Presidente de México inaugura nuevo aeropuerto internacional

El AIFA se hizo pese a resistencia de intereses creados: AMLO El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó el lunes la inauguración del AIFA, destinado a aliviar la saturación aérea de la capital del país y visto como una de las principales obras de infraestructura de su administración. (Xinhua/Francisco Cañedo)

0
128

Zumpango, Estado de México, a 21 marzo del 2022.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, encabezó hoy lunes la inauguración del “Aeropuerto Internacional Felipe Angeles” (AIFA), destinado a aliviar la saturación aérea de la capital del país y visto como una de las principales obras de infraestructura de su administración.

En la sala principal del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), el presidente Andrés Manuel López Obrador ponderó su construcción porque “esta obra se hizo a pesar de las resistencias de grupos de intereses creados, y también de quienes quisieran que nos fuera mal, inclusive que le fuera mal al país para que se pudiese evidenciar al gobierno que represento, y han llegado a inventar cosas.”

El mandatario dio inicio a las operaciones de la nueva terminal, una reconfiguración de la base aérea militar Santa Lucía, ubicada en el municipio de Zumpango, en el central Estado de México, aledaño a la capital mexicana.

El director general del AIFA, Isidoro Pastor, explicó que las nuevas instalaciones aéreas, que permitirán vuelos comerciales y de carga, “pueden competir con las mejores del mundo” por su elevada tecnología y el cuidado con el medio ambiente.

El objetivo de la nueva base es integrar una red aeroportuaria integral de la zona metropolitana de la capital, junto al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y el Aeropuerto Internacional de Toluca, también en el Estado de México.

Personas se registran en un mostrador previo a abordar un vuelo durante la inauguración del “Aeropuerto Internacional Felipe Angeles” (AIFA), en la base aérea militar Santa Lucía, en Zumpango, México, el 21 de marzo de 2022.

López Obrador develó la placa de entrega, recepción e inauguración del AIFA, cuya construcción fue responsabilidad de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encabezada por Luis Cresencio Sandoval.

“Estamos conscientes que hemos concluido un proyecto de suma importancia”, dijo Sandoval en un discurso, ante cientos de invitados.

Antes de la inauguración, el titular de la Sedena dijo que estaban previstas para este lunes sólo 20 operaciones aéreas, con un movimiento de poco más de 2.000 usuarios.

Según proyecciones oficiales, el AIFA vería un tránsito de 2,4 millones de pasajeros en 2022 y de 5 millones para el 2023.

La nueva terminal aérea tiene una extensión de 3.000 hectáreas con una ciudad militar, centro comercial, escuelas, hospitales y museos.

En su habitual rueda de prensa diaria, realizada este lunes en el AIFA, López Obrador calificó como “misión cumplida” la inauguración de la nueva terminal.

El AIFA es uno de los proyectos emblemáticos de la administración de López Obrador, que inició en diciembre de 2018, junto a la refinería de Dos Bocas, en el estado de Tabasco (sureste) y el Tren Maya en el sureste, ambas obras actualmente en construcción.

Desde el ingreso al aeropuerto impone su tamaño. Grandes avenidas cruzan de oriente a poniente, y de ahí se derivan ramales de edificios, terminales, hangares, un hospital militar, el museo del mamut, en una singular combinación de infraestructura militar y aérea con la obra civil del aeropuerto de pasajeros. Así, esta mañana del sur de la ciudad -coincidiendo con el día festivo de descanso obligatorio- significó llegar al Felipe Ángeles 45 minutos en vehículo.

Al iniciar su conferencia en la sala de pasajeros de la terminal, el tabasqueño recordó que, “una vez estuvimos aquí en una supervisión y llegaron a decir que había sido una simulación el subirnos a un tren, que no existía el vagón del tren, y muchos lo creyeron. El presidente (Benito) Juárez, ayer lo recordaba yo, (decía) que los retrógradas hay que hablar fuerte y seguido para que escuchen, porque se cierran completamente. Entonces sí es importante estar informando.”

El mandatario agradeció “mucho a los trabajadores de la construcción, a los ingenieros militares, que fueron los que llevaron a cabo esta magna obra. Agradecerles a los pobladores de los municipios de alrededor de este complejo aeroportuario, porque ayudaron mucho. Ya se tenía una extensión de alrededor de dos mil hectáreas y se adquirieron más de mil. Para tener una idea, el aeropuerto de la Ciudad de México tiene 600 hectáreas y este complejo tiene tres mil.”

López Obrador agradeció, también, a los gobiernos del Estado de México, de Hidalgo, de la Ciudad de México. También, dijo ayudaron mucho las empresas mexicanas, los proveedores, es la suma de esfuerzos lo que hizo posible esta gran obra.”

Fuente: Xinhua y La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí