AMLO pide en G-20 reducir deudas de países más pobres

El presidente Andrés Manuel López Obrador demandó, en su segunda intervención ante la cumbre mundial del G-20, hizo dos propuestas. Hacer realidad el compromiso de quitar montos de deuda y del pago de servicio de la deuda a naciones pobres del mundo Y garantizar que los países de ingresos medios puedan tener acceso a créditos con tasas de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados.

0
105

Ciudad de México, a 22 de noviembre del 2020.- En su segunda intervención ante la cumbre virtual del G-20, el presidente Andrés Manuel López Obrador demandó modificaciones en la política económica mundial, a fin de respaldar a los países más pobres del mundo mediante quitas en el monto de sus deudas y reducción de las tasas de intereses que pagan por ellas.

Al mismo tiempo, pidió que los países de economías medias tengan acceso a créditos con tasas de intereses similares a las que se pagan en las naciones desarrolladas.

El Grupo de los 20 (G-20) es el principal foro de concertación mundial política y económica y reúne a países industrializados y de desarrollo medio.

En su participación efectuada esta mañana, el presidente confió en que en el mundo “seamos capaces de dejar en la historia un ejemplo de cómo hacer frente a una crisis sanitaria mundial y a una grave crisis económica mediante el principio de la fraternidad universal”.

López Obrador afirmó que enfrentar la crisis económica mundial ha sido menos doloroso y complejo que luchar contra la pandemia de Covid-19.

Reivindicó la utilidad que ha sido para México “abandonar las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal, empezando por desechar la estrategia de endeudar al pueblo para rescatar a los de arriba. Ahora fue diferente, pues gracias a la austeridad y el combate a la corrupción se obtuvieron recursos para destinarlos de manera directa a la base de la pirámide social y de ahí ir subiendo a la cúpula”.

Aunque ofreció datos que dan cuenta del comportamiento favorable de la economía nacional, como la fortaleza de la moneda nacional, la recuperación del empleo y una caída relativamente reducida de la recaudación fiscal de solo dos por ciento, admitió que “la crisis económica provocada por la pandemia” impactó en el crecimiento en una proporción sin procedentes desde hace 90 años. Sin embargo, acotó que se está cumpliendo el pronóstico gubernamental de una caída y recuperación en forma de “V”.

Reconoció que si bien México no contrató deuda adicional, la consecuencia de la caída en la generación de riqueza ha sido que el peso de la deuda externa pasó de representar el 44.8 por ciento del Producto Interno Bruto al 51.1 por ciento.

El mandatario explicó a sus pares en el G-20 su política social y su particular aplicación en este periodo, comenzando con el anticipo del pago de pensiones a adultos mayores, la preservación de las becas a los estudiantes; el apoyo a agricultores y pescadores así como el otorgamiento de créditos a las pequeñas y medianas empresas del sector formal e informal de la economía.

La estrategia social, añadió López Obrador, se vio complementada con el “milagro” de las remesas enviadas por los paisanos que residen en Estados Unidos que en este año, a pesar de la pandemia, se calcula que enviaran alrededor de 40 mil millones de dólares.

El Presidente mexicano dijo:

“Majestad y primer ministro de Arabia Saudita, estimados dirigentes del G20, señoras y señores:

“Enfrentar la crisis económica ha sido menos doloroso y complejo que luchar contra la pandemia del COVID-19. A nosotros nos fue útil abandonar las recetas económicas aplicadas durante el periodo neoliberal, empezando por desechar la estrategia de endeudar al pueblo para rescatar a los de arriba. Ahora fue diferente.

“Gracias a las medidas de austeridad y al combate a la corrupción, no tuvimos que recurrir a nuevos préstamos y todos los recursos liberados se destinaron de manera directa, sin intermediarios, a la base de la pirámide social, y de allí fue subiendo hacia la cúpula, es decir, se le dio preferencia a los pobres y a los integrantes de las clases medias.

“Por eso se adelantaron los pagos en pensiones a adultos mayores y a personas con discapacidad; se mantuvo la entrega de becas escolares y el apoyo a agricultores y pescadores; se amplió el programa de créditos a pequeñas empresas y al sector formal e informal de la economía. En fin, se fortaleció el ingreso de las mayorías para evitar que cayera el consumo de alimentos y de otros bienes de primera necesidad.

“Esta estrategia coincidió con el milagro del aumento de las remesas enviadas de Estados Unidos de América por nuestros paisanos migrantes, remesas que envían nuestros paisanos a sus familiares, que este año, a pesar de la pandemia, llegarán a la suma récord de 40 mil millones de dólares, dinero que beneficia a 10 millones de familias pobres que están recibiendo en promedio 350 dólares mensuales.

“Prueba de que no ha disminuido el consumo popular es que, hasta ayer, las tiendas departamentales han estado vendiendo ocho por ciento más que en el mismo periodo del año pasado.

“Expongo también que se está cumpliendo el pronóstico que hicimos en el sentido de que la crisis tendría un comportamiento en forma de ‘V’, caeríamos hasta el fondo, como ocurrió en abril, pero saldríamos del hoyo, como de hecho ha venido sucediendo.

“La economía empieza a crecer y, del millón de empleos formales perdidos, ya se han recuperado 500 mil. Pienso en que, en marzo próximo, lograremos alcanzar de nuevo los 20 millones 500 mil puestos de trabajo que tenía registrados el Instituto Mexicano del Seguro Social antes de la pandemia.

“Otros datos favorables. A pesar de la crisis sanitaria, en los dos años que llevamos en el gobierno, nuestra moneda no se ha depreciado y los ingresos de la hacienda pública han disminuido muy poco, dos por ciento con relación al año pasado.

“Sin embargo, la crisis económica que precipitó la pandemia afectó la actividad productiva y el crecimiento disminuyó en una proporción sin precedentes en los últimos 90 años. Por ello, aunque no contratamos deuda adicional, la consecuente pérdida de riqueza elevó la deuda pública de nuestro país, de 44.8 a 51.1 del Producto Interno Bruto nacional.

“Esto mismo ha sucedido en todo el mundo, la deuda creció a partir de la pandemia en un promedio del 20 por ciento, y si abordamos este asunto desde ahora en el futuro, se va a convertir en otra amenaza para la estabilidad económica y al bienestar social.

“En lo esencial, nuestra propuesta consiste en lo siguiente:

“Uno. Hacer realidad el compromiso de quitar montos de deuda y del pago de servicio de la deuda a naciones pobres del mundo.

“Dos. Garantizar que los países de ingresos medios puedan tener acceso a créditos con tasas de interés equivalentes a las que están vigentes en países desarrollados.

“Agradezco a todas, a todos ustedes su atención y estoy seguro que la cooperación y la ayuda mutua permitirá a todas las naciones superar este doloroso periodo. Espero que seamos capaces de dejar en la historia un ejemplo de cómo hacer frente a una amenaza sanitaria mundial y a una grave crisis económica mediante la aplicación del principio de la fraternidad universal.

“Muchas gracias”.

Con información de La Jornada

Artículo anteriorEuropa puede sufrir una tercera ola de coronavirus a principios de 2021: OMS
Artículo siguienteAnalizan, en Parlamento Abierto, áreas de oportunidad para reforma del Poder Judicial
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí