Debe cambiar modelo de desarrollo, demuestra la pandemia: CEPAL

Presidentes progresistas pueden tener graves problemas políticos alentados por medios de comunicación y sembrar la idea en la población de que la caída económica es consecuencia de un mal manejo de la crisis: Rafael Correa

0
467

Santiago de Chile, a 18 de junio del 2020.- El impacto ambiental del estilo de desarrollo actual hace peligrar hoy el bienestar de la humanidad y hasta su supervivencia, por lo que se requieren transformaciones profundas del modelo, asegura la Cepal.

Así lo plantea el libro ‘La emergencia del cambio climático en América Latibna y el Caribe: ¿Seguimos esperando la catástrofe o pasamos a la acción?’ publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y presentado hoy en esta capital por su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena.

El texto analiza en detalles los efectos del cambio climático en la región y las políticas para enfrentarlo e incluye propuestas para un nuevo modelo de desarrollo más sostenible e igualitario, así como lineamientos esenciales para reactivar la economía en un contexto pospandemia con igualdad y sostenibilidad.

El libro identifica a América Latina y el Caribe como extremadamente vulnerable al cambio climático, a causa de su dependencia de actividades muy sensibles al clima, su poca capacidad adaptativa y su exposición a fenómenos hidrometeorológicos extremos.

Detalla que entre 1970 y 2019, afectaron a la región dos mil 309 desastres naturales, que causaron 510 mil 204 muertes, 297 millones de personas afectadas y daños por más de 437 mil millones de dólares.

Llama en especial la atención sobre Centroamérica y el Caribe, que sobresalen por su gran vulnerabilidad al cambio climático y en contraste, su reducida participación en la generación de emisiones, y cuyas particularidades justifican su análisis por separado.

Para el caso del Caribe, el documento analiza la iniciativa de la Cepal para el canje de deuda por adaptación al cambio climático.

Al presentar el volumen, Alicia Bárcena destacó que, ante los efectos ineludibles del cambio climático, una de las prioridades de la región es aumentar su resiliencia y capacidad de adaptación de la sociedad, así como explorar las sinergias existentes entre los procesos de adaptación y los demás objetivos de desarrollo.

Precisó que América Latina y el Caribe ha adquirido compromisos de adaptación y mitigación cuyo cumplimiento será imposible sin un cambio estructural, para lo cual la Cepal identifica políticas para sectores estratégicos que reducen emisiones, crean empleo y potencian inversiones, y permiten la reactivación con equidad y sostenibilidad.

La alta funcionaria consideró que la respuesta a la pandemia de Covid-19 es una oportunidad para avanzar hacia un gran impulso para la sostenibilidad. “La pandemia de Covid-19 ha dejado claro que para la única manera de que haya crecimiento económico y disminuya la desigualdad social con sostenibilidad es cambiar el modelo de desarrollo”.

En la conferencia virtual, António Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas, señaló que el libro recoge una década de investigaciones y construcción de propuestas, con una mirada desde la región al desafío global que plantea el cambio climático, y recogiendo los diagnósticos, necesidades, respuestas de los propios países.

Rafael Correa

En tanto, en la tercera jornada del webinario internacional “Pos-Covid, pos-neoliberalismo”, organizado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en la Ciudad de México, el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, advirtió por su parte del riesgo de que en los próximos meses los gobiernos progresistas de la región, como en el México o el de Argentina, enfrenten graves problemas económicos por la contracción económica que dejará la pandemia, que será usada por “los medios de comunicación que sembrarán la idea de que será producto de un mal manejo de la crisis”.

Alicia Bárcena, doctora Honoris Causa por la UNAM, señaló que la COVID-19 llegó a una América Latina que pasa por situación muy grave, con desprotección social para la mayoría de la población y sistemas de salud fragmentados. Añadió que, además, la desigualdad, la baja recaudación fiscal y la evasión fiscal son otros grandes problemas de la región.

Tras apuntar que la crisis sanitaria y climática son producto un modelo de desarrollo insostenible, aseveró que “la única forma de avanzar con sostenibilidad hacia la igualdad, es cambiar el patrón productivo y el de inserción internacional de la región”.

Añadió que un obstáculo es la fragmentación de América Latina, que ha retrocedido en materia de integración. “Creo que debemos retomar la idea de lograr una mayor integración productiva, que nos de mayor autonomía y nos saque de la periférica de esta periferia dependiente, que nos ayude a tener un crecimiento con mayor igualdad. Para ello, dijo, hay que cambiar la cultura del privilegio en la región.

Rafael Correa señaló que, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional, se prevé que, por ejemplo, la economía de México decrecerá cerca de un 6.6 por ciento, la de Argentina un 5.7 por ciento.

“Quiero advertir de un peligro. En estos momentos, presidentes progresistas como Andrés Manuel López Obrador en México, o Alberto Fernández, en Argentina, gozan de una gran popularidad, pero de aquí a unos meses, dado que siempre la política va de la mano con la economía, puede haber graves problemas políticos”.

Correa señaló que dichos problemas podrían ser alentados por “los medios de comunicación que están en contra de los gobiernos progresistas y que aprovechan de la gente que está desesperada. Cuando el tendero vende menos, cree cualquier cosa en su desesperación, sobre todo en democracias inmaduras como las latinoamericanas, y se puede sembrar la idea de que la caída económica es consecuencia de un mal manejo de la crisis”, aunque no se su responsabilidad.

Con información de: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí