Aportes de la Marina Mercante al comercio exterior

0
550

El Cap. Eduardo Meixueiro Mancisidor nos comparte

La Marina Mercante y la de Guerra tienen idénticos intereses que fomentar en vez de divorciarse unos otros, se complementan. Son como dos cuerpos con una sola alma

La Marina Mercante viene a desempeñar un rol importante para el movimiento de cargas de combustible y petróleo de México hacia el mundo, así como también podría llevar infinidad de productos derivados hacia sus países socios, a través de las exportaciones vía marítima.

Cabe destacar que la hoy extinta Compañía Transportación Marítima Mexicana y otras después brindaron a la nación una importancia estratégica para el transporte, comercialización y transferencias de cargas, desde México hacia el resto de América y el Mundo .
La historia relata cómo los países altamente capitalizados de hoy hicieron un esfuerzo por potenciar su actividad mercante en el pasado; pues de esta ha dependido el desarrollo de esas economías. Al quitar estímulos y agregar 2% al activo , empezaron a tronar en 1992, afectó el desarrollo del sector. Posteriormente, la Marina Mercante casi desapareció.

En la mayoría de los países marítimos, la marina mercante lo constituye una flota de buques utilizados para el comercio y el turismo. Estas flotas pueden ser divididas en diversas categorías de acuerdo con su propósito o tamaño: 1 Buques de carga seca, principalmente portacontenedores; 2 Buques especializados, ejemplo: para cargas muy pesadas, para cadenas de frío, para el transporte de vehículos o maquinaria especial; 3 Costeros, barcos más pequeños para cualquier categoría de carga que solo realizan transportes a lo largo de las costas nacionales (cabotaje); 4 Cruceros; 5 Transbordadores, la mayoría una combinación de carga de pasajeros y automóviles, que se utilizan normalmente para rutas regulares entre dos puertos; 6 Tanques para el transporte de combustibles u otros líquidos, como crudo de petróleo, refinado y otros productos petrolíferos, gas licuado (como el gas natural) y productos en estado líquido de diversa índole. El sector de los tanques comprende alrededor de un tercio del tonelaje mundial.

La formación profesional del gremio que agrupa a los oficiales de la Marina Mercante , (oficiales, licenciados e ingenieros náuticos o marítimos) se orientan principalmente a dos menciones: navegación y máquina. Estos profesionales están capacitados para realizar funciones a bordo de las unidades mercantes en las especialidades de operaciones marinas (carga, descarga, navegación y administración del buque) e instalaciones marinas (mantener la operatividad de los equipos de a bordo); cumpliendo con los estándares internacionales exigidos por la Organización Marítima Internacional (OMI). Sus actividades están relacionadas con el comercio de productos vía marítima con el resto de los países del mundo.

Su campo de trabajo abarca hacia las empresas navieras a bordo de buques mercantes; instalaciones portuarias, terminales petroleros; terminales de contenedores, de operaciones portuarias; corretaje marítimo; astilleros navales; capitanías de puertos; pilotaje; administración marítima; transporte multimodal.

El país requirió desarrollar y actualizar un conjunto de ordenamientos jurídicos con la entrada en vigencia Ley General de Puertos; Ley de Pesca y Acuacultura; Ley de Navegación y Comercio Marítimo; y Ley de Zonas Costeras.

En el régimen normativo, la marina nacional comprende a: la Marina Mercante; la Armada; la Marina de Pesca; la Marina Deportiva y Recreacional; y la Marina Investigación.

Las actividades conexas descrita en la Ley, se refieren a: 1 La industria naval de construcción, modificación, desguace, reparación y mantenimiento de buques o accesorios de navegación; 2 Los puertos y marinas, así como su infraestructura; 3 Las entidades destinadas a las actividades de pilotaje, remolcadores y lanchaje; 4 Las entidades destinadas a las actividades de diseño, dragado y mantenimiento de canales, ayuda a la navegación, hidrografía, oceanografía, cartografía náutica y meteorología; 5 Los dedicados a labores de búsqueda, rescate y salvamento; 6 Las empresas de agencia miento naviero y portuario; 7 Los servicios de inspecciones, consultoría y asesores navales; y 8 Los centros educativos que desarrollan programas en la modalidad de educación náutica en los diferentes niveles del sistema educativo.

En la medida en que aumentemos nuestras exportaciones no tradiciones, se abran las posibilidades que empresas internacionales puedan invertir en el mejoramiento de la infraestructura portuaria y hagamos más atractivas las condiciones para que diversos buques que atracan regularmente en nuestros puertos puedan abanderarse con nuestro pabellón nacional podremos potenciar esta actividad estratégica tan importante para nuestro comercio exterior

Artículo anteriorImportante que la Comisión Interparlamentaria de Seguimiento a la Alianza del Pacífico, en Perú: Torres Díaz
Artículo siguienteUE firma con Mercosur uno de los tratados más peligrosos tras 20 años de negociaciones
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí