CEPAL se pronuncia por una sociedad digital inclusiva

0
44

Santiago de Chile, a 26 de agosto del 2020.- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se pronunció hoy por una sociedad digital inclusiva que promueva la igualdad, los derechos económicos, sociales y laborales de la población.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, presentó en esta capital el séptimo informe especial de esa entidad, ‘Universalizar el acceso a las tecnologías digitales para enfrentar los efectos del COVID-19’ el cual llama a garantizar la asequibilidad a las tecnologías digitales para enfrentar los impactos de la pandemia.

El reporte subraya que las tecnologías de la información y las comunicaciones han sido esenciales para la economía y la sociedad durante la crisis sanitaria, con un avance explosivo, pero las brechas para su acceso condicionan el derecho a la salud, la educación y el trabajo, y aumentan las desigualdades socioeconómicas.

En 2019, indica, el 66.7 por ciento de los habitantes de la región tenían conexión a Internet, el resto con un acceso limitado o ninguno a las tecnologías digitales debido a su condición económica y social, y mientras 67 por ciento de los hogares urbanos tiene ese servicio, solo el 23 de los rurales cuenta con el mismo.

Por edades, los jóvenes y adultos mayores son los que tienen menor conectividad, pues 42 por ciento los menores de 25 años y más de la mitad de los mayores de 66 no cuentan con conexión a Internet.

El informe señala que durante los primeros meses de las cuarentenas el mundo se paralizó físicamente, pero no en lo virtual, pues el tráfico en sitios web y el uso de aplicaciones de teletrabajo aumentó en la primera mitad del año en 324 por ciento, y la educación en línea en más del 60.

Sin embargo, advierte que la educación en línea solo es posible para quienes tienen conexión a Internet y dispositivos de acceso, y en América Latina el 46 por ciento de los niños menores de 12 años vive en hogares que no están conectados.

De la misma forma, mientras casi el 80 por ciento de los estudiantes de los niveles socioeconómicos más altos tiene computadoras portátiles en sus hogares, solo menos del 20 por ciento de los pertenecientes a familias de menores ingresos las poseen.

Al respecto Bárcena puntualizó que ‘la diferencia entre los estratos económicos más altos y más bajos condiciona el derecho a la educación y profundiza las desigualdades’.

Algo similar ocurre con el trabajo a distancia, pues mientras en Europa y Estados Unidos, casi el 40 por ciento de los empleados puede laborar desde su casa, en América Latina, la Cepal estima que solo podrían hacerlos el 21.3 de los ocupados.

Fuente: Prensa Latina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí