La historia ha demostrado que no hay perdón del pueblo a quienes venden y traicionan a la patria

* Quien quiera ser águila, que vuele tan alto como pueda y el que quiera ser gusano, que se arrastre, pero que no grite cuando lo pisen, sentencia el diputado José Guadalupe Ambrocio * Es necesario trabajar anteponiendo siempre los intereses del pueblo frente a los de extranjeros: Juanita Guerra

0
1266

Ciudad de México, Palacio Legislativo, a 19 de abril del 2022 (Notilegis).- En el marco de la conmemoración de la efeméride con motivo del aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata Salazar, integrantes del Grupo Parlamentario de Morena resaltaron que la historia ha demostrado que las personas que traicionan a la patria no reciben nunca el perdón del pueblo por sus acciones contra el patrimonio nacional, como los grupos contra los que luchó el Caudillo del Sur.

En ese marco, a través de un comunicado, el diputado José Guadalupe Ambrocio Gachuz señaló que la oposición antipatriota ha quedado plasmada en la historia como traidora, que defiende a toda cosa los intereses de sus patrones extranjeros, y que el pueblo condena.

“Reconocemos que a Zapata en Morelos y en México se le respeta, se le sigue recordando con mucha honra y se le sigue recordando como a un gran héroe, como a un gran prócer que siempre vio por lo que los que menos tienen”, dijo.

Advirtió que quienes estuvieron en contra del prócer mexicano, como el coronel Jesús Guajardo, son recordados en la actualidad como quienes se han encargado de proteger a los poderosos a costa de la miseria de muchas familias.

Recordó que el general Emiliano Zapata, a su encuentro con Francisco I Madero tras derrocar a Porfirio Díaz, le manifestó el reclamo de campesinos de que se les devolvieran las tierras que les habían robado, “porque usted ha traicionado un movimiento que fue causa de la Revolución de nuestros hermanos”.

El diputado expresó que, en el contexto del voto opositor contra la reforma eléctrica, “quien quiera ser águila, que vuele tan alto como pueda y el que quiera ser gusano que se arrastre, pero que no grite el día de mañana que lo pisen”.

En su oportunidad, la diputada Juanita Guerra Mena señaló que la mejor manera de rendir honores al mayor símbolo agrarista mexicano es fortaleciendo el tejido social, por lo que es necesario trabajar anteponiendo, siempre, los intereses del pueblo frente a los de extranjeros.

La vigencia del pensamiento y lucha del líder agrarista se vuelve una obligación para las nuevas generaciones que deben recordar que “trabajamos en este México, en este presente, para el futuro generacional”.

Sostuvo que este día se conmemora un año más del despiadado homicidio de un hombre al que personas vendepatrias sólo pudieron darle muerte a traición, por la espalda, “pero no mataron así sus ideales y su lucha, la cual mantenemos en pie”.

“No es casualidad que en nuestro país hablar de la lucha armada de clases hoy sea tan vigente como la de entonces.

Declaró que México es consecuencia de hombres y mujeres patriotas y valientes, como Josefina Espejo Sánchez, conocida como “La Generala”; o como intelectuales, como el profesor Otilio Edmundo Montaño, que exaltaron al país a través del Plan de Ayala, el impulsor de la constitucionalidad social, establecido en el artículo 27 de la Carta Magna.

En ese sentido, expresó que este artículo plantea que la tierra debe volver a quien la trabaja con sus propias manos, por lo que son fundamentales los elementos de tierra, agua y energía.

“Qué mejor legado para el destino de la nación haber incluido en la esencia social de la Carta Magna la tenencia de la tierra, que debe ser para el pueblo de México”, dijo.

Artículo anteriorRelevo en Segalmex confirma corrupción: Héctor Saúl Téllez
Artículo siguienteLa UNAM, fundamental en el desarrollo y democracia de México: Pablo Angulo
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí