Cuba busca incrementar exportación de tabaco en rama

0
46

Por Raúl Menchaca

Imagen del 18 de octubre de 2019 de trabajadores laborando en un centro de proceso de tabaco en rama en la localidad de Pilotos, en la provincia Pinar del Río, Cuba. En el afán de aumentar las exportaciones, Cuba busca incrementar la venta de tabaco en rama, que se utiliza en la elaboración de la picadura de los cigarrillos. Pinar del Río produce casi el 70 por ciento de la hoja que se exporta desde Cuba, aunque ese porcentaje deberá crecer gradualmente con la reanudación del procesamiento del tabaco en rama para la venta en el exterior. (Xinhua/Joaquín Hernández)

Pinar del Río, Cuba, a 29 de octubre del 2019.- En el afán de aumentar las exportaciones, Cuba busca incrementar la venta de tabaco en rama, que se utiliza en la elaboración de la picadura de los cigarrillos.

En la provincia de Pinar del Río, en el extremo oeste de la isla caribeña, se reimpulsa este sistema de procesamiento luego de que estuvo abandonado durante años.

“El país antes exportaba mucho tabaco en rama, pero eso disminuyó por la decadencia de la producción y porque no teníamos mercado”, explicó a Xinhua el especialista agrícola de la estatal empresa Tabacuba en Pinar del Río, Virginio Morales.

Mientras recorría un recién inaugurado centro de proceso, Morales dijo que al reabrirse el mercado externo la provincia comenzó a trabajar en la reapertura de instalaciones similares para el tratamiento de la hoja.

“En este momento tenemos trabajando cinco, en los municipios de San Juan, San Luis, Consolación del Sur, Viñales y en la cabecera de Pinar del Río, mientras se alistan otros en los términos municipales de Minas, Guane y Mantua, para llegar a ocho”, agregó Morales, un profundo conocedor de la cosecha y procesamiento de la solanácea.

Este nuevo rubro de exportación nació del crecimiento de las áreas agrícolas que originó excedentes de la hoja de tabaco negro que no tienen uso en la industria del torcido, cuyos inventarios hoy alcanzan para la producción de un año en Cuba.

Ahora, con el trabajo de esos centros, la provincia prevé exportar este año tabaco en rama para la industria cigarrera por unos ocho millones de pesos (igual en dólares al cambio oficial).

En una de esas instalaciones, abierta en agosto último en la localidad de Pilotos, en Consolación del Sur, se reciben las hojas desechadas en las escogidas, las instalaciones que seleccionan la materia prima para la manufactura del tabaco Premium, que es el que se elabora de manera manual.

En una esquina del centro, las hojas son mojadas para darles humedad, después se colocan una sobre otra en mazos de 50 a 60 cigarros, gavillas que se ubican bajo grandes toldos para controlar la temperatura durante 15 o 20 días.

Todo se hace en ese lugar bajo la atenta mirada de Juan Carlos Pérez, un hombre que es el responsable del procesamiento diario de dos toneladas de hojas, que después de tener el color, olor y temperatura requeridos se colocan en tercios de unos 55 kilogramos que se envían hacia La Habana.

Esos bultos, como es tradicional en la industria tabacalera, se hacen con hojas de yagua, el tejido fibroso que rodea la parte superior y más tierna del tronco de la palma real.

“Lo que aquí se procesa se destina a la exportación porque está cubierta la demanda nacional”, afirmó Pérez, un hombre cuya familia tiene más de 150 años de tradición tabacalera, ya que en ese sector han trabajado sus padres, abuelos y bisabuelos.

Pérez, quien estudió psicología en la Universidad de La Habana pero terminó escuchando “la llamada de la tradición familiar”, habló con orgullo de la instalación, donde laboran 21 trabajadores, cuyos salarios están vinculados a la productividad.

Pero además de la supervisión del responsable, los clientes también revisan de manera periódica el resultado final del procesamiento, para comprobar el cumplimiento de los estándares de calidad solicitados.

“Cuando llega a los tercios, esa hoja ya cumple los parámetros pedidos por los clientes”, explicó Morales, cuyo conocimiento le valió ser seleccionado en 2018 como “Hombre Habano”, una distinción anual que se entrega en los festivales del habano que se realizan en Cuba.

Pinar del Río produce casi el 70 por ciento de la hoja que se exporta desde Cuba, aunque ese porcentaje deberá crecer gradualmente con la reanudación del procesamiento del tabaco en rama para la venta en el exterior.

Imagen del 18 de octubre de 2019 de trabajadores laborando en un centro de proceso de tabaco en rama en la localidad de Pilotos, en la provincia Pinar del Río, Cuba. En el afán de aumentar las exportaciones, Cuba busca incrementar la venta de tabaco en rama, que se utiliza en la elaboración de la picadura de los cigarrillos. Pinar del Río produce casi el 70 por ciento de la hoja que se exporta desde Cuba, aunque ese porcentaje deberá crecer gradualmente con la reanudación del procesamiento del tabaco en rama para la venta en el exterior. (Xinhua/Joaquín Hernández)

Imagen del 18 de octubre de 2019 de trabajadoras laborando en un centro de proceso de tabaco en rama en la localidad de Pilotos, en la provincia Pinar del Río, Cuba. En el afán de aumentar las exportaciones, Cuba busca incrementar la venta de tabaco en rama, que se utiliza en la elaboración de la picadura de los cigarrillos. Pinar del Río produce casi el 70 por ciento de la hoja que se exporta desde Cuba, aunque ese porcentaje deberá crecer gradualmente con la reanudación del procesamiento del tabaco en rama para la venta en el exterior. (Xinhua/Joaquín Hernández)

Imagen del 18 de octubre de 2019 de trabajadores laborando en un centro de proceso de tabaco en rama en la localidad de Pilotos, en la provincia Pinar del Río, Cuba. En el afán de aumentar las exportaciones, Cuba busca incrementar la venta de tabaco en rama, que se utiliza en la elaboración de la picadura de los cigarrillos. Pinar del Río produce casi el 70 por ciento de la hoja que se exporta desde Cuba, aunque ese porcentaje deberá crecer gradualmente con la reanudación del procesamiento del tabaco en rama para la venta en el exterior. (Xinhua/Joaquín Hernández)

Fuente: Xinhua

Artículo anteriorExportaciones madereras vietnamitas a paso recordista
Artículo siguienteCEPAL rebaja a 0.2% pronóstico PIB México 2019
Raúl Hernández Rivera En el periodismo desde 1966 en Excélsior, y desde 1971 con el tema de comercio exterior en revista Metrópolis 70 (1971-75), periódicos Uno Más Uno (1979), El Financiero (1983-84), Heraldo de México (1986), El Universal (1986-88), El Economista (1989-91), Asociación de Mexicana de Editores de los Estados (1994-97) y Agencia Mexicana de Información (1997-99). Revistas: de la Comisión Nacional Coordinadora de Puertos (de la Secretaría de la Presidencia de la República en 1976, Mi Ciudad (1982). Técnica y Humanismo (CONALEP en 1982); BARLOVENTO, (propia) sobre comercio exterior y Visión (1992-95). Otras actividades: Impartición de seminarios, cursos y conferencias sobre comercio exterior en el CONALEP SECOFI, Escuela Superior de Economía (IPN), Universidad Autónoma del Estado de México, ENEP Aragón y Acatlán Universidad de Colima y Universidad del Nuevo Mundo. Organizador de 36 viajes de prácticas a los principales puertos marítimos mexicanos. Asistencia a más de 20 diplomados sobre temas económico y político. Realización de 17 estudios especializados en materia de comercio exterior conjuntamente con estudiantes: "Ríos navegables en México", "El envase, empaque y embalaje", "Transporte de carga en FF.CC", "El Impacto de las comunicaciones y los transportes en el área de influencia del puerto de Manzanillo", entre otros. Coordinador del 1°, 2° y 3° Diplomado "El Concepto Integral del Comercio Exterior" en las LVI, LVII y LIX Legislaturas de la Cámara de Diputados. Director del Centro Cultural y Artesanal Xochicalco (1999-2001) desde donde se enviaron a Viena, Austria, seis contenedores de 40 toneladas cada uno de artesanías, beneficiando a más de dos mil artesanos mexicanos. Actualmente escribe los libros: Sobre puertos y marina mercante mexicanos, “Barlovento, crónica del saqueo”; “Maltratados por los Tratados mal tratados”. Una crítica mordaz sobre los tratados, convenios y acuerdos que nuestro país ha firmado en su historia, y “Comercialización, la gran ausente en el comercio exterior mexicano” sobre la carencia de una cultura de comercio exterior.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí