Turismo y economía casi sin vida a nivel mundial

0
44

Bruselas, Bélgica, a 21 de marzo del 2020.- El turismo aparece hoy como una de las principales víctimas de la expansión por el mundo del coronavirus COVID-19, con cierres de hoteles y llamados a cancelar movimientos.

La propia Estados Unidos pidió a sus ciudadanos que eviten los viajes internacionales y a los que están fuera regresen, bajo el peligro de quedarse afuera por tiempo indeterminado.

Autoridades de California pidieron a sus 40 millones de habitantes quedarse en casa.

Mientras, las líneas aéreas dejan a sus aviones en las pistas, los operadores de manera insólita piden no viajar y muchos hoteles pasarán a alojar a enfermos asintomáticos según reportes de este fin de semana.

Los efectos de la economía global paralizada empezaban a resultar evidentes, desde millones de flores sin vender apiladas en Kenia hasta el lento vaciado de los cielos del mundo.

El secretario general de las Naciones Unidas (ONU), Antonio Guterres, advirtió de una inminente recesión global quizás de dimensiones récord.

Los gobiernos del mundo tratan de encontrar un equilibrio entre la necesidad de confinar a sus habitantes en sus casas y la de mantener el suministro de medicamentos, alimentos y otros artículos esenciales.

En el Reino Unido, la categoría de trabajadores esenciales incluye a médicos, paramédicos y personal de enfermería, así como religiosos, camioneros, recolectores de basura y periodistas.

El presidente francés, Emmanuel Macrón, exhortó a los empleados de supermercados, lugares de producción y otros servicios esenciales a seguir trabajando.

Por otra parte, los países están imponiendo controles fronterizos y cuarentenas cada vez más estrictos para que una población se quede en casa y evitar la entrada de gente de fuera, con la esperanza de reducir los contagios, mientras se preparan para una avalancha de enfermos.

Como ejemplo, la mayor mezquita del sudeste de Asia, canceló las oraciones del viernes.

La gran mezquita de Istiqlal, en la capital de Indonesia, Yakarta, suele estar atestada con los miles de fieles que acuden a rezar en el día más importante de la semana para los musulmanes, pero en la cuarta nación más poblada del mundo, temen por el brote.

Todos estos cierres asestan un golpe al turismo global, cuando están los analistas muy lejos de determinar el verdadero monto de las pérdidas.

Fuente: Prensa Latina

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here