conseguir su reinstalación y recuperación de cuentas bancarias, inmuebles y demás pertenencias “que nos arrebataron injusta e ilegalmente, pues el Artículo 79 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) del Título III,DEL RÉGIMEN DE LAS PERSONAS MORALES CON FINES NO LUCRATIVOS, dice: No son contribuyentes del impuesto sobre la renta, las siguientes (26 tipos de) personas morales: I.- Sindicatos de obreros y los organismos que los agrupen, entre otros artículos”, declara René Bustos. “Fue una injusticia y un crimen lo que nos hizo Salinas de Gortari, para beneficiarse y robarse todo lo que nosotros habíamos construido con nuestro esfuerzo, con nuestro trabajo y sacrificio de generaciones de trabajadores en las rudas tareas de maniobras de carga en los muelles. Ahí dejamos la vida y la salud para sacar adelante a nuestras familias y no es justo que ese atropello quede impune. El diputado Carranza está dispuesto a trabajar arduamente para que nos sea devuelto todo lo que nos pertenece. Por lo pronto, y gracias a sus gestiones, ya nos regresaron las acciones de la empresa Servicios Portuarios de Veracruz el pasado mes de octubre, y estamos a la espera de que nos reinstalen; Salinas y sus funcionarios violaron la ley, y debe ser enjuiciado”, agregó Bustos Vilorio, corsario lector.

Otra historia de corsarios, es la escenificada en el Fideicomiso de Formación y Capacitación para el Personal de la Marina Mercante Nacional (FIDENA), post Casarrubias. Resulta que el Cap. Alt. Héctor Hernández Sánchez, quien fuera director de la Escuela Náutica Mercante de Veracruz, está recibiendo en su cuenta de Facebook desde hace unas semanas, mensajes de una persona que dice llamarse Adela Hernández, quien lo acusa de acosador sin dar más pruebas ni ofrecer testimonios de terceras personas. Les recordamos que el Cap. Hernández demandó a FIDENA por despido injustificado, amén de que ventiló irregularidades en el ejercicio del presupuesto destinado a las escuelas náuticas. Puede ser una más del acoso del corso, o vaya Usted a saber. Lo cierto es que las denuncias que el capitán Hernández elevó ante las autoridades de la SCT y el Órgano Interno de Control de esa dependencia,  señalan también a Guadalupe Gutiérrez Fregoso, que fuera la Directora de Administración y que desde febrero es candidata a la presidencia municipal de Mexicali, Baja California, por el PRI, guadalupano lector.

Cap. Alt. Héctor Hernández Sánchez (Foto El Dictamen. Todos los derechos reservados)

El caso es que el arriba firmante, envió un mensaje a la cuenta de Adela Hernández solicitando una entrevista sea en persona o vía telefónica, pero después de dos semanas de insistencia, la que se dice acosada por el Cap. Hernández, no ha contestado. Cabe comentar la entrevista que Carmen Aristegui le hace a Martha Lamas en la que la antropóloga dice: “Me preocupan las denuncias anónimas, no porque piense que todas son falsas pero sí pienso que dan cabida a venganzas y resentimientos y que pueden incidir de manera negativa”. Ante esta dinámica, Lamas considera importante continuar en el debate sobre lo que se considera acoso y qué actitudes no tienen la condición de abuso sexual ni acoso. “El acoso implica asedio, implica una conducta repetitiva pero la sociedad utiliza el término ‘acoso’ para pequeños gestos que no implican un asedio (…) las descripciones sexuales o los términos de requerimientos con connotación sexual no son acoso, a menos que el comentario se vuelva consistente“, explicó. En ese sentido, la autora del libro ‘Acoso ¿Denuncia legítima o victimización?’, aseguró que los gestos o términos de connotación sexual molestan e irritan el día de hoy en el país debido al contexto “brutal de violencia estructural” que enfrentan las mujeres mexicanas. Por eso buscamos a la denunciante Adela Hernández, pero no contestó,acosado lector.

Esperemos que con el cambio en la dirección de ese fideicomiso, las cosas cambien para mejor en la educación náutica del país. Por cierto que nos extrañó no ver al Cap. Javier Fernández Perroni, director general de Marina Mercante del a Coordinación General de Puertos y Marina Mercante, el pasado viernes 29 de marzo cuando el Cap. Alt. Fulgencio García Ramírez tomó posesión de su cargo al frente de FIDENA, ausente lector.

Seguimos con temas marinos para comentar “El desaire del presidente a la Marina” publicado por la revista Proceso el 2 de abril, y lo declarado por el Almirante José Rafael Ojeda Durán el 4 de éste mismo mes en el que “pide a AMLO que control de los puertos quede en manos de la SEMAR”. Resulta que el reportero Jorge Carrasco Araizaga reporta en su escrito en el semanario, que el presidente Andrés Manuel López Obrador prefirió “trasladarse con su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, a la zona arqueológica de Comalcalco, donde grabo el polémico video de la petición de perdón por parte de España, en vez de asistir a la entrega de la Condecoración de perseverancia Excepcional de Primera Clase al secretario de Marina, desairado lector.

Almirante José Rafael Ojeda Durán (Foto La Otra Opinión. Todos los derechos reservados)

En tanto que, en la nota publicada en “La Política On Line”, se lee que el Almirante Ojeda redobló en las últimas semanas la presión sobre Javier Jiménez Espriú, alreclamarle directamente a AMLO el control de los puertos, después de varias designaciones más que polémicas desde la Secretaría de Comunicaciones y Transportes. “No podemos garantizar mejores resultados en el combate al contrabando, al trasiego de drogas o armas, la salida ilegal de minerales no declarados y tantos otros ilícitos”, habría sido la dura postura que planteó Ojeda Durán, en un pedido clarísimo: la Marina tendría que controlar las Administraciones Portuarias Integrales. La respuesta de López Obrador habría sido muy diplomática, según explicaron fuentes del Gabinete a LPO. “Lo voy a analizar”, dicen que dijo, analítico lector.

Según señala el portal LPO, esto se debe a que el pedido del Almirante reaviva las graves denuncias que desde varios sectores caen sobre algunos perfiles que eligió Jiménez Espriú. El más resonado: Héctor Mora Gómez, un capitán multi denunciado por corrupción en el control del puerto de Manzanillo. Dicho capitán había ocupado el mismo cargo entre 2003 y 2006 en el sexenio de Vicente Fox, además de que era propietario de dos empresas, una de gestión de residuos sólidos municipales, y otra ligada a la construcción. Luego, continua la nota de LPO, incursionó en el transporte de carga y el rastreo satelital de contenedores que entraban y salían del puerto de Manzanillo y en el que tenía como socios de esa empresa, a varios subordinados en el puerto. Como verán, también hay corsarios en ese litoral, sorprendido lector.

Sumemos a esto, el percance del pescador baleado por un marino en el puerto de San Felipe, el pasado jueves 28 cuando el militar le marcó el alto para revisar que no llevara producto de veda. Se dice que al marino se le fue el disparo e hirió a Enrique García Sánchez, de 37 años de edad cerca del rancho El Machorro y del hotel Posada del mar. Hubo un segundo herido llamado Ricardo Zúñiga de 17 años con Múltiples Heridas por PAF. La tercera herida fue Rosa Maria Zaragoza González de 65 años. Con lesión tipo rozon (herida superficial). Esto enardeció a los pescadores que se metieron a la fuerza en las instalaciones de la SEMARNAP para rescatar sus lanchas incautadas por la dependencia por no respetar la veda de la totoaba y la vaquita marina, furtivo lector.

Pescador Baleado (Foto La Crónica. com Todos lo derechos reservados)

La totoaba o corvina blanca, vive en las aguas del norte Golfo de California, México, y está en peligro de extinción. La venta de este producto es un lujo en China y el kilo oscila entre los 572 y los 2.289 dólares estadounidenses. La corvina blanca, o más conocida como totoaba, es una especie marina protegida que llega a medir hasta dos metros de largo y sus propiedades hacen de ella que sea considerada un diamante del mar o, para los narcos, ‘la cocaína’ acuática. El pez totoaba tiene propiedades afrodisíacas y medicinales, por eso lucha desde hace décadas contra la caza furtiva. El buche o vejiga natatoria –la parte que utiliza el pes para flotar- se ha convertido en un producto de lujo en China, país en el que un kilo de totoaba se vende más caro que un kilo de cocaína en el mercado negro, encarecido lector.

La pesca del totoaba es el sustento principal de muchos residentes de los puertos cercanos del norte del Golfo de California, como Puerto Peñasco o San Felipe. Ante el incremento de controles para evitar la pesca furtiva, los traficantes “disfrazan” la vejiga natatoria y la esconden en maletas, cartones de leche, incluso en ruedas de automóvil. Además, su pesca es masiva y deja un escenario devastador, porque lo pescan, recogen la vejiga natatoria y tiran toda la carne al mar, de tal suerte que se hallan totoabas muertas flotando cerca de las playas. Hay que agregar que los pescadores utilizan redes que lanzan al mar y que están prohibidas por sus dimensiones. Son mafias muy grandes y están matando tod la diversidad de la zona, tales como delfines, tiburones, ballenas, tortugas y rayas, rayado lector.

El panorama que tiene el actual régimen en materia de puertos y marina mercante no es nada halagador, sobre todo si partimos de lo poco se le ha escuchado sobre el tema al señor presidente de la República. Pero más preocupante es el hecho de que la integración de su gabinete en ese rubro tan importante para la economía y desarrollo del país, destaca el concepto a partir del cual pretende ejecutar el actual coordinador general de Puertos y Marina Mercante, el Ing. Héctor López Gutiérrez, los desarrollos costeros que nos mencionó en la entrevista publicada el pasado 9 de noviembre en El Barlovento y en la que afirma que se crearán zonas In Bond en el área de influencia de los puertos,influenciable lector.

Resulta que entre los colaboradores del Ing. López Gutiérrez, se encuentra la licenciada Claudia Cynthia Sánchez Porras como directora general de Puertos. Según los datos recabados por este espacio, Sánchez Porras tiene experiencia de más de 20 años en compañías portuarias nacionales como Grupo TMM y la multinacional SSA México, filial de la estadunidense Grupo Carriz, uno de los mayores consorcios especializados en puertos. También fue presidenta de la Asociación Mexicana de Infraestructura Portuaria, Marítima y Costera (AMIP), siendo la primera mujer en esa asociación. ¿Y por qué la suspicacia?, preguntarán; No, es perspicacia, contestaré. Pues no se ve que en el actual sexenio que se inicia, la 4 Transformación beneficie al micro, pequeño y mediano productor nacional, y tampoco a los trabajadores mexicanos,suspicaz lector.

 Fernando Chico Pardo (Foto Forbes.com.mx Todos los derechos reservados)

Y es que en diciembre del 2014, el empresario Fernando Chico Pardo, ex socio de Carlos Slim, se hizo del 49% de las acciones Carrix, la controladora de Stevedoring Services of America, o sea SSA, misma que opera puertos en más de diez países, entre ellos, Estados Unidos, Canadá, Nueva Zelanda, Panamá, Sudáfrica, Chile y México como SSA México, en donde mueve casi dos millones de contenedores, más de un millón en el puerto de Manzanillo, Colima, así como más de millón y medio de pasajeros de cruceros en los puertos de Acapulco y Cozumel. Chico Pardo desembolsó más de 400 millones de dólares, según estimaciones de Forbes México, lo que lo convirtió en un serio jugador en el manejo de carga marítima y que a escala global, está por entrar en una nueva fase que incluye Asia, América Latina y Estados Unidos, denominada como el Triángulo Prometedor. Para recuperar esa inversión, uno se preguntaría, ¿están pensando en los micros, pequeños y medianos productores mexicanos desde la CGPyMM, perspicaz lector?

Como dice nuestro buen amigo, el Cap. Eduardo Meinxueiro Mancicidor, los proyectos en los puertos deben ser a plazos no de seis años, pues las inversiones son muy cuantiosas y el tiempo de recuperación no puede ir con el tiempo de una administración sexenal; es necesario proyectar mínimo a 25 años o más. Por otro lado, también hay que considerar que las negociaciones de los 44 Tratados Comerciales que nuestro país ha firmado, no han estado bien representados los micro, pequeños y medianos productores, que son los que dan empleo a más del 75% de los trabajadores en el país. Baste ver los vericuetos en los que metieron a las empresas beneficiadas por el TLCAN ahora T-MEC, con el anuncio que hizo Nancy Pelosi de que “EU no votará el mencionado tratado hasta que México no apruebe su reforma laboral”. Este mensaje fue rechazado categóricamente por algunos legisladores mexicanos como el diputado federal Miguel Ángel Chico Herrera y que pertenece a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, quien dijo que es muy lamentable que se presione a México desde Estados Unidos para una reforma laboral. Por su parte, el diputado Carlos Humberto Castaños Valenzuela, de Acción Nacional y que integra las Comisiones de Marina, Defensa Nacional y de Radio y Televisión, dijo que “no podemos permitir que Estados Unidos venga a imponer condiciones”. El asunto es que, por donde se vea, los beneficios de la 4ª Transformación en materia tratados comerciales y de puertos y marina mercante, no se ven cercanos, transformado lector.

Hasta la próxima, con más del Concepto Integral del Comercio Exterior.

Se invita a los lectores a hacer comentarios y enviarlos a elbarlovento@gmail.com

Todos los comentarios vertidos, se publicarán íntegramente, por lo que se solicita incluir copia de identificación con fotografía, así como dirección de correo electrónico, incluso si solicitan el anonimato.

@ElBarlovento1
https://www.facebook.com/elbarloventoTV/

Artículo anteriorPublica OMC su Informe Anual 2019
Artículo siguienteFarragoso
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí