Parlatino exhorta a erradicar el hambre en la región

0
541

Panamá, a 16 de abril del 2020.- El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) exhortó hoy a gobiernos, legisladores y ciudadanos de la región a sumarse y aplicar el plan de seguridad alimentaria y erradicación del hambre elaborados por instituciones internacionales.

Los legisladores emitieron un comunicado donde citaron al representante regional de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Julio Berdegué, quien reconoció en 2017 el retroceso de América Latina y el Caribe (LAC) en la pobreza y el hambre, lo que arriesga la vida de millones de personas

“Estrategias coordinadas de seguridad alimentaria a través de políticas públicas nacionales y regionales”, es uno de los elementos del plan elaborado por la FAO, la Comisión Económica par América Latina y el Caribe y la Asociación Latinoamericana de Integración.

El proyecto incluye leyes que faciliten el comercio, eviten pérdidas de alimentos y fomentar programas de abastecimiento, porque el acceso a tales productos -según la fuente- es el principal problema para la alimentación en LAC.

Estimular a los pequeños productores agropecuarios con compras estatales, el plan lo considera favorable para “conectar” la agricultura familiar con la alimentación escolar de comestibles inocuos y nutritivos, además que resulta un apoyo al empleo.

Otros elementos de la iniciativa son “garantizas la estabilidad de la producción y la atención oportuna ante desastres de origen socio- naturales con la creación y mantenimiento de reservas de alimentos y la consolidación de stocks públicos para emergencias”.

En las actuales condiciones de enfrentamiento a la pandemia del COVID-19, el Parlatino alertó también, que es necesario identificar áreas vulnerables por el cierre de las escuelas, lo que impide a millones de niños recibir comidas escolares.

También advirtió sobre la urgencia de medidas inmediatas para garantizar la continuidad de las cadenas de suministros alimentarios, a fin de mitigar el riesgo de perturbaciones importantes que tendrían consecuencias fatales para todos, en especial para la población más pobre y vulnerable.

La institución parlamentaria regional exhortó a la adopción de medidas para que los alimentos pasen las fronteras sin restricciones injustificadas y de conformidad con las normas actuales de inocuidad, a la vez de facilitar el comercio mundial y mantener la cadena de suministros nacionales.

Al recodar datos de organismos internacionales de 2018, la fuente aseguró que se reportaron 42.5 millones de personas que padecían hambre, cifra superior en 4.5 millones a la del 2014, mientras que la inseguridad nutritiva, entendida como la interrupción parcial o total en el acceso a los alimentos, alcanzó a 187 millones de latinoamericanos y caribeños.

Fuente: Prensa Latina

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí