Discute la Permanente concesión del puerto de Veracruz

Sesión virtual de la Comisión Permanente. Fotograma tomado del video emitido por el canal de Youtube del Senado de la República

0
447

Ciudad de México a 19 de agosto del 2020.- En la sesión virtual de la Comisión Permanente, se discutieron los temas de los sobornos a ex funcionarios panistas del Senado y la concesión por cien años del puerto de Veracruz. Morena llevó el tema al debate político. El PRI guardó silencio y sólo el PAN salió en defensa de la concesión del Puerto de Veracruz y minimizó los sobornos.

El diputado morenista Javier Hidalgo inició el debate. Resaltó que “el día de hoy presenciamos cómo el cinismo puede no tener límites. Vivimos una situación inédita que representa el fin de la vieja política y que de verdad causa indignación, rabia y coraje entre todos los mexicanos. El caso Odebrecht, Etileno XXI, Agronitrogenados y Pemex se confirman con el video que involucra a Lozoya, Ricardo Anaya y al gobernador de Querétaro, el panista Francisco Domínguez. La respuesta del Domínguez, además de demostrar un absoluto cinismo, es de pena ajena”.

La senadora de Morena Antares Vázquez resaltó a su vez: “ Es muy evidente lo que hoy demostró en su lenguaje corporal y en la manera de actuar el gobernador de Querétaro, en la mañanera, dijo que ya no va a hablar del asunto y además de manera socarrona piensa que ya despidiendo a su secretario particular con eso ya la hace y ya libra con eso el juicio público al que está sujeto en este momento”.

El video difundido en redes sociales, pone en evidencia cómo el régimen corrupto estaba acostumbrado a ganar elecciones a “billetazos”. Cómo el régimen corrupto estaba acostumbrado a hacerse de grandes fortunas: “de ponme donde haya”. “No me des, sino ponme donde haya”. Ahí se están exhibiendo, precisamente en este momento. Espero que no solo el asunto de la reforma energética de Odebrecht, de Agronitrogenados y demás salga a la luz, sino también el de la Estafa Maestra que está mucho más grande, mucho más grave”.

También senadora de Morena, Imelda Castro apuntó: el caso Lozoya no es una novela, “es un documental de hechos, es la expresión más clara de la corrupción institucionalizada en el Estado mexicano, no es un asunto individual, ni siquiera es un asunto de un grupo, de una facción del Estado, sino es la puesta de los órganos del Estado al servicio de intereses no sólo ajenos, sino contrarios al interés general, y debe sancionarse como tal esta captura del Estado mexicano que hicieron para apoderarse, para enriquecerse de por vida.

Esa concesión, resaltó, por cierto, del siglo, que se está descubriendo en el Puerto de Veracruz, este contrato es también una gran expresión de ello, por eso nos pronunciamos por una intervención donde las instituciones del Estado se desintoxiquen para que se pueda avanzar el descargo del Estado.

Por eso nosotros convocamos a la Fiscalía General de la República en el marco, evidentemente, de su autonomía, de su independencia, a la Unidad de Inteligencia Financiera, a la Subprocuraduría Especializada en Delincuencia Organizada, la Secretaría de la Función Pública, en fin, a todas las instituciones para que se pueda trabajar en esta línea de desintoxicación de las instituciones del Estado mexicano. Lo más inteligente es que renuncien, que se separen más bien de sus cargos todos los involucrados para que estas instituciones tengan las posibilidades de hacer las investigaciones para el conocimiento de la verdad. Nunca más el caso Lozoya. Nunca más un contrato, una concesión de un siglo”.

El senador panista Julen Rementería manifestó: “qué curiosos, agenda política, videos de Lozoya. Yo diría que es una novela presidencial que se viene construyendo en este país y no empezó a la llegada del presidente, inicio, incluso, desde el 2006, cuando, pese haber caído derrotado, el presidente salía con una banda presidencial así y daba entrevistas, asumiéndose como el presidente legítimo.

Abundó el legislador blanquiazul : “Hemos visto cómo hasta hace unas semanas, el sorteo planeado para el 15 de septiembre , la rifa del avión presidencial, desde la dirección de la Lotería Nacional, reconocen que apenas han vendido un cuarto de los boletos, algo más o menos como 30 millones, pero que sin embargo se repartirán premios con valor de 90 millones, ese el último hecho de estos capítulos ominosos que, por supuesto, no salen bien. Y, fíjense que las telenovelas al final, casi todas, tienen un final feliz, este lamentablemente no lo tiene esta telenovela”.

Y anuncia la cancelación del contrato al API de Veracruz, una empresa del gobierno. “ Se la va a cancelar a él mismo, algún día nos lo explicará y seguramente veremos esta telenovela cómo se sigue desarrollando.

En entrevista el panista insiste: “En realidad el presidente hace alusión a una empresa del gobierno, es como habláramos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). La API esta integrada por todos los funcionarios del gobierno, reporta utilidades a la Secretaría de Hacienda. No se puede entender para que quiere revocar o cancelar esta concesión que dice 100 años. Esas concesiones se otorgan para darle vialidad a los puertos. No sólo en Veracruz. Los puertos se administran por las APis y el jefe de ellas es el Coordinador de Puertos de la Marina Mercante y depende de la SCT. Es una empresa en manos del gobierno”.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí