Tener Internet a bordo es clave para contratar y retener a gente de mar, según un simposio celebrado en la OMI

0
495

Londres, Inglaterra, a 25 de septiembre del 2015.- El simposio en la OMI facilitó una oportunidad para un debate sobre la educación y formación marítimas y cómo puede satisfacer las exigencias del sector del transporte marítimo.

Un  acceso fácil a internet a bordo de los buques es un requisito clave si se quiere atraer a las nuevas generaciones hacia las profesiones marítimas. Es igualmente importante que las necesidades del transporte marítimo sean más visibles para el público en general, según los ponentes que participaron en un simposio de la OMI sobre la educación y formación marítimas, celebrado el Día marítimo Mundial 2015 (24 de septiembre de 2015).

El simposio en la OMI facilitó una oportunidad para un debate sobre la educación y formación marítimas y cómo puede satisfacer las exigencias del sector del transporte marítimo. El evento tenía como objeto abordar el lema del Día marítimo mundial: “Educación y formación marítimas”, a través de las deliberaciones específicas sobre el tema: “El futuro del transporte marítimo depende de que se cuente con gente: ¿son acertadas la formación y educación marítimas que se imparten?”

Garantizar que una elevada proporción de estudiantes eligen profesiones del sector tras completar su formación marítima es una cuestión importante, según la Profesora Jingjing Xu, Decana Adjunta e Investigadora de la Facultad de Empresas de la Universidad de Plymouth, quien señaló que si se quiere atajar el déficit previsto de oficiales y marineros en el futuro, las condiciones a bordo de los buques tienen que resultar atractivas.  Un deficiente acceso a internet a bordo de los buques fue el mayor freno para que los jóvenes eligiesen profesiones a bordo, afirmó la profesora.

Ponentes procedentes del sector del transporte marítimo y el mundo académico trataron durante tres periodos de sesiones los siguientes temas: oportunidades para generaciones jóvenes en el sector marítimo; el sector marítimo como profesión y el desarrollo de las aptitudes de la gente de mar por medio de una educación y formación marítimas de calidad.

El Secretario General de la OMI, Koji Sekimizu, durante la apertura del simposio, reiteró la necesidad de contar con educación y formación marítima de alta calidad como la pieza angular en que descansa un sector del transporte marítimo seguro y protegido. Atraer nuevos profesionales al sector es de gran importancia.

Todos los oradores de simposio se hicieron eco de la necesidad de elevar el perfil y la imagen del transporte marítimo en general, a fin de atraer a los jóvenes hacia las profesiones marítimas. Formadores de opinión, incluidos profesores y políticos (entre los que estaban aquellos responsables de la gestión de las políticas educativas), son públicos clave que deberían ser informados sobre el transporte marítimo y el mundo marítimo.

Otros participantes señalaron la escasez de plazas de formación a bordo de los buques. Un cadete, que formaba parte de un grupo de 32 cadetes de 16 países distintos que asistieron al simposio, destacó el hecho de que su país no contaba con buques escuela o plazas de formación a bordo que permitiesen obtener la experiencia adecuada, y que esto es un elemento vital para que la formación no pierda vigencia por culpa de la falta de experiencia marítima.

Las políticas gubernamentales, particularmente las de los Estados de abanderamiento, a nivel nacional podrían repercutir en la instrucción y formación marítimas y en la contratación. El porcentaje de mujeres de mar seguía siendo muy bajo y esto era una cuestión que debía examinarse.

Algunos ponentes plantearon la cuestión importante de la evaluación continua de la calidad de los cursos de formación de la gente de mar, según lo estipulado en el Convenio internacional sobre normas de formación, titulación y guardia para la gente de mar. Para hacer una carrera en el mar, la gente de mar necesita ser apoyada para poder continuar su trabajo en profesiones en tierra, incluida cualquier formación suplementaria necesaria.

Como conclusión, el Subsecretario General de la OMI Andy Winbow dijo que los paneles de oradores habían proporcionado muchos temas para la reflexión. El transporte marítimo necesita claramente a más personas, así que necesitamos mejorar su imagen.  Sin embargo, todos los cadetes alrededor del mundo y aquellos que han podido asistir al simposio tienen un brillante futuro por delante, dijo el Subsecretario.

Artículo anteriorLas normas de construcción de buques avanzan hacia un nuevo modelo
Artículo siguientePierde ritmo economía más de lo esperado; crece incertidumbre: BdeM
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí