Pescadores y funcionarios deben respetar la ley; de no hacerlo, el sector fracasará: Ruiz Arias

Indispensable, vincular el desarrollo científico y tecnológico con la captura marina y acuacultura

0
12

Ciudad de México, a 4 de septiembre de 2019.- El presidente de la Comisión de Pesca, diputado Maximiliano Ruiz Arias (Morena), afirmó que el principal reto del sector es que los funcionarios y pescadores respeten la ley y se comprometan, de no hacerlo, la actividad está condenada al fracaso.

Además, es indispensable vincular el desarrollo científico y tecnológico con la captura de especies marinas y la acuacultura, para establecer vedas en todas las especies, frenar la depredación y garantizar su reproducción, con el objetivo de impulsar la pesca y aprovechar su potencial social y económico.

“Es irreductible que la pesca se apoye de forma integral como  una actividad primaria, porque es vital para mantener la paz social en las regiones más pobres, al dar empleos directos e indirectos a más de seis millones de personas, quienes no han recibido atención suficiente”, aseveró.

El legislador por Sinaloa sostuvo que para convertir a la pesca en una solución alimentaria en el corto plazo, “tenemos que voltear a la acuacultura y maricultura, porque no es igual salir a pescar que cosechar”.

Para lograrlo, es indispensable rehabilitar los sistemas lagunarios y vincularlos con los estudios que realiza la Red Nacional de Investigación Pesquera y Acuícola, dependiente del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), quien fija en qué zonas marítimas se puede o no capturar con una visión de sustentabilidad y preservación de las especies.

Asimismo, resaltó la necesidad de actualizar el marco jurídico en la materia, por lo que se impulsarán once iniciativas para promover el sector en el Segundo Año de la Legislatura, “pueden estar listas en este periodo de septiembre a abril”, comentó.

La Comisión trabaja en al menos cinco propuestas para fortalecer las facultades del Inapesca y hacer eficiente el manejo de la carta pesquera para que se actualice cada dos años; controlar las especies; dictaminar la biomasa que existe en los mares y establecer un sistema de captura controlado que asegure la sustentabilidad en cada temporada.

“Es imperativo que exista un marco jurídico y se concientice por respetar la ley, porque no tiene caso tenerlo si nadie obedece la regulación”, vinculada a la comunicación interinstitucional porque las cifras del sector que emite la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca, el Inegi o Inapesca no coinciden ni con las de los productores, a fin de saber con qué especies se cuenta, la previsión de reproducción y explotación, lo que implica un trabajo de investigación científica sostenido, precisó.

Por su parte, el diputado del PAN, Ernesto Ruffo Appel, secretario de la Comisión de Pesca, destacó que “en una década se puede duplicar la producción de especies marinas a través de la acuacultura con la vinculación de la investigación científica y tecnología, porquela captura tradicional está llegando a su capacidad máxima”.

El país tiene una producción de alrededor de un millón 600 mil toneladas de productos marinos, el cultivo asciende a cerca de 400 mil toneladas. Estas cifras pueden duplicarse con el potencial de la acuacultura, que no se ha aprovechado, y que es más grande que la captura tradicional en embarcaciones o buceo.

El también coordinador de la Subcomisión para la Investigación en el Litoral del Pacífico, Golfo de México y Mar Caribe con Centros de Investigación y Academia en Materia de Pesca y Acuacultura, señaló que el análisis científico coadyuvará a identificar cuáles especies se pueden o no seguir explotando y las que requieren una atención especial para preservarlas, sin que corran el peligro de extinción y garantizar su repoblación.

Además, aplicar la tecnología para promover la producción inducida de especies marinas mediante su cultivo en granjas de agua dulce o salada, lo cual arroja índices de productividad elevados, un ejemplo es la industria del camarón, cuya tecnificación asegura captar una importante cosecha.

Existen otras especies difíciles de tener en un acuario, pero hay capacidad de producir grandes cantidades de larvas que son arrojadas al mar y empiezan a repoblarlo.

El diputado por Baja California, estimó que así como la agricultura ha arrojado altos índices de productividad, el mar lo podrá hacer y será una fuente de proteína muy importante para las familias y sustentabilidad de la alimentación, donde México tiene una gran capacidad frente al mundo, porque vivimos en una región con litorales muy propicios.

Artículo anteriorAfirma Villarreal García que elección para que su bancada presida la Mesa es “una nueva simulación”
Artículo siguientePropuesta del PAN debe garantizar una actuación imparcial e institucional en el ejercicio del cargo
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí