Usarán cerveceras semillas certificadas

Firma SNICS convenio de semilla certificada con industria cervecera • Como parte del acuerdo auspiciado por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, los productores sembrarán al menos 50 por ciento de la superficie total con semilla certificada. • El convenio da certidumbre sobre la producción y comercialización de la cosecha, en beneficio de productores de Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Oaxaca, Veracruz y Querétaro.

0
24

Ciudad de México, 13 de septiembre de 2020. Comunicado de prensa SADER.- Derivado de la necesidad de contar con semilla adecuada de cebada, y con el objetivo de dar mayor certidumbre a los productores de este grano, el Servicio Nacional de Inspección y Certificación de Semillas (SNICS), órgano administrativo desconcentrado de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, firmó un convenio de colaboración con la industria cervecera de México.

Lo anterior, en apego a la Ley Federal de Producción, Certificación y Comercio de Semillas, donde se establece que la semilla certificada es “la que conserva un grado adecuado y satisfactorio de identidad genética y pureza varietal, proviene de una semilla Original, Básica o Registrada y es producida y reproducida o multiplicada de acuerdo con las Reglas a que se refiere esta Ley”.

El convenio, realizado con Grupo Modelo y Heineken, beneficia directamente a los productores de Guanajuato, Hidalgo, Puebla, Tlaxcala, Estado de México, Oaxaca, Veracruz y Querétaro, principalmente, ya que les brinda certidumbre sobre la producción y comercialización de su cosecha.

En su etapa inicial, el convenio comenzará con 25 mil toneladas de semilla certificada para atender una superficie aproximada a sembrar de 150 mil hectáreas en los próximos ciclos OI20/21 y PV21, para beneficiar a más de cinco mil familias productoras de cebada.

Con este convenio se busca que los agricultores integrados en esta cadena, que producen y comercializan su cebada para las cerveceras, utilicen semilla certificada para cultivar el 50 por ciento de la superficie sembrada de este grano, ya que anteriormente lo hacían con semilla Categoría Declarada, es decir, no calificada por el SNICS.

Entre los beneficios que los agricultores adquieren se encuentra la seguridad de que la variedad que utilicen está libre de materia inerte, piedras o basura, garantizando un porcentaje mínimo de germinación y que no presente problemas genéticos o de plagas.

Para asegurar la calidad genética, física, fisiológica y fitosanitaria de las semillas, el SNICS lleva a cabo un procedimiento de seguimiento y comprobación que avala que la producción, procesamiento y manejo poscosecha se realizan bajo métodos y procesos apegados a la normatividad vigente.

El subsecretario de Agricultura, Miguel García Winder, refirió que “en la Secretaría de Agricultura y el SNICS trabajamos brindando los servicios necesarios para garantizar la calidad de material genético que México necesita y así darles mayor certidumbre a las cosechas de los productores en todo el país, mientras contribuimos institucionalmente a la meta de lograr nuestra autosuficiencia alimentaria”.

El titular general del SNICS, Leobigildo Córdova Téllez, señaló que la alianza estratégica con la industria cervecera permitirá fortalecer la producción de semilla certificada de cebada, que contribuye a los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024 (PND) y al Programa Sectorial de la Secretaría de Agricultura, en beneficio de los productores del campo mexicano.

Como parte de las acciones derivadas del convenio, se continuará con el proceso de calificación de semilla de cebada en las parcelas de los productores, así como con la regularización y registro de las variedades de cebada en el Catálogo Nacional de Variedades Vegetales (CNVV), al tiempo que se mantendrán las reuniones de trabajo de la Comisión de Evaluación y Seguimiento (CES) para dar cumplimiento a los objetivos del citado convenio.

Artículo anteriorDOF lunes 14 de septiembre del 2020
Artículo siguienteTrump pone a un ultra en el BID; quita a AL 60 años de liderazgo
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí