Demanda por tráfico de armas en EU no es “injerencista”, dice presidente mexicano

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional, en la Ciudad de México, capital de México, el 5 de agosto de 2021. López Obrador descartó el jueves que la demanda de su gobierno contra fabricantes de armas de Estados Unidos se trate de un "hecho injerencista", ya que está apegado a la legalidad. (Xinhua/Str)

0
52

Ciudad de México, a 5 de agosto del 2021.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, descartó hoy jueves que la demanda de su gobierno contra fabricantes de armas de Estados Unidos se trate de un “hecho injerencista”, ya que está apegado a la legalidad.

En su habitual rueda de prensa matutina, el mandatario aclaró que la controversia está dirigida a los fabricantes de armamento y no al gobierno estadounidense.

“No es un hecho injerencista, no es contra el gobierno de Estados Unidos, es un procedimiento civil porque nos afecta el que no haya control sobre la venta de las armas”, indicó López Obrador a periodistas en el Palacio Nacional de la Ciudad de México.

El gobierno mexicano presentó el miércoles en un tribunal federal de Estados Unidos en la ciudad de Boston, Massachusetts (noreste), una demanda civil de daños contra una decena de fabricantes de armas por facilitar “activamente el tráfico ilícito de sus armas a los cárteles y otros delincuentes en México”.

López Obrador dijo que las empresas estadounidenses hacen armas “a la medida” de la delincuencia organizada, incluso con detalles lujosos.

La demanda, dijo, tampoco va en contra de la enmienda estadounidense, que da a los ciudadanos el derecho de portar armas, sino que se opone a la forma en que se fabrican y a sus procesos de venta.

“No hay ninguna limitación, ningún control, compran hasta por internet”, dijo López Obrador, quien aseveró que la demanda probablemente no se resolvería pronto.

El canciller mexicano, Marcelo Ebrard, explicó ayer que el objetivo de la demanda es que las empresas compensen al gobierno mexicano “por daños causados por sus prácticas negligentes”, por un monto económico que se determinaría en un juicio.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, habla durante su conferencia de prensa matutina, en Palacio Nacional, en la Ciudad de México, capital de México, el 5 de agosto de 2021. López Obrador descartó el jueves que la demanda de su gobierno contra fabricantes de armas de Estados Unidos se trate de un “hecho injerencista”, ya que está apegado a la legalidad. (Xinhua/Str)

Fuente: Xinhua

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí