Descanse en paz, Cap. Rabatte; gracias por todo

0
423

Ciudad de México, 27 de junio del 2021.- Egresado de la Escuela Náutica Mercante “Fernando Siliceo y Torres” en 1963, el Cap. Atl. Miguel Ángel Rabatte Arredondo falleció el día de ayer a la edad de 77 años.

El Cap. Alt. Rabatte Arredondo, se desarrolló en la marina de PEMEX, estuvo en los principales tanques gaseros del país, en alguna ocasión como Capitán de puerto en Barra Navidad. Jubilado de PEMEX, enfermó de cataratas en los ojos y a pesar de operaciones, afectaciones de cáncer ganaron la batalla y no pudo recuperarse.

Estuvo navegando para PEMEX, además, fue superintendente de Marina en Tampico y superintendente en Pajaritos, antes de jubilarse de PEMEX. Se incorpora a las capitanías de puerto y en ausencia del director de la Escuela Náutica de Veracruz, la presidió con certeza y aportes a la institución de la cual egresó en 63.

En 2017, el Cap. Alt. Eduardo Meinxueiro recomendó buscar al Cap. Rabatte para la búsqueda de información para el libro sobre corrupción en la Marina Mercante el cual recabo datos desde 1971. El capitán Rabatte fue generoso con su información. Además, certero y dispuesto para agregar datos, fechas, nombres, todo con mucha precisión.

Fue en el Colegio de Marinos de Veracruz, en donde pude escuchar al Cap. Rabatte, cuando estaba el Ing. Luis Martínez Wolf, uno de los dos premiados por la OMI, como director de ese Colegio. Por cierto, el ingeniero Martínez enfrenta al cáncer en la garganta con mucha entereza.

Al capitán Rabatte le preceden su esposa y dos hijos, uno de ellos marino, y heredan un trabajo prolijo dentro de la Marina Mercante Mexicana que muchos guardamos ya en los recuerdos útiles para nuestro aprendizaje.

Gracias por todo, Cap. Rabatte, descanse en paz; ya lo alcanzaremos, pierda usted cuidado

Cordialmente:

Raúl Hernández Rivera.

Artículo anteriorFalta un mes para enjuiciar a los expresidentes
Artículo siguienteSembremos esperanza es una jornada y cadena de conciencia a favor del planeta: Alejandro Armenta
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí