Censuran el ‘ataque’ de la IP al etiquetado

El director del Instituto Nacional de Salud Pública, Juan Rivera Dommarco, expresó que no sólo la industria alimentaria ataca la regulación, sino que es el sector industrial en su conjunto, ya que el amparo lo obtuvo la Confederación de Cámaras Industriales. Foto Cristina Rodríguez / Archivo

0
193

Ciudad de México, a 5 de marzo del 2020.- No actuar ante el problema de sobrepeso y obesidad que afecta a 75 por ciento de los adultos es un crimen y la salud pública debe prevalecer sobre los intereses comerciales, señalaron organismos internacionales y autoridades del sector salud. Advirtieron que una de las mejores medidas para hacer frente a este mal es el etiquetado en los alimentos ultraprocesados y las bebidas azucaradas, pero está detenido por el amparo que obtuvo la industria contra la aplicación de la norma 051.

Ante ello, defendieron ayer, en conferencia de prensa a propósito del Día Mundial de la Obesidad, el proceso de elaboración del etiquetado, porque fue transparente y ofrecieron a la autoridad judicial toda la información, minutas y grabaciones para probarlo.

Ahí, el director del Instituto Nacional de Salud Pública, Juan Rivera Donmarco, expresó que no sólo la industria alimentaria ataca la regulación, sino que es el sector industrial en su conjunto, ya que el amparo lo obtuvo la Confederación de Cámaras Industriales.

Sostuvo que en el país está en construcción la política integral contra la obesidad, remando a contracorriente, y recordó que la lucha contra el tabaquismo también se vio atacada por las empresas. Detalló que hay 96 millones de mexicanos con sobrepeso y obesidad, males responsables de ocasionar diabetes, cáncer y otras enfermedades. La salud pública debe prevalecer sobre intereses comerciales, pues la industria ya ha buscado evitar otras políticas, (como) el impuesto a las bebidas, la instalación de bebederos, y ahora el etiquetado.

La representante de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en México, Lina Pohl, reconoció que la norma de etiquetado –que tendría que publicarse la primera quincena de marzo en el Diario Oficial de la Federación– es la más avanzada del mundo. Aseveró que hay evidencias de que los productos altamente procesados provocan obesidad y las enfermedades que ocasionan son la principal causa de muerte en México. El etiquetado frontal de advertencia es una medida efectiva para atacar la muerte, no actuar ante la obesidad es un crimen, sostuvo.

La senadora Jesusa Rodríguez cuestionó el silencio mediático en relación con el amparo que obtuvo la industria en contra del etiquetado. Cada vez que se intenta quitar la corrupción se arma escándalo, pero sobre la resolución judicial que suspendió la publicación de la norma hay gran silencio.

El representante de la Organización Panamericana de la Salud, Cristian Morales, precisó que la inadecuada alimentación es la causante de la obesidad, la cual ha aumentado 10 veces entre 1975 y 2015 en América Latina, y México es uno de los países donde más ha crecido. “Es insostenible en términos económicos, de salud y bienestar. El impacto económico en el país es de 150 mil millones de pesos al año. Esto no lo puede absorber ninguna economía en el mundo; es más del doble de lo que representaba el huachicol a principios de 2019”.

Fuente: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí