Contratado por 2 meses, lleva ocho en el Shekina en condiciones infrahumanas

No tienen agua potable, alimentos, electricidad, ni aire acondicionado en sus camarotes El Shekina está en Curazao desde el 9 de diciembre de 2018 por descompostura Navalmex, dueña del barco, debía pagar más de 1 millón de dólares para reparar el barco Desesperados, los cuatro tripulantes desean regresar a México; la empresa les niega recursos

0
189

Por Raúl Hernández Rivera

Ciudad de México, a 3 de agosto del 2020.- En denuncia anónima publicada en Facebook, un mexicano aspirante de Máquinas contratado el pasado 20 de diciembre del 2019 para trabajar en el buque tanque Shekina, lleva ya más de ocho meses a bordo en condiciones deplorables, sin agua potable, alimentos sanos, con resfriados en las noches y diarreas frecuentes; la empresa NAVALMEX trata así a sus empleados del barco que espera reparación frente al puerto de Willemstad, Curazao desde el 9 de diciembre del 2018.

Ya en abril de 2019, otro grupo de tripulantes denunció de la misma forma las pésimas condiciones de agua, alimentos y de abandono en que se encontraban. Algunos fueron trasladados a México y remplazados por los ahora quejosos con mucho tiempo de estadía en el barco anclado frente a Willemstad.

El aspirante de máquinas ya quiere regresar, está desesperado al igual que sus compañeros por las condiciones en que la empresa Naval Mexicana los tiene, pues hace caso omiso a sus peticiones.

En su denuncia, el marino expresa: “El día 20 de diciembre del 2019 recibí una llamada del ingeniero Lorenzo Torres, encargado de NAVALMEX, en busca de un aspirante de manera urgente que viniera por un par de meses al Shekina aquí a Curazao, para remplazo de otro tripulante. Pasando esos meses me daría cambio de embarcación al buque Beraca, también de la misma empresa naviera.

Mapa localización del Shekina en Willemstad, Curazao

“Abordé el día 22 de diciembre donde solo hacía trabajos con el Jefe de máquinas. Luego, el 29 de diciembre, abordó El Capitán Mauricio Cruz con un contramaestre. El 27 de enero empezamos a hacer black outs con el generador para ahorrar combustible prendiéndolo de 6 am hasta las 12 del medio día y mantener la embarcación con energía eléctrica.

“El día 3 de febrero le solicite al ingeniero Lorenzo Torres mi cambio de embarque por medio de WhatsApp, pero no me contestó ni de recibido.

“El 12 de febrero el jefe de máquinas recibe la orden de conectar el generador de emergía directo al shore line, para así abastecer de energía el barco.

“El 13 de marzo nos dijeron que nos iríamos a México, pero las autoridades migratorias de Curazao no nos permitieron salir de la isla pues no podíamos dejar el barco abandonado dándonos una prórroga de 15 días para que la empresa NAVALMEX pagara un adeudo que tiene con la agencia y a los otros 15 días nos iríamos sin problema a México. Solo se fue el Cap. Mauricio Cruz. Desde entonces, los horarios del moto-generador de emergencia han variado. En su mayoría de 09:00 a 16:00 horas. Esto implica un grave peligro en caso de un accidente de la embarcación

“La isla se cierra el 17 de marzo por COVID-19, y ya no nos permitían ni bajar a tierra. Esto agravó nuestras condiciones de vida en la embarcación.

“A mediados mayo las autoridades de la isla empezaban a dar permiso de bajar pero solo a una persona, para el estricto control de la isla por la pandemia del COVID-19

buque tanque Shekina anclado en Curazao

“Esto lo aprovechamos y fue entonces cuando empezamos a pedir asistencia al Cónsul Honorario de Curazao Ralph Obersi para regresar a México. El Consul nos dijo que respondía que no era posible, pese a que una semana después sacó a una mexicana varada aquí en Curazao por el COVID-19.

“Fue como también empezamos a presionar al Cap. Mauricio Cruz, pues el fue el que se ofreció a darnos el apoyo para repatriarnos desde que se fue. Nos respondía que no era posible porque no había vuelos.

“A principios de junio empezaron a abrir la isla para que tuvieran un poco de tránsito con países seleccionados, que servían para hacer conexión y llegar a México.

“Al hacerle llegar esto a la empresa NAVALMEX, los funcionarios seguían con la mente cerrada repitiéndonos ‘que no había manera como regresarnos’.

“Por estas mismas fechas empezamos a tener dificultades con el Cap. Tejeda, sobre todo por querer darme una orden de prender el generador de emergencia sin yo tener la autorización por parte de mi oficial a cargo, en lo cual tuvieron una discusión plasmando abuso de poder de una forma prepotente.

“Nos organizamos entre el Segundo de Máquinas Omar y yo, para investigar rutas por las cuales podríamos demostrar a la empresa que existía la ruta por Ámsterdam. Pero nos dieron largas, pidiéndonos que hiciéramos una solicitud de desembarque (La cual hicimos con fecha de 25 de junio) y para suerte de ellos cerraron la Unión Europea para mexicanos. Los de NAVALMEX no tomaron acciones ni siguieron investigando. No nos quedamos con los brazos cruzados y seguimos investigando la ruta Curazao- Aruba – Miami – México, asesorados por una agencia de viajes, la cual nos cotizó, imprimió el itinerario sellándolo de confirmación con su cotización. Se lo mandamos a Cap. Mauricio, Ing. Lorenzo y a Consulados.

“Pero hasta la fecha no se ven avances para nuestra repatriación.

“Días después de la solicitud de desembarque, tuvimos una llamada en puente con el Consulado Vara Jacobo de Venezuela, y el Consul Obersi en la que también participaba el Cap. Tejeda. Ahí, el Consul Obersi y el Cap. Tejada nos advirtieron que si nos íbamos, podríamos ir a la cárcel por incumplir una ley de Curazao con el abandono de buque.

“Se le comunicó al gerente de operaciones de NAVALMEX, Ing. Lorenzo Torres sobre mi desembarco y solo contestaba que primero bajaba el segundo y a los 15 días bajaba yo. A lo cual le respondí que si él estaba de acuerdo en que yo estuviera en condiciones de salud y de vida tan deplorables. Ya no recibí respuesta, ni a mis peticiones actuales.

“El pasado lunes 27 de julio tuvimos una junta con migración de Curazao donde estuvimos presentes los 4 tripulantes y el Cónsul Honorario Ralph Obersi, en la cual el Cap Tejeda solo hablaba y al momento de que nosotros queríamos dar una opinión o hacer una pregunta, él nos interrumpía y cambiaba el tema.

“La reunión concluyó con que el barco debía mantenerse con 4 tripulantes a bordo por supuesta ley dada por el Capitán de puerto de Curazao, y que la única a manera en la que podríamos salir del país sin problemas es que la empresa enviara un relevo para cada uno de nosotros, a petición de las autoridades sanitarias de Curazao.

“Los oficiales de migración nos comentaron que no habría ningún problema por conseguir ese permiso. Pero el cap. Tejeda comentó: “Estamos de acuerdo que esto puede tardar semanas o un mes”. El Cónsul Honorario Obersi le afirmó que obviamente esto es de unos días de trámite para hacer el relevo y no un mes.

“Esa misma noche el cap. Mauricio nos pidió fotos de nuestras visas americanas vigentes, pero el Cap. Tejeda nos la pidió en físico el original de los documentos, según él nos regresaría al siguiente día. No nos ha regresado nada hasta el día de hoy.

“El pasado viernes 31 de julio empezamos a pedir resultados sobre nuestra repatriación a la que según nos estaba apoyando desde México el Cap. Cruz, diciendo que habría que buscar relevos (cosas que deberían estar haciendo desde el lunes 27, día de la junta) y qué según él sería un proceso largo, dándose a entender que no han hecho nada por nosotros.

“Al no recibir una respuesta congruente, le pedí al Cap. Cruz el número del Cap. Gutiérrez, número al que solo se le podía hacer llamada telefónica (no por WhatsApp).

“En esto, mi madre me apoyó en hacer una llamada la cual grabó notificando al Cap. Gutiérrez que era grabada, señalando que, en conclusión; no hay interés por parte de la compañía en querer regresarnos a México”

Es por todo esto, dicen los compañeros de los tripulantes retenidos en el Shekina, que hacemos un llamado a toda autoridad competente que tome cartas en el asunto de nuestros compañeros que están en CURAZAO en contra de su voluntad, viviendo en condiciones deplorables para un ser humano.

También exigimos a la empresa Naval Mexicana les de sus vuelos y los trate dignamente. Al capitán Francisco Tejeda, también le exigimos que ya no trate con soberbia y prepotencia a nuestros compañeros que solo quieren regresar a su casa.

buque tanque Shekina, en pésimas condiciones

Solo pedimos que se le facilite su regreso a su casa como lo marca la Ley. Dormir en estas condiciones por durante meses no es de un ser humano y más con las temperaturas mayores a 35 grados en Curazao en estas temporadas.

NAVALMEX se anuncia en su portal como una empresa mexicana especializada en el suministro de combustibles marinos en nuestro país, con más de 12 años de experiencia al servicio de embarcaciones nacionales y extranjeras.

Su alto nivel de compromiso y responsabilidad con la que sirve a las más importantes empresas navieras, la ha convertido en una empresa competitiva, líder en el mercado, se afirma en el anuncio. 

En 1996, agrega la página web, “Naval Mexicana inició operaciones de suministro de combustibles marinos en México y para incrementar la eficacia operativa, se creó a Navalmex Combustibles como el área especializada en la comercialización de productos y servicios realizados por Naval Mexicana, quien actualmente es la empresa naviera administradora y operadora de las embarcaciones con las que se prestan los servicios. Navalmex Combustibles proporciona servicios con un apego irrestricto a la normatividad nacional y a los convenios internacionales, que regulan la actividad del suministro de combustibles marinos”.

Sin embargo, NAVALMEX adeuda varios miles de dólares al puerto de Curazao y no ha cubierto la reparación del Shekina que suma más de un millón de dólares.

Tampoco ha cubierto correctamente los salarios de los tripulantes que han tenido la mala suerte de trabajar en el destartalado buque tanque petrolero y de productos químicos de bandera mexicana, número de IMO: 9237814 de 5,841 toneladas, con eslora de 105 metros y manga de 16 metros, construido en 2001.

Con información de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí