Demandan prohibir la reducción de presupuesto en ciencia, tecnología e innovación

Los recursos deben ser progresivos, nunca por debajo del 1 por ciento del PIB.

0
309

Ciudad de México, a 29 de octubre del 2019. Comunicado de prensa, Senado.- La senadora Nancy de la Sierra Arámburo propuso adicionar un segundo párrafo al artículo 9 Bis, de la Ley de Ciencia y Tecnología, para fortalecer la inversión en ciencia, tecnología e innovación.

A nombre propio y de las y los integrantes del Grupo Parlamentario del PT, la legisladora planteó que cuando el presupuesto anual asignado a las actividades de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación no alcance la meta del 1 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), se prohíba realizar reducciones o reasignaciones.

Agregó que la inversión en ciencia, tecnología e innovación, debe ser siempre progresiva. Se deben hacer esfuerzos para incrementar año con año el presupuesto hasta alcanzar dicho porcentaje del PIB, enfatizó.

Sería el inicio de una etapa en que la inversión pública en la actividad científica del país estaría en el piso mínimo que se requiere para que los resultados se reflejen en una aportación sustancial en el desarrollo y crecimiento económico del país, aseguró De la Sierra Arámburo.

Asimismo, recordó que para la ciencia y tecnología, las últimas administraciones han destinado un presupuesto promedio de 0.5 por ciento  del Producto Interno Bruto (PIB), es decir, por debajo del 1 por ciento mínimo que recomiendan organismos internacionales y que mandata la propia Ley de Ciencia y Tecnología desde el año 2002.

Para 2019, dijo, el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) recibió 24 mil 764 millones de pesos -nueve por ciento menos de lo que recibió en 2018-, que representa 0.4 por ciento del PIB para el 2019. Este incumplimiento de la ley por parte del Estado, subrayó, vulnera el derecho de las personas al desarrollo científico y tecnológico y va en contra del principio de progresividad que rige los derechos humanos.

Como autoridad, destacó, estamos retrocediendo en lugar de avanzar, ya que no solo no se va a potenciar el sector, sino también se arrebatan las herramientas con las que ya cuenta.

La iniciativa se turnó a las comisiones unidas de Ciencia y Tecnología, y de Estudios Legislativos Segunda.

Artículo anteriorUrgen castigar con mayor intensidad el tráfico ilegal de armas
Artículo siguienteBuscan fortalecer protección de áreas naturales
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí